Las Provincias
Valencia CF

El Valencia suma y sigue para batir a su bestia negra

  • El equipo blanquinegro encadena su séptima victoria consecutiva ante el Santa Teresa, al que no había ganado aún en Liga

valencia. No es el Atlético de Madrid o el Barcelona, dominadores esta temporada de la Liga Iberdrola, pero el Santa Teresa se ganó a pulso que el Valencia resople cada vez que se ven las caras. El conjunto blanquinegro aún no había conseguido ganar a las extremeñas durante las últimas tres temporadas y ayer pudo al fin domar a su bestia negra para llevarse una victoria que le permite seguir en la tercera posición.

El triunfo ante el Santa Teresa consolida a a un Valencia que vive el mejor momento de la temporada. Son ya siete victorias consecutivas y trece partidos manteniéndose invicto. Está lejos el líder (a nueve puntos, con seis encuentros hasta el cierre) aunque el conjunto entrenado por Cristian Toro se resiste a decir adiós a la Liga. La jornada, además, permite a las valencianistas distanciarse del Levante, cuarto en la tabla, puesto que las azulgrana perdieron en su visita a Lezama por un ajustado 3-2.

Ni dos minutos tardó el Valencia en poner al Santa Teresa en apuros. Fue Mari Paz Vilas quien estrelló un balón en el larguero, apenas cuatro minutos después, la gallega volvería a visar a Mainguy. El conjunto blanquinegro creaba peligro acechando la portería rival, pero el tanto no llegaba. Y el Santa Teresa respondió con una ocasión que salvó Endler cuando se cantaba el 0-1.

Hasta pasada la media hora de juego no llegó el gol de Aedo, que aprovechó una internada de Joyce por la banda. El Valencia se ponía por delante y aún pudo ser mejor, pero Mari Paz volvió a toparse con la madera al filo del descanso. El resultado mantenía a las extremeñas en el encuentro, pero no conseguían intimidar demasiado cuando se acercaban al área blanquinegra. Banini, de las más activas, posibilitó el gol de Claudia Zornoza que cerraba el duelo. Luego, Mainguy se convirtió en protagonista porque de no haber sido por la guardameta, el Santa Teresa se hubiera llevado alguno más. El marcador no se movió, pero el Valencia ya había culminado su objetivo: acabar con su bestia negra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate