Las Provincias

Valencia CF

Valencia CF | La clave está en Paterna

Lato y Carlos Soler celebran el segundo gol del Valencia ante el Celta. :: jesús signes
Lato y Carlos Soler celebran el segundo gol del Valencia ante el Celta. :: jesús signes
  • Soler superó en el partido ante el Celta los 1.000 minutos con el primer equipo mientras que Lato se perfila como titular ante el Granada

  • Voro apuesta sin condiciones por la cantera y la jugada le ha salido perfecta

El Sadar fue el kilómetro cero. El punto de partida de Voro como entrenador hasta el final de la temporada. La pista de salida para la cantera del Valencia que, desde aquel día, iba a ser protagonista para salvar al equipo. Carlos Soler estrenó titularidad y Lato debutó en Primera División. La resurrección del Valencia pasa por estos dos jugadores más futbolistas como Gayà, que ya se ha consolidado en el primer equipo. Voro abrió las compuertas de Paterna para regar la falta de ilusión de un plantilla en barrena. Nacho Vidal y Nacho Gil también han subido el peldaño del primer equipo. El segundo incluso ha debutado. Otros, que ya ha entrado en la dinámica del grupo, esperan su oportunidad como Javi Jiménez -debutó en Copa-, Sivera -fue convocado por la sub21- y Fran Villalba -sus etapas ya no se queman de manera tan acelerada-.

Pako Ayestarán nunca se atrevió a darle la alternativa a Carlos Soler a pesar de que fue una de las piezas clave de la pretemporada. Prandelli echó mano del canterano en el suicidio colectivo de San Sebastián, cuando ya estaba todo perdido y como rabieta de entrenador. El italiano ya había decidido marcharse de Valencia

Soler amaneció en Pamplona. Voro, al que le encomendaron el objetivo más feo de todos, el de la salvación, apostó por la cantera para llegar a la línea de meta. El canterano superó los mil minutos jugados con el primer equipo ante el Celta el jueves y de los 14 partidos que ha disputado con el primer equipo, ocho han sido completos. Además, ha marcado tres goles. El último sirvió para sellar el triunfo ante los gallegos.

La irrupción de Lato llenó de optimismo a Mestalla. El lateral izquierdo, que todavía no ha cumplido los 20 años, fue un volcán durante los minutos que salió. Un producto más de la factoría de zurdos de Paterna y digno heredero de jugadores como Bernat, Jordi Alba y Gayà. La afición se marchó a casa con una dosis extra de vitalidad. Antes de Navidad, con Prandelli al mando, el club buscaba un lateral izquierdo porque al italiano no le servían los que tenía. Incluso Gayà, que se ha destapado como uno de los mejores jugadores en esta segunda vuelta, sufrió el capricho del transalpino. Voro le ha dado el orden exigido a un equipo que se ha arrojado a los brazos de la cantera como clavo para superar el bache. Lato, que debutó la temporada pasada en Viena ante el Rapid en la Europa League -de lo poco bueno que hizo Neville- ya ha jugado tres partidos de Liga con el primer equipo. El lateral está alistado para el once de Granada.

José Ramón Alesanco, a su llegada al club, fijó como objetivo que la mitad de los jugadores de la primera plantilla fueran un producto de la cantera del Valencia. Paterna ha dado un paso al frente y los futbolistas que han subido han demostrado que la apuesta es segura.