Las Provincias
Valencia CF
Carlos Soler se lleva el balón ante Trigueros en el derbi de la primera vuelta ante el Villarreal
Carlos Soler se lleva el balón ante Trigueros en el derbi de la primera vuelta ante el Villarreal / AFP

fútbol | valencia cf

Carlos Soler, la imagen del nuevo Valencia CF

  • El centrocampista será fijo en las próximas campañas de una entidad que trabaja en recuperar el terreno perdido con la grada

  • El club se aferra al tirón del canterano para reenganchar a la afición

valencia. Entre el convencimiento y la cautela se mueve el Valencia a la hora de proceder con Carlos Soler. La explosión del canterano le ha dado vida al equipo en una temporada que se cierra el domingo con escasas noticias deportivas. Soler, criado en Paterna y siempre con el anhelo de vestir de blanquinegro en Mestalla, justificó con su fútbol en unos pocos partidos el interés no tan lejano de Barcelona y Real Madrid, entre otros, en convencerle para defender sus colores. Esa pretensión se cerró esta misma semana con la renovación del jugador hasta 2021 en un acuerdo que conlleva un considerable aumento de sueldo y una cláusula de rescisión que se dispara hasta los 80 millones. José Ramón Alesanco y Mateo Alemany culminaban así un trabajo iniciado por García Pitarch. Objetivo cumplido, retener a la perla.

Voro se atrevió a lo que no llegó Cesare Prandelli y el Valencia se convenció de que, futbolísticamente, Soler está hecho para el primer equipo pese a haber empezado la temporada en el Mestalla y contar con sólo 20 años. No sólo eso. La grada, necesitada de símbolos identitarios en un momento de crisis absoluta, se ha hecho de Soler. Y de Lato. Y de Rafa Mir, Sito, Nacho Gil y los otros canteranos que han ido apareciendo por la esfera del primer equipo. Soler, junto a Voro, ha sido la imagen de un Valencia que recuperaba posiciones en la tabla para escapar de forma definitiva del descenso. Y esa fuerza mediática es la que quiere aprovechar el club para próximas campañas.

Para un verano en el que se avecinan muchos cambios en la plantilla y falto de referentes, Carlos Soler va a ser un fijo en las distintas campañas -abonos, nueva camiseta, etcétera- que pueda llevar a cabo el Valencia. El canterano encarna los valores que Meriton pretende mostrar para ir recuperándose después de dos temporadas en caída libre. No salió bien el famoso viaje a Singapur del pasado verano. En esa imagen que el Valencia divulgó aparecían Javi Fuego -se marchó al Espanyol-, Ryan (cedido al Genk en el mercado de invierno), Jaume, Santi Mina y un Paco Alcácer traspasado al Barcelona cuando desde Meriton aseguraron que el de Torrent no se vendía.

La apuesta por Soler, y más después de anunciar la renovación, elimina cualquier sorpresa en este sentido y garantiza el apoyo de la afición a la figura del canterano. El Valencia, que trabaja para recuperar el terreno perdido con la grada, quiere jugar mejor sus bazas entre temporada y temporada para llegar a la 2017-2018 con una imagen renovada capaz de convencer al público.

En el otro lado de la balanza está el temor a la sobreexposición de Soler, que tan sólo lleva unos meses en la élite y ha tenido un impacto inmediato. La idea de que el valenciano protagonice las diversas campañas del club está bien asentada, pero los responsables del club ya han advertido que Soler no estará solo en esas promociones, que se harán de forma coral. Se confía, eso sí, en la buena 'cabeza' que el canterano ha demostrado hasta llegar aquí y en el entorno del jugador, clave para su ascenso.

«Gràcies, Voro»

Mientras el Valencia confía en el tirón de Soler de cara al futuro, en dos días se despedirá del banquillo otro símbolo blanquinegro. El club ya había avisado de que Voro recibiría un homenaje en el derbi ante el Villarreal y ayer, a través de la página web y las redes sociales, se lanzó un 'gràcies, Voro' para ir preparando la despedida del de l'Alcúdia sobre el césped de Mestalla. «A Voro tendrán que hacerle un monumento antes o después», dijo Quique Sánchez Flores antes del Espanyol-Valencia. Más tarde Gayà habló de «valentía» para definir la actitud del técnico cuando el equipo estaba en la lona y no daba la sensación de poder recuperarse. Además de poner un millón de euros en juego contra el Villarreal, el Valencia se prepara para dar por cerrada la quinta etapa de Voro al frente del equipo. El técnico, satisfecho con el cargo de adjunto al director general del club, recibirá en Mestalla el cariño de la afición valencianista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate