Fútbol | Valencia CF

Simone Zaza se lleva un buen susto

Zaza, durante el entrenamiento del miércoles. / Manuel Molines

El italiano se lastima la rodilla pero esquiva una grave lesión. El amistoso ante el Eldense estuvo a punto de costarle caro al ariete, que no está descartado para jugar contra el Betis la semana que viene

Toni Calero
TONI CALEROValencia

Un salto en el partidillo ante el Eldense y la rodilla de Simone Zaza hizo encender todas las alarmas. El amistoso se detuvo, los médicos sacaron del campo al italiano y minutos después, Zaza salía muy serio y en muletas, prácticamente sin poder caminar, del edificio principal de la ciudad deportiva de Paterna. El ariete se metió en el coche conducido por el fisioterapeuta Andreu Gramaje mientras los jugadores del Eldense desfilaban comentando la "mala pinta" que tenía la lesión de Zaza. Esa sensación era generalizada, así que hasta el resultado de las pruebas nadie del club se atrevió a aventurar nada conteniendo la respiración y a la espera de que la lesión no fuera grave.

Zaza no se ha roto. Los exámenes descartaron cualquier fractura, aunque la rodilla izquierda del delantero sí sufre una distensión. Exactamente "una distensión del compartimento externo de su rodilla izquierda". Se queda el '9' del Valencia pendiente de la evolución que presente en los próximos días, aunque, puestos en lo peor, es la mejor de las noticias que podía recibir el conjunto blanquinegro. La otra es que este fin de semana no hay Liga por los compromisos internacionales, así que la lesión de Zaza -tuvo opciones de ir con Italia- no llega en el peor de los momentos puesto que es probable que esté listo para jugar el domingo 15 en Sevilla.

Si no se complica, una distensión en la rodilla necesita de un tiempo de recuperación de entre siete y diez días. Zaza tiene nueve por delante para reengancharse al grupo y volver a salir como titular en el encuentro ante el Betis de Setién. Si finalmente el italiano no estuviera en condiciones, Marcelino García Toral confiaría la delantera a Rodrigo Moreno y Santi Mina sería el futbolista con más opciones de acompañarle puesto que, de momento, el 4-4-2 es inamovible para el técnico.

El equipo también estuvo pendiente a lo largo de la mañana del estado físico de Zaza, así que cuando se confirmó la distensión, los futbolistas lo celebraron en la comida que compartieron en un restaurante de Valencia junto al cuerpo técnico. Así estaba previsto antes del último entrenamiento que se celebrará hoy, previo a los dos días de descanso para el equipo. El partidillo ante el Eldense, que finalizó 0-0, estuvo marcado por esa lesión de Zaza y la ausencia de los jugadores que están sobrecargados como Parejo o Gayà. Anil Muthy y Mateo Alemany presenciaron la mayor parte del amistoso desde la grada del Antoni Puchades.

Fotos

Vídeos