Las Provincias
Valencia CF

El Valencia CF | Sin temor al Camp Nou

Voro observa a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer, último antes de enfrentarse al Barcelona.
Voro observa a sus futbolistas durante el entrenamiento de ayer, último antes de enfrentarse al Barcelona. / MANUEL MOLINES
  • El Valencia visita a un Barcelona que no puede permitirse tropezar

  • «Con miedo no se va a ningún sitio, vamos a competir sabiendo que ellos son peligrosos y letales en el aspecto ofensivo», explica Voro

El gol de Santi Mina en abril de 2016 fue uno de los -muy pocos- momentos de satisfacción para el valencianismo durante la temporada pasada. Ese tanto, brillante y capaz de desarbolar al Barcelona, se escribió tras cincuenta segundos de posesión y 18 pases. El grito de Mina fue un oasis. El Valencia conquistaba el Camp Nou, un gustazo, pero el fondo seguía lleno de problemas e incertidumbre: era la jornada 30 y, con 40 puntos, Pako Ayestarán podía sentirse conquistador del objetivo para el que fue reclutado. La salvación fue la meta en el 97 cumpleaños del Valencia y también lo es ahora, cuando el club de Mestalla se encuentra a dos años del centenario.

La vuelta al Camp Nou se encuadra pues en un escenario similar. Para Voro el objetivo no se ha alcanzado y no le falta razón (30 puntos) pero reina una sensación de cierta tranquilidad después de haber visto cómo el Valencia perdía y perdía hasta sentir con dureza el calor de la zona roja. Los blanquinegros no ponen título alguno en juego esta noche, ni tan siquiera la posibilidad de encaramarse a los puestos europeos de la Liga, pero como incuestionable partido especial el valencianismo espera que, hoy sí, el equipo compita en Barcelona y no se deje llevar como en el Vicente Calderón.

«Es lo mínimo que se nos puede pedir», dijo ayer Voro. Y sí. En la ida vendió el Valencia tan cara su derrota que Mestalla todavía resopla pensando en ese penalti de Messi del minuto 94. Sufrió tanto el Barcelona para doblegar a su rival y 46.000 aficionados entregados, que de ese encuentro quedan todavía varias cuentas pendientes. Escoció la excesiva celebración culé o el poco tino de Santi Mina para cerrar el partido. La derrota, en definitiva, suficiente para marcar a Enzo Pérez y sus ganas de reencontrarse con Neymar. Aún así, Voro apostó por el discurso de la normalidad para negar que en el vestuario haya ganas de revancha.

«Ese día el equipo estuvo muy bien y faltó muy poco para ganar, así que el vestuario de lo que tiene ganas es de conseguir un buen resultado», destacó el entrenador, que se llevó ayer a la plantilla a Barcelona entre otras cosas, para evitar las Fallas, y lógicamente teme por el explosivo rival que hoy tendrá enfrente: «El Barça es un equipo peligroso siempre, más en su casa y disputando los primeros puestos. Nos vamos a enfrentar a un gran rival, con futbolistas desequilibrantes. Sabemos dónde vamos y la dificultad, así que vamos a explotar al máximo todas nuestras cualidades y a minimizar las cosas buenas del Barcelona. Es lo que podemos hacer sabiendo que el Barcelona es letal en el aspecto ofensivo».

Para el Camp Nou, Voro sólo albergaba una duda: Joao Cancelo o Munir. La visita de ambos tiene su morbo. El primero, con opciones de estar en el once a tenor de los ensayos, sigue sonando como futurible del Barça. El segundo regresa a casa y casi con total seguridad repetirá en verano, puesto que el Valencia no va a poder pagar los 12 millones que exige el club culé para desprenderse del madrileño. El resto del once, con la vuelta del capitán Enzo Pérez, parece cantado porque Montoya ofrece una fiabilidad en el lateral que se antoja improbable en Cancelo y en ataque tanto Orellana como Zaza están siendo insustituibles.

A la lista de bajas de Rodrigo, Mina y Nani por lesión se unió ayer Mario Suárez y Eugeni Valderrama, cuya temporada en el Mestalla le vale para estar continuamente en el foco del primer equipo, va convocado con los 'mayores' por segunda vez esta temporada. A Voro, que ayer incidió en la sesión sobre cómo robarle el balón en la zona alta al Barcelona, no le produce precisamente «miedo» la visita al Camp Nou: «Cada partido es diferente y no vamos con miedo. Con miedo no se puede ir a ningún lado. Tenemos que rendir y sabemos que el Barça tiene recursos para decidir en cualquier momento. Eso es así». El entrenador reconoció que aún exhibiendo concentración, actitud, acierto y efectividad, «se puede perder de todos modos».

Cuatro exvalencianistas

La continua pesca del Barcelona en Mestalla durante los últimos años está dejando imágenes que ya forman parte de la reciente historia de este clásico. Mathieu y Jordi Alba ya son habituales en el paisaje azulgrana, pero el recuerdo por los traspasos de André Gomes y Paco Alcácer todavía está muy recientes. Cierto que el Barça se rascó de lo lindo el bolsillo este verano para llevarse a ambos, pero especialmente la marcha de Torrent hizo mella en la parroquia blanquinegra.

Alcácer lo pasó mal en la ida por el recibimiento de Mestalla pese a no jugar ni un minuto, Gomes también se llevó pitos pero no de la misma intensidad. Hoy, los dos apuntan al banquillo en un encuentro vital para el Barcelona. «Nuestro calendario es bestial», reflejó Luis Enrique, quien elogió las nuevas virtudes que el Valencia exhibe con las llegadas de Zaza y Orellana. El Barça brilló en la Champions, pero no puede permitirse hoy un tropiezo contra el Valencia: el liderato está a cinco puntos y el Real Madrid aún tiene un partido pendiente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate