Las Provincias
Valencia CF

fútbol | valencia cf

Valencia CF | Una plantilla renovada para Marcelino

La plantilla del Valencia, en uno de sus últimos entrenamientos en la ciudad deportiva de Paterna
La plantilla del Valencia, en uno de sus últimos entrenamientos en la ciudad deportiva de Paterna / Juanjo Monzó
  • La columna vertebral está forzada a cambiar: desde la probable salida de Diego Alves hasta los cambios para el doble pivote, pasando por los centrales

  • El Valencia afronta un nuevo verano con la previsión de ajustar con otros jugadores un grupo que no ha funcionado

Nuevo entrenador, renovado proyecto, cambio radical en la filosofía de trabajo a nivel institucional y, lo que todo el aficionado valencianista espera y desea cada verano pero en especial este: una plantilla transformada y fresca. Para regenerar la ilusión del socio, con el rotundo objetivo de que Mestalla no siga vaciándose como está ocurriendo de una manera preocupante los dos últimos ejercicios (con entradas por debajo de los 25.000 espectadores), el reto lo tiene encima de su mesa José Ramón Alesanco: debe darle a Marcelino una plantilla mucho más competitiva que la que ha malvivido este año.

En eso está metido la dirección deportiva, que tiene a Mateo Alemany como supervisor general y al propio Marcelino en primera línea en lo que a la toma de decisiones se refiere. El Valencia 2017-18 tiene toda la pinta de que va a parecerse bien poco al de este año. Al menos esa también es la intención con la que se ha firmado al entrenador, del que se espera un rumbo alejado de estas dos recientes campañas.

La necesidad económica de vender que hubo el verano pasado para cuadrar las cuentas y salvar el dichoso fair play va a ser un capítulo repetido para las próximas semanas. Es la condena a la que está sometido el Valencia por no entrar en el juego europeo por segundo año consecutivo.

Hasta catorce jugadores tuvieron que salir -de manera escalonada- del Valencia a lo largo de la temporada que está a punto de finalizar, cifra que viene a igualar la 'limpieza' de vestuario que se vivió hace dos años (verano de 2014) cuando Peter Lim entró ya a saco en la planificación deportiva.

De momento, el único movimiento serio que ha realizado el Valencia y del que se tiene constancia es el segundo acercamiento de Alesanco al Málaga por el tema de Ignacio Camacho. El director deportivo confía en el ahora capitán del Málaga para que sea una de las piezas básicas del nuevo Valencia. Y si Camacho puede acabar como blanquinegro, al final el precio de la operación puede rondar los 12 millones de euros. Con Maksimovic, Orellana y Zaza integrados ya en las previsiones de balances de futuro -con los consiguientes desembolsos-, el margen financiero se estrecha.

Sobre todo por los planes que maneja la dirección deportiva, y que vuelven a pasar un año más por aligerar la nómina de porteros (Diego Alves). La 'revolución' no se detiene ahí porque se hace difícil pensar que Abdennour y Aderllan Santos puedan convencer a Marcelino. Además, regresa un Vezo que ha caído a Segunda con el Granada. Dando por hecho que conseguir la cesión de Mangala va a ser prácticamente imposible (le quedaría un año más de contrato con el City y es ahora cuando hay que sacar dinero por él), el Valencia vuelve a encontrarse un año después con la necesidad de parchear el centro de la defensa. El Valencia es por ahora el sexto equipo más goleado de Primera y eso ya lo dice todo.

Con el 4-4-2 que tiene Marcelino como sistema de cabecera y si el Valencia se trae a Camacho, es lógico hacerse una idea de que en el centro del campo van a haber salidas. A Carlos Soler (a punto de firmar la mejora y ampliación contractual) se le puede buscar un papel similar al que con Marcelino tenía Trigueros en el Villarreal. La cuestión es saber qué va a pasar para el futuro doble pivote con gente como Parejo, Enzo Pérez y Medrán. De momento todos juegan sus bazas. El 'verano futbolístico' se presenta largo desde el punto de vista valencianista pero parece poco probable que se repita lo que hizo García Pitarch: traer a los dos centrales titulares justo el último día de mercado.

De los cedidos, ninguno tiene cabida salvo Ryan. Desde el mencionado Vezo hasta Vinicius a los que habrá que recolocar, esperando sacar un buen traspaso por Negredo. Y luego están los canteranos Nando (Oviedo), Tropi (Alcorcón) y el lesionado Rober. El verano puede situar en el mercado a Nani mientras que Bakkali tiene todos los números para marcharse.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate