Las Provincias
Valencia CF

Las mil vidas de Parejo

Las mil vidas de Parejo
  • Pese a que la situación deportiva ha contribuido a calmar los ánimos, la relación entre el club y el jugador sigue siendo delicada desde el verano

  • El madrileño vuelve a revertir la tendencia y la grada le premia

Nadie daba un euro por la continuidad de Dani Parejo en el Valencia cuando en Inglaterra, con Pako Ayestarán intentando ensamblar un puzzle imposible por la falta de piezas, el madrileño se declaró en rebeldía para que el club aceptara la irrisoria oferta de diez millones del Sevilla. Aquello se superó, pese a la brutal crítica de García Pitarch al futbolista y la indignación del valencianismo por el plante de quien había portado el brazalete de capitán. Parejo se disculpó, salió a jugar y su fútbol hizo el resto. Clave para Ayestarán y Prandelli, el de Coslada fue sumando minutos, goles y asistencias hasta el 20 de diciembre en otro punto que pareció de no retorno. Un cóctel molotov: vídeo de Parejo bebiendo en una discoteca y el equipo hundido en la clasificación.

A pesar de las disculpas del madrileño y la justificación (el Valencia no entrenaba al día siguiente), la situación se agravó hasta tal punto que ambas partes concluyeron que lo mejor era encontrar una salida en el mercado de invierno. Parejo estaba exhausto desde mucho antes -se resignó a jugar entre el rumor de la grada- y el Valencia dispuesto a traspasarle siempre y cuando llegara una propuesta superior a la del Sevilla. Pero no. Monchi se apartó por «no marear» y la ventana de fichajes se cerró sin movimiento respecto al '10'. Voro respiró porque consideraba fundamental mantener a Parejo para que el equipo se despegara de la zona baja.

Encuentros como el de la victoria ante el Real Madrid, donde el madrileño firmó una actuación soberbia, y de forma general la sensible mejora vivida por el Valencia ha contribuido a calmar los ánimos respecto a la figura de Parejo. No sólo eso, porque ya son varios partidos en Mestalla escuchando muchos aplausos para el centrocampista, incluido este último contra el Sevilla en el que Parejo salió ovacionado a tres minutos para el final. Fue la demostración de que el jugador ha vuelto a revertir una tendencia negativa hasta encontrar el premio de la afición.

En cualquier caso, la relación entre Parejo y el club sigue siendo muy delicada, según admiten fuentes cercanas al jugador. Las polémicas acumuladas dejaron huella y es por ello que no se descarta otro verano movido. De momento, y teniendo en cuenta que el Valencia acaba de incorporar a Mateo Alemany, está en plena transición presidencial y aún no ha cerrado el capítulo del próximo entrenador, el club aún no ha movido ficha sobre Parejo en ningún sentido. Si los responsables del Valencia apuestan por poner a la venta al jugador, el futbolista -en una situación similar a la de Diego Alves- podrá tomárselo con calma para decidir.

Parejo tiene contrato hasta junio de 2020 y una de las fichas más altas de la plantilla, puesto que percibe unos 2,5 millones de euros netos por temporada. Así, y aunque se ha visto fuera del Valencia en diversas ocasiones, se puede permitir escuchar las proposiciones que vayan llegando con la garantía de un jugoso contrato en Mestalla. Todas las opciones están abiertas de cara al verano para un Parejo que en Granada recibió una camiseta conmemorativa por sus cien victorias como valencianista. El centrocampista cumplió el domingo 28 años, pero esta es su sexta temporada en el club y aunque no está en las cifras goleadoras de las dos últimas campañas (lleva cinco entre Liga y Copa), sigue siendo clave para el Valencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate