Las Provincias
Valencia CF

Anil Murthy, el encargado de humanizar a Meriton

Anil Murthy. :: d. torres
Anil Murthy. :: d. torres
  • Murthy aterrizó en Valencia con toda la familia. Mujer, niño y perro. Y vive en el centro

El cambio es radical en la presidencia del Valencia CF. El perfil y el carácter de Anil Murthy, el consejero que llegó hace unos meses para ser presidente del club a partir del 1 de julio, se aleja de la imagen de mármol de Layhoon Chan. El golpe de timón de Lim busca mayor proximidad.

Murthy aterrizó en Valencia con toda la familia. Mujer, niño y perro. Y vive en el centro. Incluso el robo que sufrió en casa hace unas semanas despertó cierta compasión. Los cacos se llevaron dinero, zapatos y un misterioso pendrive.

Le gusta el fútbol. Ahora es del Valencia pero también es hincha del West Ham. Se lo impuso su hermano mayor y en casa hay decisiones que no se discuten. Dicharachero y cercano. Lim le pidió, antes de incorporarlo, que aprendiera español en un plazo máximo de seis meses. Ha cumplido. Diplomático del gobierno de Singapur en París. Su trabajo le ha venido bien para suavizar la imagen de Meriton. Siempre un gesto amable.

Murthy es encajador. Hace falta para sobrevivir en el palco. Ante el Celta, en Copa, no salió a la carrera. Se mantuvo firme. Eso es lo que busca Peter Lim, que no haya un paso atrás en pleno chaparrón. Murthy quizá no tenga la capacidad negociadora a la hora de cuadrar los números pero ese no será su cometido. El suyo sólo es fútbol. Los asuntos de Bankia y Lim serán tema de Layhoon Chan. Los asuntos internos, trabajo de Kim Koh. Debe recuperar a la grada. La gran crisis de fin de año no le chamuscó. Era un recién llegado. El sapo de la dimisión de Cesare Prandelli se lo tragó el entonces director deportivo, Jesús García Pitarch. Murthy, recién llegado, se limitó a leer un comunicado. El adiós de García Pitarch tampoco fue un problema. El de la Pobla de Vallbona fue señalado por Prandelli en su despedida, por lo que el camino estaba ya hecho. Murthy salió sin un rasguño de la guerra.

Tiene por delante dos meses para un curso acelerado como presidente. El salto -estaba llamado a ser el heredero de Layhoon Chan- quizá ha llegado antes de lo previsto. Todo estaba estructurado para que fuera a final de la temporada, pero los acontecimientos han precipitado una decisión que persigue salvar el futuro de Meriton.

Murthy tiene la complicada labor de cubrir los silencios de Peter Lim aunque esta vez se verbalizarán en español. En su primera visita a las peñas ya tuvo un resbalón. «No te creo», contestó a una señora que le trasladó el descontento de la afición. Deberá echar mano de un vocabulario para buscar el término ajustado.

El tiempo de cortesía se extenderá hasta el mismo 1 de julio. La decisión anticipada obliga a ejecutar medidas inmediatas de cara a la nueva temporada. Murthy está obligado a responder con contundencia para poner a salvar el nuevo proyecto de Lim.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate