Fútbol | Valencia CF

Sigue en directo el Real Madrid - Valencia CF

Soler y Asensio pugnan por el balón
Soler y Asensio pugnan por el balón / EFE

Alineación del Valencia CF: Neto, Montoya, Vezo, Murillo, Lato, Soler, Parejo, Kondogbia, Gayà, Rodrigo y Zaza | Once del Real Madrid: Keylor, Carvajal, Casemiro, Nacho, Marcelo, Kroos, Modric, Isco, Asensio, Bale y Benzema

J. C. VALLDECABRESValencia

Tiene razón Marcelino cuando dice que ganar esta noche en el Bernabéu no sería un sorpresón, pero cuando uno echa un vistazo a la estadística, los calificativos optimistas del entrenador pierden algo de gas. Sólo se contabilizan 9 triunfos valencianistas de las 82 visitas ligueras que se han vivido en el Bernabéu. Es verdad que tras esa primera jornada contra Las Palmas, en Mestalla entró una bocanada de aire fresco, pero todo hay que ponerlo dentro del contexto correcto. El Real Madrid ha ganado cuatro títulos en los últimos dos meses y aparentemente parece que Zidane ha dado una sensible vuelta de tuerca a los suyos, cambiándoles el chip por uno todavía más potente. Si antes el Madrid buscaba la quinta marcha y parecía que no sabía jugar a otra cosa, ahora parece que disfruta manejando el balón más pausado. Toda su pretemporada ha sido pensada para empezar a un altísimo nivel y ciertamente le ha salido bien.

Eso, lógicamente, complica algo más todo el trabajo previo que ha tenido que hacer Marcelino con su gente. El técnico ha tenido dos importantes cometidos esta semana: preparar este asalto al Bernabéu a corto plazo y, por otro y a más largo plazo, seguir cosiendo al grupo, ya con nuevos elementos en la plantilla. Porque, a decir verdad, son los nuevos los que sin jugar todavía un solo minuto ya han dado un plus de credibilidad a este equipo. Hoy, que seguramente se tendría que estar hablando de la significativa baja que para el Valencia supone la ausencia del dolorido Garay (todavía sin saber con seguridad si se quiere ir, si lo quieren vender o si se va a quedar), en cambio el discurso gira en torno a la presencia de Murillo en el centro de la defensa y, sobre todo, a la incorporación en el centro del campo de Kondogbia.

Si importante puede ser el matiz que debe aportar a la zaga el central colombiano (ya veremos cómo se entiende con Vezo); lo del gigante Kondogbia en la medular merecerá un capítulo especial. Con el francés, Marcelino no sólo se asegura un plus de agresividad y músculo que no podía aportar nunca por físico Medrán, sino un elemento más en apoyo de la gente de arriba. Decía Kondogbia cuando se le preguntó que prefería jugar con alguien por detrás de él para que le cubriera las espaldas. Marcelino, interrogado sobre esta cuestión, escogió la vía más técnica para no entrar en contradicción con su futbolista. Si Kondogbia estira hacia adelante su imponente zancada, será a Parejo a quien le tocará hacer de escudero y montar guardia atrás.

La incógnita al respecto se empezará a vislumbrar esta noche, porque si algo debe tener el Valencia para cumplir con el pronóstico de Marcelino es un guión con las ideas muy claras. En caso contrario, se expone a que el Madrid le pase por encima, como ha hecho con casi todos sus rivales este verano, incluido el Barcelona.

Los locales, sin centrales

Y eso, a pesar de que los madridistas llegan a la cita con la incertidumbre de saber que su defensa está en clara descomposición. Sergio Ramos está sancionado por su expulsión en Riazor, Jesús Vallejo se recupera de su lesión muscular y Raphael Varane sigue con su eterno problema cada vez que juega varios partidos seguidos (abductor derecho). Por eso Zidane debe inventarse un central y ahí se le presentan algunas variantes (retrasar a Casemiro o a Marcos Llorente), todas ellas de menor rango que las anteriores. Le corresponderá en cualquier caso sacar provecho de esta coyuntura al impetuoso Zaza y a un Rodrigo que tiene este año una larga cuenta pendiente que saldar con el valencianismo.

Del resto del once del Valencia, la única incógnita que se presenta es quién tapará el vacío de Cancelo. O sigue tirando de Nacho Vidal y avanza a Montoya, o desplaza a Medrán o se decide por un Santi Mina, del que tampoco se tiene muy claro si está dentro de manera definitiva o con pie y medio fuera.

En Madrid, además de los problemas en defensa, todo gira sobre Cristiano Ronaldo, aún sin estar él por sanción. «Tenemos soluciones y no considero que necesitemos refuerzos ni en defensa ni en ataque», afirmaba Zidane, quien quiso también dejar claro que el portugués, baja por esos cinco partidos que arrastra desde la Supercopa de España, no saldrá del club este verano. «No me he planteado un equipo sin Cristiano. Él está aquí y no se va a mover del Real Madrid. Es su club, su equipo, su ciudad. Está encantado con todo lo que hay en Madrid. No tengo ninguna duda», afirmó. Menos explícito se mostró el técnico francés al preguntarle si es cierto que el luso ha pedido un aumento de sueldo para seguir y renovar: «No voy a hablar de dinero. Si quieres hablamos del partido del Valencia, de cómo vamos a jugar, bueno tampoco (risas). Esto es una cuestión de Cristiano y del club».

Orellana, fuera de la lista

El Valencia ha decidido viajar este mismo domingo a la capital de España. No lo hará Orellana, a quien Marcelino ha decidido esta vez dejar fuera de la lista. El chileno no cuenta para el técnico pero, en cambio, sí que estuvo entre los convocados en la primera jornada. Ahora, tiene días por delante para decidir si se va al fútbol turco o si el Celta -ya sin Berizzo- lo recupera para la causa. Con Nani todavía metido en la enfermería y con Vinícius apurando lo que puede ser su última semana, el banquillo con el que llega el equipo al Bernabéu estará repleto de canteranos.

El Valencia, que hoy jugará vestido con la equipación de la senyera, no gana en una visita liguera al Real Madrid desde que lo hizo por 2-3 en 2008.

Fotos

Vídeos