Fútbol | Valencia CF

Pendientes de la mejoría de Paulista

Marcelino en el entrenamiento de ayer.
Marcelino en el entrenamiento de ayer. / Jesús Signes

El central sufre unas molestias en el muslo derecho y es duda para el Ciutat. El brasileño terminó con problemas físicos tras el encuentro frente al Atlético, que remitieron y ahora han vuelto a aparecer

LOURDES MARTÍ Valencia

Un sólo gesto de dolor de Gabriel Paulista enciende las alarmas. El central brasileño ha estado fuera de los terrenos de juego mucho tiempo y el cuerpo médico del Valencia CF teme que se quiebre de nuevo. Ayer, en la segunda sesión preparatoria de la semana, el zaguero sintió molestias y el doctor Luis Silvestre lo llevó a un centro médico donde le realizaron pruebas para descartar rotura o lesión de gravedad.

Finalmente, Paulista sólo sufre unas molestias musculares en el muslo derecho y, según el club, nada tiene que ver con la dolencia en la rodilla que le mantuvo apartado de los terrenos de juego cuatro meses.

A su debut con la elástica blanquinegra ante el Atlético sólo le faltó el gol. En noventa minutos sobre el césped de Mestalla se convirtió en el cierre del equipo y dio la razón a un Marcelino que confía a ciegas en él. Fruto del esfuerzo de su impecable actuación tras tanto tiempo parado y ante un hueso como el equipo de Simeone, terminó con problemas físicos que no le impidieron cumplir durante todo el partido. Éstos parecían haber remitido pero ayer se resintió por lo que los doctores del club no dudaron en comprobar su alcance ya que el lunes los titulares sólo realizaron trabajo de regeneración en el interior del gimnasio.

El que también sufrió molestias, aunque en su caso tuvo que dejar el partido antes de hora fue Ezequiel Garay. El central salió de inicio con el brasileño pero se dolió del gemelo y tuvo que ser sustituido por Jeison Murillo. Tras el encuentro, el propio Marcelino dijo que esperaban que lo del argentino fuera algo pasajero. Ayer trabajó con normalidad aunque Garay es asiduo a la enfermería por lo que habrá que tenerlo entre algodones. Hasta el derbi restan tres sesiones preparatorias y Paulista tiene ese tiempo para probarse y ver si está en condiciones de jugar.

Si fuera así y suponiendo que Garay esté bien, el técnico asturiano deberá decidir si repite con los mismos de Mestalla ante el conjunto colchonero o le da la titularidad a otra de sus apuestas de la temporada, Murillo, quien cumplió en el Bernabéu. Su compañero Rubén Vezo, continúa al margen y todavía le quedan unas semanas para recuperarse de la operación de la rotura que sufrió en el quinto metatarsiano del pie izquierdo. No trabajó el portugués, como tampoco lo hizo Nacho Gil que sigue con problemas en su tobillo. El que volvió al trabajo tras un día de permiso por mudanza fue Gonçalo Guedes.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos