Las Provincias
Valencia CF

El equipo más azotado de Primera: 13 penaltis

Momento en el que Alves se lanza a su izquierda para detener el tiro de Cristiano. :: efe/GANDUl
Momento en el que Alves se lanza a su izquierda para detener el tiro de Cristiano. :: efe/GANDUl
  • El meta del Valencia reflexiona sobre la tristeza que supone que a un conjunto le castiguen los árbitros de esta manera

  • Diego Alves detiene su sexto lanzamiento de la temporada

valencia. No hay que darle más vueltas. Sirva la presente estadística como vaticinio. En las tres jornadas que quedan por disputarse hasta final de campeonato, al Valencia le van a pitar otro penalti. Lo que está por decidir es si será en Mestalla contra Osasuna, en campo del Espanyol o en el cierre en campo blanquinegro frente al Villarreal. Tal seguridad la da la estadística anteriormente referida. Que el Valencia lleve en las 35 jornadas disputadas hasta ahora la friolera de 13 penaltis en contra es desde luego digno de mención y uno de esos registros que hacen daño a la vista. La media es escalofriante. Cada 2,7 partidos suena el silbato del colegiado. Castigo desde los once metros. Por eso, lo normal sería apostar que en los tres encuentros que quedan, ya sea Diego Alves o Jaume, van a volver a enfrentarse al reto de la pena máxima.

Hacía 18 años que a un equipo no le habían cargado con estos 13 lanzamientos a estas alturas de campeonato. Que la cosa va mal para el Valencia ya se sabe, casi casi desde que empezó la Liga. Pero que los árbitros le hayan cogido gusto al asunto, es otra cosa bien diferente.

Está claro que muchas de esas 13 penas lo han sido, pero otras no tanto. La de ayer, por ejemplo. Quizás está a medio camino, entre la que se pitaría sin dudarlo y la que se podría pasar por alto. Parejo acciona sus brazos sobre Modric pero no todos los colegiados considerarían el gesto y el contacto como infracción. de hecho, Gil Manzano tardó en reaccionar, ya que seguramente fue su asistente quien le forzó a señalarlo.

«No es normal que el Valencia lleve tantos penaltis en contra. Se puede equivocar el árbitro como nosotros. Es triste para el club porque puede decidir un partido», reflexionaba al final el encuentro Diego Alves. No le falta razón en esta cavilación al brasileño. La conclusión que se puede extraer, tratando de observar las consecuencias, es que ya resulta demasiado fácil castigar al Valencia. Aunque los árbitros los designan tres personas (Sánchez Arminio, Puentes Leira y López Nieto), esta temporada se ha vivido la queja más o menos formal que hizo el club de Mestalla al verse perjudicado por los colegiados. Si ha tenido algo que ver, como causa o consecuencia, en esos 13 penaltis no se puede saber.

Aquella foto casi de 'postizo' que forzó Layhoon en Madrid con Sánchez Arminio y que publicitó el Valencia fue lo más destacado de las lamentaciones oficiales que a nivel institucional protagonizó la entidad. Todo es fruto también, por qué no reconocerlo, de la mala campaña que lleva el equipo. Al Barça, dicho sea de paso, todavía no le han pitado ni un solo castigo en su contra. También le llegan menos veces a su área.

Y menos mal que el Valencia tiene la fortuna de tener un guardameta que, al margen de que se le puedan discutir otras cosas, en lo que a penaltis se refiere es un número uno indiscutible. Diego Alves detuvo el sexto en este campeonato. Es el primer portero que puede ofrecer en su curriculum un dato así. A Cristiano Ronaldo, por ejemplo, le tiene tomada la medida. Alves se tiró a su izquierda y lo paró. Es el tercero: dos con el Valencia y uno con el Almería. «Son números, no me obsesiona en nada. Me sale natural, no busco ni me paso el día viendo cómo tiran los penaltis los jugadores. Desde pequeño tengo esta característica y estoy feliz», decía Alves.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate