Las Provincias
Valencia CF

Examen de casta en el Bernabéu

Los jugadores del Valencia realizan un rondo en una de las sesiones previas al partido del Santiago Bernabéu.
Los jugadores del Valencia realizan un rondo en una de las sesiones previas al partido del Santiago Bernabéu. / JESÚS SIGNES
  • Los blancos se juegan la Liga y el Valencia acude a la cita sin objetivos clasificatorios aunque el técnico exige a la plantilla una buena versión

  • «No concibo que nadie salga a pasearse», explica Voro antes de medirse al Madrid

madrid. Ya sabía el Valencia, así lo reconoció ayer Voro, que visitar el Bernabéu a falta de cuatro jornadas para el final podía significar una pelea abierta en muchos frentes. Es al inicio de Liga cuando se marcan en rojo las idas y venidas contra los grandes, pero el partido de hoy llega algo descafeinado para el valencianismo. Es cierto que el Real Madrid se juega la Liga, como estaba previsto en los planes de los técnicos meses atrás, pero es el Valencia quien acude en tierra de nadir. Ni siquiera la posibilidad de luchar por una plaza europea, porque el objetivo Champions quedó fuera de concurso para el equipo blanquinegro en los primeros meses de competición. Ahora, sellada la salvación y con el punto de mira en la undécima posición que ocupa el Celta, este Valencia ocupado ya en una nueva regeneración no pone hoy nada matemático en juego. Pero sí el honor.

Los técnicos siguen empeñados en no arrojar la toalla, en ofrecer al menos una versión digna que no se dio en la primera mitad contra la Real Sociedad y escuece lo suyo entre los aficionados. Así que el discurso de Voro previo a verse las caras con el líder transita por ese cauce: el de la necesidad de competir, dar guerra y pelear los puntos aunque sean lo de menos. « Estamos centrados en que todos den el máximo, no podemos agarrarnos a nada más, por desgracia estamos sin objetivos, pero vamos con la libertad y sin la presión para poder rendir bien», manifestó el técnico, que aseguró no concebir «que nadie salga a pasearse». Y menos en un escenario así.

El Valencia llegó ayer a Madrid ciertamente sosegado. El director general, Mateo Alemany, esperaba en la capital a la expedición. Hoy estará sentado en el palco junto al hombre, Florentino Pérez, que le quiso para su proyecto hace ya algunos años. Para Anil Murthy, el presidente que relevará a Layhoon, supone el estreno en el Bernabéu. Y en el ambiente pesa la dificultad de frenar a un Real Madrid a quien sólo le sirve la victoria, pero también el repaso a la historia y los duros golpes que el Valencia ha propinado a los blancos en más de una ocasión.

Con muchas bajas, el Valencia saldrá con lo que tiene. La referencia en ataque -Simone Zaza- no está, pero a Voro le duele más aún la ausencia de Joao Cancelo. «Necesitamos gente con recorrido en la banda y Cancelo es una baja importante para este partido», admitía. Montoya, en principio encargado de Cristiano Ronaldo, va a ocupar el lateral derecho, Garay y Mangala son fijos en el centro con la duda de si Voro se decidirá por Gayà o Lato.

A partir de ahí se complica el panorama pero crecen las opciones. Si el Valencia apuesta por el 4-3-3, lo lógico es que Medrán comparta zona con Parejo y Carlos Soler. Si se escoge el 4-2-3-1 hay un hueco para Fabián Orellana. De las palabras de Voro se desprende que arriba Santi Mina y Munir son fijos. «Munir te da más velocidad y Mina trabajo», argumentaba. Hay un sitio para Nani y a la espera, jugadores como Bakkali y Rodrigo Moreno. «Tenemos que intentar aprovechar los espacios porque ellos tienen muchas posibilidades de hacerte daño. Debemos partir de una buena organización defensiva pero sin meternos atrás sabiendo que ellos son letales al contragolpe», explicó Voro.

«Prefiero el Madrid C»

El planteamiento de Zinedine Zidane está más definido porque no se puede guardar nada. Si ante el Dépor descansaron varios titulares, hoy el Real Madrid saldrá con todo. «¿Si prefiero el Madrid 'a' o el 'b'? Prefiero el 'c', el filial», bromeó Voro: «El Madrid tiene jugadores de un nivel espectacular. No me dice nada que jueguen unos u otros». Zidane recupera para el centro del campo a su tridente (Casemiro, Kroos y Modric) y en ataque son seguros Ronaldo y Benzema con opciones entre Asensio e Isco para completar el once.

El árbitro, después de semanas de Champions League con mucha polémica, es otro de los actores a quien se va a seguir con lupa esta tarde. «Está sujeto a muchísima presión y cualquier error puede favorecer a alguno de los que están peleando por la Liga», dijo Voro, quien identifica el verdadero problema a superar en «los que corren» y no en el caldeado ambiente que pueda haber hoy en el Bernabéu.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate