Las Provincias
Valencia CF

Dos problemas para el Valencia

Cancelo se reivindica tras marcar el tercer gol al Deportivo. :: manuel molines
Cancelo se reivindica tras marcar el tercer gol al Deportivo. :: manuel molines
  • El club intenta amortiguar el desplante de Cancelo y Voro parchear la baja de Gayà

  • El portugués se expondrá este jueves al dictamen del público en Mestalla y el lateral de Pedreguer estará ausente entre dos y tres semanas

Dos serios problemas se han añadido a la innumerable lista de cuestiones que llevan de cabeza al Valencia. Por un lado el incendio que Joao Cancelo provocó este domingo y que el club intenta apagar sabiendo que va a resultar poco menos que imposible; y, por otro, la nueva lesión de José Luis Gayà en los isquios de su muslo derecho (grado I) que le va a mantener alejado entre dos y tres semanas, precisamente en el mes más cargado de partidos.

De la noche a la mañana, a Voro se le ha acumulado la faena, tanto en lo deportivo para aleccionar al siempre renqueante Siqueira como recambio de Gayà; como en lo sicológico porque a Cancelo no puede darle 'descanso' este jueves -para evitar el debate de Mestalla-, precisamente porque Montoya es baja por sanción. Vamos, que el técnico está forzado a contar con el portugués para el flanco derecho y a Siqueira para la banda izquierda.

El portugués se entrenó ayer en la ciudad deportiva. Era a puerta cerrada y por lo poco que se pudo ver se observó al jugador charlar con Mangala antes de la sesión, e inmediatamente después de estos iba Voro. El cuerpo técnico valencianista estuvo de cualquier forma atento a Cancelo y el futbolista no dio ninguno signo que apuntara que no está mentalmente en condiciones de jugar este jueves contra el Celta. Es más, desde el club se intenta reconvertir la situación apuntando que esto le puede servir como aliciente añadido para elevar un nivel que desde hace demasiado tiempo estaba muy por debajo de lo esperado. Si es o no el Barça al final, se da por hecho su salida este verano.

Es inevitable que este jueves, la aparición de Cancelo sobre el césped de Mestalla causará bastante revuelo en la grada. La afición sigue castigando, pese al arrepentimiento casi inmediato del protagonista, el gesto de Cancelo de mandar callar al público y el posterior de señalarse el nombre de su camiseta, a modo reivindicativo tras marcar el tercer gol al Deportivo.

Este tipo de situaciones, además, chirrían justo ahora que por demasiados frentes el fútbol ofrece escenas desagradables entre público y futbolistas, incluso en partidos de niños. La Federación Española tiene en cuenta en su código disciplinario sucesos que pueden llegar a incitar a la violencia (artículo 70). No es el caso pero en el citado código se explica que se castigarán «los comportamientos y gestos agresivos y manifiestamente antideportivos de los futbolistas, cuando se dirijan al árbitro, a otros jugadores o a los espectadores...». El árbitro no hizo mención en el acta a Cancelo.

Lo que es evidente es que la situación en el Valencia alimenta la falta de conexión que esta temporada se ha observado entre el público de Mestalla y el equipo. Hace dos años, esta misma afición recibía el reconocimiento del fútbol español por su generoso apoyo. Ahora, la situación ha variado de manera notable. Y a Cancelo le quedan por delante 9 partidos complicados, sobre todo los 5 que todavía tiene que disputar el Valencia como local.

Prandelli descartó a Parejo

Con Montoya operativo, podría contemplarse que Voro emulara a Cesare Prandelli cuando el italiano, precisamente en su último partido como entrenador del Valencia (en la vuelta de la eliminatoria contra el Leganés), decidió no convocar a Parejo, justo cuando salió por las redes sociales el famoso vídeo en el que se veía al centrocampista madrileño en un local de ocio, copa y cachimba en mano. Parejo, precisamente, ha sabido sobreponerse al hecho de jugar como local con pitos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate