Las Provincias

Valencia CF
Layhoon Chan, antes de tomar el avión en dirección a Barcelona. :: j. aguilar
Layhoon Chan, antes de tomar el avión en dirección a Barcelona. :: j. aguilar

Guerra fría en la zona noble del Valencia CF - Barcelona

  • Las directivas almuerzan hoy pese al cruce de comunicados oficiales que hubo después del polémico Valencia-Barça por el botellazo a Neymar

  • Quique Setién se pone a tiro mientras Layhoon y Voro mantienen una larga charla

El fútbol todo lo puede. Un día son sonrisas y buenas palabras; al día siguiente se tiran los mismos protagonistas los trastos unos a otros, y al tercero vuelven a posar felices como si nada hubiera pasado. Las directivas del Valencia y del Barcelona cumplirán hoy con el tradicional almuerzo oficial, aunque en octubre pasado ambos clubes poco menos que estaban a la greña a pesar de que en verano hicieron hasta tres negocios juntos (André Gomes, Alcácer y Munir). Esta guerra fría que se espera en el palco VIP del Camp Nou reunirá a Layhoon con Bartomeu pero, sobre todo, con Jordi Mestre, aquel vicepresidente culé que con el lío del botellazo en Mestalla a Neymar llegó a despacharse a gusto con unas declaraciones que no sentaron nada bien en el club valencianista.

Mestre fue quien dijo aquello de que «pocas veces por no decir ninguna, vi un ambiente tan hostil incluso en el palco VIP», permitiéndose además la licencia para mandar una recomendación al club valencianista: «Si no mantenemos el fair play, mejor que nos dediquemos al 'pressing catch'». Lo curioso es que Jordi Mestre tuvo la oportunidad de conocer y charlar de manera cordial con Layhoon en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Valencia justo el día antes del partido.

Aquel botellazo (castigado con 1.500 euros al club de Mestalla) provocó el cruce de comunicados oficiales donde Barcelona y Valencia trataron de defender sus posiciones acusando al otro, e incluso en la entidad catalana se llegaron a romper relaciones con Javier Tebas, presidente de la LFP. Desde Valencia se ponía énfasis en el teatro y la provocación de los jugadores barcelonistas hacia la grada, mientras que desde el Barça se decidió utilizar artillería pesada, hasta el punto de señalar que el Comité de Competición «convierte en culpables a las víctimas de un comportamiento claramente condenable y expresado en múltiples formas, antes, durante y después del partido, con expresiones ofensivas, descalificaciones al árbitro (era Undiano Mallenco) por parte de personas y medios pertenecientes al Valencia CF». Fue Jesús García Pitarch quien ejerció de portavoz blanquinegro. Hoy le tocará el turno a Anil Murthy, que junto con la presidenta y Juan Sol (no vino Kim Koh) ejercerán la representación oficial.

De cualquier forma, la atención ayer se la llevó Voro y su incierta situación de futuro. Casi a la misma hora que el técnico valencianista comparecía ante los medios, en Las Palmas de Gran Canaria, Quique Setién. El entrenador anunciaba que no va a continuar la próxima temporada al frente del conjunto canario. «La vida te pone en encrucijadas difíciles de resolver en las que el corazón tira para un lado y la cabeza para otro», dijo el entrenador en un comunicado.

Setién, por su buen trabajo al frente de Las Palmas, se sitúa en la lista de posibles objetivos que puede tener en mente José Ramón Alesanco. De momento el Valencia desvía la atención hacia la posibilidad de que el director deportivo blanquinegro tuviera a Setién en su lista de preferencias. Saben en el club de Mestalla que cualquier información al respecto dejaría a Voro en una incómoda situación. Nada se sabe sobre qué va a pasar con el actual entrenador. Lo que no pasó desapercibida fue la larga charla que en el aeropuerto de Manises -siguió al aterrizar en Barcelona- mantuvieron Layhoon Chan y Voro.