Fútbol | Valencia CF

Valencia CF | Riba-roja incrementa su protección sobre Porxinos

Partida de Porxinos, donde el Valencia proyectó su ciudad deportiva / Irene Marsilla

El segundo proyecto urbanístico presentado por el club de Mestalla fue tumbado hace unos meses por la Conselleria de Medio Ambiente

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

El Ayuntamiento de Riba-roja no se olvida de Porxinos. El Gobierno local, contrario al PAI que proyectó el Valencia, defiende el blindaje total de la zona. El segundo proyecto urbanístico presentado por el club de Mestalla, y que incluía una nueva ciudad deportiva, fue tumbado hace unos meses por la Conselleria de Medio Ambiente. Ahora el Consistorio ha elevado la protección de uno de los elementos incluidos en la zona, la antigua masía.

«Ese edificio no se va a poder tocar, aunque alguien quiera en un futuro especular con esos terrenos. Era muy importante para Riba-roja porque esa masía forma parte de nuestra historia. Fue un motor económico y allí residió gente relevante de nuestro pueblo», señaló el alcalde, Robert Raga.

Paradójicamente, el proyecto que incluía la construcción de más de 2.000 viviendas y una ciudad deportiva, concebido en la etapa de Juan Soler en el Valencia, ya ponía en valor la citada masía. En el acuerdo entre el Ayuntamiento y el club de Mestalla se incluía que el edificio pasase a ser titularidad municipal. «Ahora mismo se encuentra en buen estado, pero al anularse el PAI seguirá perteneciendo a los mismos dueños», especificó Robert Raga, que subrayó: «Pasará a ser Bien de Interés Local, pero el pleno ha actuado de la misma manera con otras cuatro masías privadas y a dos propiedad del Ayuntamiento que hay en el término municipal de Riba-roja.

Una cusioridad es que este acuerdo se sacó adelante por unanimidad. Desde que en 2005 el Valencia gestó el Plan Porxinos, el PP -entonces en el gobierno local- se mostró a favor del PAI y el resto de los grupos, en contra.

La propuesta adoptada por el pleno de Riba-roja será ahora trasladada a la Conselleria de Cultura, que debe respaldarla. La iniciativa contempla la protección de las masías privadas -caso de la de Porxinos- y la rehabilitación del resto. En estos momentos es poco probable que el Valencia -u otro promotor- presente un tercer PAI en la zona, pero en cualquier paso se debería salvaguardar el edificio.

Fotos

Vídeos