Las Provincias
Valencia CF
Lim y su esposa en Mestalla. :: jesús signes
Lim y su esposa en Mestalla. :: jesús signes

El Valencia CF blindó la permanencia del club en la ciudad

  • El presidente del Celta asegura que va a sacar al equipo de Vigo, una posibilidad que no podría realizar Peter Lim por contrato

valencia/vigo. El presidente del Celta, Carlos Mouriño, lanzó ayer un órdago al Concello de Vigo y anunció que va a sacar al equipo de la ciudad. Mouriño ha insistido en que la decisión es irreversible y que se toma después de estar ocho años luchando para que el conjunto celeste crezca, un objetivo que se ha frenado desde la propia autoridad local. «Me gustaría como vigués que el Celta permaneciese en Vigo pero es imposible», señaló el presidente del club.

La decisión que ha tomado el presidente vigués en ningún caso se podría trasladar a Valencia pese a que el dueño, Peter Lim, posee más del 80% de las acciones del club. En las bases del proceso de venta, el entonces presidente de la Fundación del Valencia, Aurelio Martínez, y el que fuera presidente del club, Amadeo Salvo, firmaron unos mínimos que incluían que el nuevo propietario no podría sacar al club de la capital valenciana.

En el punto 6 del área social, se exige que el ofertante -en este caso Meriton-, «deberá obligarse a que las marcas Valencia CF y Fundación VCF deberán siempre permanecer asociadas a la ciudad de Valencia. De igual forma deberá obligarse a que la base operativa del Valencia CF no podrá ubicarse fuera de la ciudad de Valencia o su área metropolitana. La licencia federativa deberá estar vinculada a la Federación Territorial de la Comunitat Valenciana, a su provincia de Valencia».

Esta cláusula se incluyó en los conocidos puntos del proceso de venta con el objetivo de blindar la permanencia del club en la capital con la única frontera del área metropolitana. La ciudad deportiva está ubicada en el término municipal de Paterna y hay en planeamiento una nueva infraestructura en el área de Porxinos de Riba-roja. La idea era evitar futuras maniobras que pudieran sacar al club de su área de influencia.

El presidente del Celta fue especialmente duro con Abel Caballero, del PSOE, al que se dirigió directamente a través de las cámaras de Celta media. «No sigamos con engaños», espetó al alcalde. «No le diré cómo llevar el Concello, no me diga cómo llevar el Celta. ¿Por qué ese empeño en no dejarnos crecer? Si el crecimiento del Celta no es en Vigo con usted, será fuera sin usted». Mouriño aseguró que les echan de Vigo, se mostró desencantado con las obras en Balaídos y aseguró que quiere renovar a Berizzo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate