Las Provincias
Valencia CF

Un año sin Peter Lim en Valencia

Un año sin Lim
  • Alemany avanzó en su presentación que el empresario de Singapur le dijo que su intención era venir, pero en casa sólo quedan tres citas

  • El 1 de mayo estuvo por última vez en Mestalla para el Valencia-Villarreal y luego se sentó junto a Florentino en el Bernabéu

El calendario no perdona y a Peter Lim parece que menos. Un año sin pisar Valencia. Así como quien no quiere la cosa, el máximo accionista de la entidad cumplirá este próximo lunes 1 de mayo el primer aniversario de su particular ausencia del campo de Mestalla. Un año viendo por televisión al equipo por el que ha desembolsado 230 millones de euros. Fue en aquel Valencia-Villareal , antepenúltimo partido de la temporada pasada, cuando el empresario de Singapur apareció por el estadio acompañado por su esposa y por su habitual séquito de seguridad, para observar las evoluciones del equipo, entonces entrenado por Pako Ayestarán. No se sentó en la zona noble donde se sientan directivos y vips sino en el palco privado que tiene Meriton justo detrás. Desde entonces, no se ha sabido nada más de él.

No hubo aquel día ni un amago de los aplausos que tiempo atrás le dedicó la afición cuando fue recibido a pie de calle por Amadeo Salvo como si de un alto dignatario se tratara. El 0-2 que le endosó el Villarreal contribuyó de manera descarada a que a Lim prácticamente se le ignorara. El público ya estaba cansado de ver a su equipo sin dar la talla (era noveno clasificado) y por no haber no hubo ni bronca. Es más, muchos espectadores empezaron a abandonar el estadio antes incluso de que se pitara el final.

De eso pues que se libró Lim, que la verdad sea dicha, no ha tenido mucha suerte cada vez que ha pisado el campo valencianista. Esta temporada no lo ha visto todavía pero la pasada tuvo la 'negra', por así decirlo. De los nueve encuentros que vio en Mestalla sólo pudo saborear el triunfo en uno. Y eso que precisamente la campaña empezó por todo lo alto, con aquel Valencia-Mónaco (3-1) de la previa de Champions que sí pudo disfrutar en directo, como también el Mónaco-Valencia (2-1) de vuelta. Lo demás fue para él -y también para la afición- un martirio.

Ahora, en Mestalla, de las reverencias iniciales y del '¡Peeeeeter, Peeeeeter!' se ha pasado a la acidez. Se escucha desde la Curva Nord, en pleno partido, eso de '¡Peter no, Kempes, sí!', además del habitual '¿Dónde está, Peter Lim?'. Por si fuera poco, hasta Singapur -vía prensa escrita asiática- han llegado también las protestas que se hacen en la calle delante de tribuna.

Avanzó el día de su presentación Mateo Alemany que Peter Lim le había expresado su intención de venir. Pero el nuevo director general no dijo cuándo. Quedan tres partidos en casa. Cada vez que se le ha preguntado por esta cuestión a Layhoon, quien dice hablar en boca del máximo accionista, ésta -con cierto malestar también- ha argumentado que se ha dado el caso que Lim nunca ha pisado personalmente empresas que ha adquirido.

El fútbol es diferente y siempre se ha dicho, en cambio, que lo que verdaderamente pretendía el magnate asiático era disfrutar y dejarse ver en las grandes citas. Por eso no extrañó tampoco que después de presenciar al Villarreal en casa acudiera al Santiago Bernabéu para ver el Real Madrid-Valencia (3-2). Allí se produjo una variación importante en la línea de discreción que había querido tener casi siempre Lim. En lugar de sentarse en una zona discreta del palco, como sí ocurrió por ejemplo en otros escenarios como por ejemplo el del Getafe, dio un paso adelante y se le vio en la primera fila junto a Florentino Pérez. Fue esa la primera ocasión en la que se pudo extraer la conclusión de que Lim quería sacarle jugo, ante el presidente madridista, a su condición de dueño de la entidad.

«Lim no es feliz de cómo está la situación, está disgustado. Quiere que esto cambie. Vendrá, tiene intención de venir, supongo que cuando sus obligaciones se lo permitan. Es el primero que le gustaría ver a su equipo. Me dijo que tenía esa idea en la cabeza», expresó Alemany.

Precisamente, en Málaga estuvo Layhoon charlando con otro máximo propietario al estilo de Lim, con la diferencia en este caso que Abdullah Al-Thani sí que está infinitamente más encima de la actualidad diaria del Málaga. Es más, lo último que se ha sabido es que Antiviolencia le ha puesto al jeque del Málaga una multa de 6.001 euros por negarse a acceder al campo con su coche por una zona no habilitada, donde había aficionados y a una velocidad inapropiada, «llegando a rozar la espalda de un agente». Al-Thani ya fue castigado con 1.500 euros por las críticas al colectivo arbitral con motivo del Betis-Málaga de la primera vuelta. Lim sólo ha hablado una vez y para dar una entrevista al club.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate