Las Provincias

Valencia CF
Luis Vicente Mateo en la entrada  de las oficinas de la Academia  del Valencia CF. :: j. monzo
Luis Vicente Mateo en la entrada de las oficinas de la Academia del Valencia CF. :: j. monzo

Luis Vicente Mateo: «Soler y Gayà son el espejo para la cantera. Gente sencilla y ordenada»

  • «El objetivo es que ningún jugador valenciano que queramos esté en otro club», señala el máximo responsable de la escuela del club de Mestalla

  • Luis Vicente Mateo. Director de la Academia del Valencia Club de Fútbol

Luis Vicente Mateo (Benferri, 31 años) todavía no ha cumplido un mes como máximo responsable de la Academia del Valencia. Su nombramiento ha sido una de las sorpresas del año. Entra dentro de los cambios profundos de la entidad de Mestalla. Asume el reto. Sabe que en su mano está que Paterna nutra de jugadores al primer equipo como en los mejores tiempos. Los éxitos del Valencia siempre han estado asociados a la tierra.

A usted lo trajo Rufete.

Sí. Fue una oportunidad que no me creía. Se lo tengo que agradecer y si dijera lo contrario iría contra mis valores. Llegué en junio de 2013.

Su nombramiento como director de la Academia fue una sorpresa. ¿Cómo se gana la confianza de Alesanco?

Trabajando. Yo conocí a Alesanco cuando aterrizó aquí hace año y medio. Lo único que hice fue ayudar.

¿Fue una sorpresa para usted?.

Sí y no. Estoy en contacto diario con Alesanco, sé cómo es. Sé que estoy en la mira de todo el mundo porque no estaba en ninguna quiniela.

¿Qué modelo aplicará en Paterna?

Mi modelo es el de la continuidad de personas, de departamentos. No voy a descubrir nada ni traer a nadie porque aquí hay muy buenos profesionales. El modelo es dar una estabilidad a la cantera. Rufete inició un gran trabajo y Alesanco lo continuó. Y yo daré continuidad ganándome la confianza de los empleados. No me acomodo.

Cuando llegó en 2015 Alesanco dijo que quería que el 50% del primer equipo fuera jugadores de la cantera.

Es un objetivo complicado pero deben llegar los máximos.

Y dijo que al Valencia no se le debería escapar ningún niño de la Comunitat

La red de captación no es complicada siendo el Valencia. Tienes que llegar a acuerdos con escuelas. Compites con el Villarreal, que trabaja bien y tiene continuidad, pero nuestro objetivo es que ningún jugador valenciano que queramos esté en otro club.

Nabil se ha ido al City al cumplir los 16 años, el Barcelona también se llevó a jugadores. ¿Cómo se pueden frenar esas salidas?

Se puede fidelizar al jugador si lo tratamos de manera diferente a otros clubes. Ya lo hacemos. Siendo más cercanos y que el jugador sepa los baremos económicos a los que podemos llegar. Que el jugador sepa que si está con nosotros, en un entorno familiar, llegará a la elite mucho antes. El caso Nabil es difícil de controlar.

Nabil se ha ido y Kangin Lee se ha quedado.

Son casos diferentes, situaciones familiares distintas. Conozco a Nabil desde que tiene dos años pero si un jugador no quiere estar aquí... El club tiene que proteger al club.

¿Hasta dónde debe llegar el Valencia para mantener a un jugador?

Hay que hacer todo lo que esté en su mano pero los baremos están muy estandarizados. Sólo se superan en casos excepcionales. La familia y el entorno lo deben aceptar y el jugador querer estar. Los valores los dan el día a día. Yo defiendo al club.

¿Prefiere jugadores nacionales o extranjeros?

Del Mediterráneo. Se adaptan mejor a la cultura, a todo en general. De todas maneras ese debate casi ya ni existe con la reglamentación Fifa.

Rufete no quería que los niños tuvieran agentes.

Tenía matices el mensaje. Rufete quería normas para no perder el vínculo con la familia, no por estar en contra de los agentes. A partir de los 16 años permitimos representante. La norma no ha cambiado.

¿Los agentes distraen mucho?

Hacen su trabajo. Yo los respeto pero ellos tienen que respetar las normas del Valencia.

¿Y los padres de los niños?

En algunos casos despistan a los futbolistas. Hay padres de todo tipo, sensatos, los que creen que su hijo con seis años va a ser profesional.

¿Es bueno hablar con los niños de sus padres?

A veces muy bueno. Aquí hay un caso de un niño que ha decidido quedarse y ha puesto en orden a sus padres. Los niños a veces deben estar en las reuniones. Por eso también es buena la labor del psicólogo que ya tenemos.

¿Penalizan el mal comportamiento de los padres?

Sí, lo hacemos. Cuando uno se pasa de la raya hablamos y casi siempre lo entienden.

¿Les obligan a estudiar?

Les obligamos. Nos dan las notas. Y estamos muy pendientes de los que están en la residencia. Por lo menos que tengan la ESO, ciclo formativos e idiomas.

Hoy en día los futbolistas de elite son un mal ejemplo para los niños con sus coches, peinados...

Diría que no ayudan a los niños.

¿Soler y Gayà son un espejo en el que mirarse?

Sí, rotundo. Personas ordenadas, que puedes hablar con ellas, sencillas y que llevan aquí muchos años. Se involucran.

¿Por qué se buscan jugadores fuera cuando hay en casa?

Pasa en todos los clubes. Hay que tener una buena relación con la cantera. Si hay jugadores preparados estarán en el primer equipo.

Sivera es el portero del futuro pero tiene mucha competencia por delante en el Valencia.

Tiene que aprender a convivir y esperar su oportunidad, que la tendrá.

¿Es partidario de la cesión de jugadores?

Es bueno si tienes tres o cuatro jugadores en la misma posición pero es malo si tienes uno o dos y lo mandas a un club que no controlas.

¿Le gustaría que el filial subiera a Segunda A?

A mí me gusta que compita como lo hace este año y que el máximo de jugadores lleguen al primer equipo.

La fórmula de tener veteranos en el Mestalla ha funcionado.

Estaba bien argumentada. Un vestuario joven con dos veteranos. Alesanco es un profesional, que defiende al club a muerte ante el que se ponga por delante. Los resultados son buenos y han llegado jugadores al Valencia.

La figura de Alesanco despertó recelos.

Es un hombre de fútbol. Parece que lo que viene de fuera no vale sin dar tiempo a analizar el trabajo.

La propiedad tiene un plan ambicioso para Paterna.

La apuesta es decidida. En unos años será de nivel top. Va a mejorar en instalaciones y tecnología.