Fútbol | Valencia CF

El Valencia CF quiere recuperar la comunión con la afición

Mateu Alemany, director general del Valencia CF
Mateu Alemany, director general del Valencia CF / EFE

«Queremos ver otro Valencia y otra relación con la afición y eso pasa por darles cosas que echan en falta. Estoy convencido de que lo vamos a conseguir», declaró

EFEValencia

El Valencia CF se ha marcado como objetivo para la temporada venidera recuperar su relación con la afición así como encontrar una estabilidad deportiva y social, aspectos que a juicio de su director general, Mateo Alemany, llegarán de la mano de los resultados sobre el terreno de juego.

«Hemos tenido dos años malos en resultados y en comunión entre equipo y afición. Para mí tan importante es lo uno como lo otro. Queremos ver otro Valencia y otra relación con la afición y eso pasa por darles cosas que echan en falta. Estoy convencido de que lo vamos a conseguir», dijo en declaraciones a EFE Alemany.

Además, el director general del Valencia cree que ha habido una inestabilidad importante en los dos últimos años debido a los resultados que han derivado en muchos cambios de personas, por lo que existe una necesidad de recuperar la estabilidad.

Más Valencia CF

«El cuerpo técnico y el club deben tener una línea clara. Todos estamos convencidos de que necesitamos una idea, un concepto y trabajar todos hacia allí», añadió Alemany.

En esa misma línea, el directivo del Valencia aseguró que los clubes que funcionan son aquellos que tienen «trayectorias largas, de forma concreta y en la misma dirección».

Respecto a sus primeros meses de trabajo en el Valencia, Alemany aseguró que no se ha llevado muchas sorpresas, ya que recordó que lleva tiempo en el mundo del fútbol y conoce las entidades.

«Me he encontrado cosas positivas que no conocía: buenos profesionales en la casa, un gran trabajo en el fútbol base, una gran ciudad deportiva y una gran afición, que este año pese a las dificultades ha dado píldoras claras de lo que es y lo que quiere», añadió.

«La afición nos dice que tiene muchas ganas de fútbol y eso es lo que tenemos que ofrecerle», explicó Alemany, quien también aludió a la cuestión del arbitraje y señaló que la postura debe ser siempre de respeto.

«Todo el mundo se queja, no conozco ningún club que diga a mí me ayudan los árbitros. Nuestra posición es clara: respetamos al estamento arbitral, creemos que los árbitros lo hacen lo mejor posible y tendremos una posición de ayuda y respeto máximo», dijo.

«Consideramos que las protestas dentro y fuera del campo no llevan a nada. Ellos son deportistas, se equivocan como nosotros y tienen todo nuestro respeto, la línea del club no va a ser protestar», agregó al respecto.

Además, se mostró partidario de la implantación de la tecnología para ayudar al colegiado y minimizar unos errores que asegura que no van a desaparecer pero cree que los va a minimizar.

«Para mí, el del rugby es un modelo a seguir, un deporte al que además soy aficionado y conozco bien. En el tecnológico y en el comportamiento de los jugadores, puesto que las protestas no existen en la cultura de ese deporte», apuntó.

Alemany también dijo que no tenía un «conocimiento profundo» de las soluciones que puede haber para la finalización del nuevo estadio del Valencia, pero cree que es un reto importante para el club «porque está allí y es algo que chirría de alguna manera, por lo que hay que buscar soluciones».

Unas soluciones que, según Alemany, pasan por la financiación y ésta a su vez por los bancos. «Estamos en ello, y en el momento que veamos un escenario claro, lo comunicaremos, ya sea hacia un lado o hacia otro. O acometemos directamente para continuar u optar por un retraso en el tiempo en la consecución del proyecto», explicó.

A la espera de conocer la decisión sobre la sanción de la Unión Europea al Valencia, Alemany tiene la expectativa de finalmente no le será impuesta, aunque habrá que ver el tratamiento que se le da y que capacidad de recursos tiene el club.

«No estamos de acuerdo y en cualquier caso vamos a recurrir. Habría que ver cómo se contabiliza esa situación, estudiar sus consecuencias presupuestariamente y ver cómo afecta al 'fair play', pero hasta que no tengamos una resolución es difícil de valorar», concluyó.

Fotos

Vídeos