Las Provincias

Valencia CF

El Valencia CF exige a Prandelli más de 3,5 millones de euros de indemnización

Prandelli, en el encuentro entre el Valencia y el Granada que finalizó 1-1. :: juan j. monzó
Prandelli, en el encuentro entre el Valencia y el Granada que finalizó 1-1. :: juan j. monzó
  • El club asume que el proceso judicial puede alargarse dos o tres años pero defiende que el italiano dañó la imagen de la entidad

El Valencia va a por todas contra Cesare Prandelli. El club ya anunció que reclamaría una indemnización al técnico italiano por su dimisión el pasado 30 de diciembre y la reclamación, tras analizar todos los detalles del contrato, va a ser completa. El Valencia quiere que el entrenador indemnice al club con la totalidad del contrato que le quedaba por cobrar. Prandelli percibía un salario anual de más de dos millones de euros netos, por lo que la indemnización que la entidad de Mestalla le exige puede rondar los tres millones y medio.

El Valencia está empeñado en que el adiós de Prandelli no salga gratis y que siente precedente para que ningún técnico pueda hacer lo mismo en un futuro. La reclamación al italiano es millonaria, con el fin de que no se quede sólo en un aviso. En la entidad, según las fuentes consultadas, entienden que el proceso va a ser largo -entre dos y tres años- pero quieren aguantar el pulso para ingresar el dinero. El club es consciente de que seguramente será complicado percibir toda la cantidad aunque han exigido el máximo -la vía judicial está encaminada- para que Prandelli tenga que abonar la mayor cantidad posible al Valencia.

En Mestalla consideran que la actuación del italiano se alejó mucho de lo honorable. Apuntan que el daño económico y deportivo causado fue grave y que dejó en el club una situación muy importante sin resolver como fue la permanencia durante varias semanas en el cuerpo técnico de todos los ayudantes que se trajo desde Italia.

Caso Benítez

El Valencia defiende que de la misma manera que cuando se despide a un entrenador hay que pagarle hasta el último euro del contrato firmado, el técnico debe asumir la misma responsabilidad cuando dimite y deja el cargo. El club se vio obligado a asumir una nueva responsabilidad económica y deportiva con Voro, que pasó a ser el responsable de la preparación de la primera plantilla.

El precedente existe en el caso de Rafa Benítez, que tuvo que indemnizar al Valencia con 600.000 euros al renunciar al año de contrato que le quedaba -temporada 2004/05-. En su día el club denunció a Benítez, con el que acababa de ganar la Liga y la Copa de la UEFA, ante Magistratura de Trabajo por incumplimiento de contrato. Las relaciones entre el Valencia y Prandelli no son buenas y todas las negociaciones que se han llevado a cabo para tratar en encontrar una salida amistosa a este problema han naufragado. La situación es cada vez más tensa y el club no va a dar su brazo a torcer para que el italiano abone hasta el último euro de su contrato. El club mantiene la idea de ir hasta el último extremo para que la decisión del técnico no le salga gratis.

Además, en la entidad están muy molestos con la actitud de Prandelli. Consideran que, tras marcharse de Valencia, se ha dedicado a desprestigiar la imagen del club, de la plantilla y de la directiva con continuas declaraciones que atacan directamente al Valencia Club de Fútbol. Por eso, si no hay variación de última hora, el fin de la relación entre entidad y entrenador no va a ser amistosa y se va a resolver ante los tribunales.

Tras abandonar el Valencia, el exseleccionador italiano hizo un carrusel de entrevistas en las que cargó con dureza contra la gestión de Meriton. El día de su adiós, unos minutos después de que el entonces director deportivo, Jesús García Pitarch, y el consejero Anil Murthy, dieran su versión sobre el caso, Prandelli se despidió de la afición valenciana en el salón de actos de un hotel sin admitir ni una sola pregunta de los medios de comunicación. El Valencia de Prandelli sólo logró seis puntos de los 24 que disputó. Ocho partidos en los que el club de Mestalla no logró alejarse de los puestos de descenso. El preparador, en el día de su adiós, aseguró que tenía un buen contrato, que estaba bien pagado pero que prefería irse debido a que no era autónomo en la toma de decisiones y que el proyecto que unos días atrás le había prometido el propietario en Singapur finalmente no se iba a cumplir. El fichaje de Zaza, que finalmente sí que llegó al Valencia en el mercado de invierno, fue el desencadenante de una crisis que terminó con Prandelli y García Pitarch fuera del club de Mestalla.

La etapa del italiano en Valencia pasará a la historia por su 'fuori'. En rueda de prensa cargó con dureza contra la plantilla a la que señaló como los responsables de la mala marcha del equipo en Liga. Prandelli invitó a salir a todos aquellos futbolistas que no quisieran dar lo máximo por el escudo. Aquella rueda de prensa le sirvió para ganarse a parte de la afición, que se postuló a favor del técnico tras una maniobra dirigida a la galería y con el objetivo de no asumir su responsabilidad como preparador de la plantilla. Aquel 'fuori' no sirvió para que la plantilla reaccionara, ya que la imagen en Anoeta fue una de las más lamentables de la temporada.

Prandelli, además, no quería a Voro en el círculo más íntimo del equipo. El entonces delegado asumió las riendas del equipo hasta el final de temporada con el objetivo de salvar al equipo. Ahora mismo, el Valencia se sitúa en una zona templada de la clasificación y con la autoestima recuperada.

El Valencia, según han confirmado fuentes autorizadas del club, se va a mantener firme en la reclamación a Prandelli y va a exigir el pago íntegro del contrato de las dos temporadas por las que firmó el italiano. El club insiste en que en caso contrario hubiera tenido que indemnizar al italiano por lo que, con el caso Benítez como precedente, tiene la razón y piensa iniciar la vía judicial.