Las Provincias
Valencia CF

fútbol | valencia cf

Valencia CF | Marcelino García Toral sonríe ante su desafío más ambicioso

video

Sonriente. Marcelino, junto a Layhoon, sonríe a la cámara tras resolver los últimos trámites en el club / Irene Marsilla

  • El Mónaco se interesa en Nani y el Galatasaray por Negredo, pero el club se muestra prudente, sabedor de la dificultad que tiene en para remodelar la plantilla

  • El nuevo entrenador se empapa de la realidad del Valencia en una reunión de trabajo con dirigentes, Alesanco y Voro

Marcelino García Toral cruzará hoy por primera vez la puerta de Mestalla sintiéndose ya entrenador del Valencia. Lo hará después de que ayer empezara a empaparse de lo que es en estos momentos la realidad blanquinegra pero desde dentro, una cuestión que ya había tratado de avanzar en los encuentros y conversaciones previas que tuvieron con él tanto Mateo Alemany como José Ramón Alesanco.

Marcelino había decidido cuidar las formas y por eso ni fue a Cornellà en la penúltima jornada ni se presentó en Mestalla el domingo para ver al equipo en directo. Tampoco acudió a la ciudad deportiva de Paterna este lunes, pese a que por horario pudo haberlo hecho. Al fin y al cabo, no va a trabajar con un alto porcentaje de la plantilla actual. Así, poco después de que los actuales futbolistas del Valencia iniciaran oficialmente su periodo de vacaciones, Marcelino entraba a las oficinas del club.

Había aterrizado en el aeropuerto de Manises a primera hora de la mañana y casi al mediodía accedía a la sede del club como pasajero en un coche conducido por un empleado. Tenía que conocer personalmente tanto a la presidenta de la entidad, Layhoon, como a su sucesor, Anil Murthy, así como al resto de dirigentes y empleados. Lo hizo acompañado de sus dos fieles colaboradores (su segundo, Rubén Uría, y su preparador físico, Ismael Fernández), además de su representante, Eugenio Botas. No había esta vez detalle alguno que tratar respecto al contrato (de dos temporadas como mínimo) porque esta cuestión ya estaba totalmente finiquitada con anterioridad.

En esa visita al club, que se prolongó durante un par de horas, mantuvo lo que puede considerarse ya sus primeras reuniones de trabajo. Eso sí, ni habló con los periodistas cuando entró, ni cuando salió en el asiento de atrás junto a Layhoon, ni tampoco horas después cuando concluyó el almuerzo en un restaurante cercano y en el que también participaron tanto Alesanco como Voro, este último en su doble condición, tanto de reciente exentrenador como de inminente adjunto a la dirección general. Es verdad que allí, según admiten los presentes, se habló lógicamente de fútbol y de cuestiones que afectan al Valencia del presente y del futuro, pero no de una manera profunda.

De cualquier forma, Marcelino tiene ya las ideas bastante claras de lo que quiere para el Valencia y va a ser además partícipe de manera directa de todos los movimientos que decida hacer la secretaría técnica. En ese sentido Peter Lim ha cambiado su habitual proceder y ha dado margen de maniobra a la dirección general, que deberá eso sí tener en cuenta las opiniones tanto de Alesanco como del nuevo entrenador.

A Marcelino se le vio en todo momento un semblante alegre, quizás al hacerse cargo después de 19 años de profesión del proyecto más ambicioso en cuanto a pretensiones deportivas se refiere. A tres meses de cumplir los 52 años, el reto de enderezar al Valencia le llega también con unas connotaciones un tanto extrañas porque, no hay que olvidar, fue Quique Setién el primer candidato propuesto y negociado incluso por la dirección deportiva.

Marcelino, además, no ha pasado por el trámite de ir a Singapur, cuestión que sí hicieron sus antecesores (menos Voro), pero tampoco se descarta que el asturiano tenga pendiente su entrevista con Peter Lim antes de que el 3 de julio dé inicio oficialmente la pretemporada.

Ese día, a Marcelino le tocará repetir la experiencia que han vivido los últimos entrenadores del Valencia, es decir empezar la pretemporada con jugadores que el 31 de agosto dejarán de pertenecer a la disciplina blanquinegra. Sobre esta cuestión, Marcelino, Alemany y Alesanco ya han profundizado lo suyo. Que el Valencia quiere 'quitarse de encima' a jugadores que deportivamente no suman y que económicamente 'pesan' es un asunto que hasta los mismos protagonistas tienen bastante claro: desde Diego Alves a, por ejemplo, Negredo.

De momento el Valencia anda con cautela sobre esta cuestión del habitual mercadeo de verano, tanto en lo que a entradas se refiere como, sobre todo, a salidas. No hay nada avanzado más allá del fundado interés en Camacho. Todo, en definitiva, dependerá -como siempre ocurre- de las ventas. A ver cuánto se saca por los Alves, Abdennour, Santos, Joao Cancelo, Enzo, Bakkali y Negredo, sin descartar otras propuestas. Ayer, de hecho, se hablaba en Francia del interés del Mónaco en Nani -el Valencia no sabía nada- y de las pretensiones del Galatasaray en hacerse con Álvaro Negredo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate