Las Provincias

Valencia CF
Mateo Alemany, a la derecha, el día en que traspasó el Mallorca a Lorenzo Serra Ferrer. :: efe
Mateo Alemany, a la derecha, el día en que traspasó el Mallorca a Lorenzo Serra Ferrer. :: efe

Mateo Alemany, cuestión de horas

  • Meriton ha elegido al expresidente del Mallorca por su trayectoria en la Liga y por no estar marcado por las guerras valencianistas

  • El balear se encuentra en Singapur para cerrar su llegada al Valencia de Lim

El pasado viernes, el entorno más próximo a Mateo Alemany apuntaba que su llegada a la dirección general del Valencia era cuestión de días. El expresidente del Mallorca se encuentra en Singapur para que el máximo accionista del club, Peter Lim, dé el visto bueno a su incorporación a la entidad de Mestalla. La visita a la casa del propietario se ha convertido ya en una costumbre para todos aquellos que van a formar parte del proyecto de Meriton en el Valencia. Un ritual para recibir la bendición de Peter Lim. Alemany, que ya pasó por Singapur -negocia desde hace dos meses su incorporación al Valencia- ha viajado de nuevo este fin de semana para ultimar los detalles e incorporarse la semana que viene a su nuevo destino.

La idea del club es presentar a su nuevo director general en las próximas horas. Si puede ser, al inicio de esta semana que entra y que Alemany ya esté en el palco de Mestalla en la próxima jornada ante el Deportivo. El exdirigente del Mallorca, que llegó hasta Peter Lim recomendado por Javier Tebas -la relación entre el Valencia y el presidente de la Liga se ha fortalecido y el acto que ha habido esta semana en el país así lo ratifica-, llegará a Valencia sólo y en su agenda, como ya apuntó este periódico, hay previstos una gran cantidad de cambios con el objetivo de dar un vuelco a la situación del club de Mestalla.

Meriton ha elegido a Mateo Alemany por dos cuestiones fundamentales. En primer lugar porque entiende que es un hombre de fútbol, con una trayectoria consolidada a nivel nacional y con una carrera exitosa en un club modesto como el Mallorca, que llegó a ganar la Copa del Rey con Alemany en la presidencia del club.

El próximo director general viene a cubrir la laguna de Meriton en la gestión futbolística. Alemany será el representante del club valenciano en foros como la Liga -su relación con Tebas es excelente- y en otros ámbitos. La idea de Lim es aligerar de trabajo a su guardia -Layhoon Chan, Kim Koh y Anil Murthy- para que Alemany se encargue de todos aquellos temas que los hombres de Meriton no dominan. Además, Lim buscaba a un español para tratar de acercar a la grada un proyecto muy dañado por los resultados deportivos.

Meriton, tras una intensa búsqueda, descartó finalmente colocar en el puesto a una cara valenciana para evitar futuros problemas. La experiencia con Amadeo Salvo como presidente ejecutivo no resulto beneficiosa para la propiedad y la etapa con Jesús García Pitarch como director deportivo tampoco terminó bien. Meriton considera que apostar por una cara vinculada al Valencia de manera directa siempre abre guerras que no interesan a la entidad. Por eso, la decisión final, apoyada por el consejo del presidente de la Liga y por otras personas muy cercanas a Lim, ha sido la de apostar por un nombre con recorrido en el fútbol español pero sin etiquetas vinculadas al Valencia.

Alemany tiene por delante varios cometidos para tratar de dar estabilidad a un proyecto muy cuestionado por la grada, que ya ha pedido la cabeza del dueño debido a la desastrosa temporada y la mala gestión deportiva que se arrastra. Ese será el primer gran reto del nuevo director general, que quiere tener el suficiente poder para tomar decisiones sin que tengan que pasar tantos filtros pese a que la última palabra, como siempre, será de Peter Lim, máximo accionista del club.

La construcción del nuevo estadio del Valencia, que se ha convertido en la mayor promesa incumplida por la propiedad, y la necesidad de rearmar un equipo lastrado por la venta de sus mejores jugadores y el fiasco en las contrataciones son otros de los retos del nuevo director general. A todo se une la necesidad de generar nuevos ingresos porque el plan de negocio dibujado por Lim para el Valencia se ha convertido en papel mojado.

Futuras incorporaciones

La presidenta Layhoon Chan ya informó a sus consejeros que la idea de la propiedad era acometer un cambio profundo en las estructuras de la entidad. La elección de Alesanco como director deportivo y de Vicente como secretario técnico fue el primer paso. El inminente nombramiento de Mateo Alemany como director general será el siguiente escalón que se va a subir. Una vez resuelta la punta de las pirámides deportiva y social se va a continuar con el resto de elementos.

Alesanco ha sumado a Domingo Catoira al departamento de la secretaría técnica -su llegada está prevista para esta misma semana- y Layhoon Chan ha mantenido reuniones con distintas personas, entre ellas Fernando Gómez Colomer, para valorar su posible incorporación. El área de Relaciones Institucionales puede ser la puerta abierta para el exjugador con un perfil similar a la labor de Emilio Butragueño en el Real Madrid.