Primer mandamiento: no harás un caño en defensa

Zaza y Montoya, en un momento de descanso de la sesión.
Zaza y Montoya, en un momento de descanso de la sesión. / lázaro de la peña/vcf

El técnico quiere ver las prestaciones de Carlos Soler como '6'Marcelino piensa que Cancelo se acerca más al puesto de interior y Nani tendrá sitio en la banda o como segundo punta

H. E. ÉVAIN-LES-BAINS.

La grada de Mestalla terminó la Liga con la frivolidad de Aderllan Santos en su área todavía en la retina. Un despeje de tacón en el minuto uno dejó en bandeja el gol de Soldado. Con Marcelino, el primer mandamiento es ninguna tontería en defensa. El futbolista que ose a tirar un caño, jugar de tacón o intentar una rabona en los dominios defensivos tiene fecha de caducidad.

La defensa es el punto de partida, la obsesión principal de Marcelino que se marcha de Évian con la satisfacción de ver cómo la teoría se ha llevado a la práctica con dos partidos sin encajar gol y con muy pocas ocasiones para el rival. El jueves aplaudió la intensidad de Garay para abortar una oportunidad del Sporting de Portugal.

La disciplina en defensa es innegociable. En tareas ofensivas, la libertad es mayor para los atacantes. Incluso el cuerpo técnico, desde el corsé abrochado en la retaguardia, aplaude el atrevimiento de cara a la portería contraria. Con un sistema de partida como es el 1-4-4-2, aunque en ocasiones el segundo delantero se descuelgue.

Tras Évian llega la estadía en Estados Unidos y Canadá a finales de la próxima semana. Allí no acudirán jugadores como Joao Cancelo, que el lunes vuelve a Paterna. Para Marcelino, el luso tiene más propiedades ofensivas que defensivas, por lo que en principio reserva para él un puesto de interior derecho. Para Nani, la banda o como segundo punta. El técnico considera que es un futbolista que aportará calidad y precisión al grupo.

Las reglas del juego

Aunque son futbolistas de indudable talento, en el nuevo proyecto pesará más la función encomendada que el nombre. El que no asuma las funciones en su puesto está fuera del once, se llame como se llame. Marcelino quiere ser honesto con todos sus jugadores y saben cuáles son las reglas del juego.

Uno de los puestos que queda por cubrir y que es básico para el sistema es el de pivote defensivo. El proyecto gira en torno a esta pieza. Carlos Soler podría ser una de las opciones, aunque Marcelino no tiene claro que sea el puesto ideal para uno de los futbolistas llamados a ser clave este curso. El técnico ya vio jugar a Soler como '6' en su etapa en la cantera de Paterna cuando el Valencia visitó Villarreal.

Tanto con Soler como con Cancelo, el técnico del Valencia quiere verlos en acción para decidir antes cuál es la posición que deben ocupar en el campo. Lo mismo ocurre con Nani, tanto en su posición de segunda punta como en banda.

De entre los jugadores del filial, las sensaciones de Eugeni fueron las mismas que en el primer partido. No estaba llamado a formar parte de la estadía en Évian pero ha aprovechado la oportunidad para seguir en enrolado en el primer equipo camino de Canadá. Ha dejado un buen sabor, más todavía cuando el chico, que es sub-23, puede alternar sus apariciones con el filial y el primer equipo del Valencia. Marcelino no quiere una plantilla larga con el fin de que todos los integrantes del primer equipo sientan que tienen la oportunidad.

Con Simone Zaza, sin duda uno de los jugadores más impetuosos de la plantilla, las sensaciones también son buenas por la nobleza que desprende el italiano.

Fotos

Vídeos