Las Provincias

Valencia CF

El Valencia CF busca respaldo social

  • La Agrupación ha reivindicado que se anule la decisión tomada en su día por Nuno de impedir que los jugadores vayan a las cenas con los peñistas

  • Murthy se cita con las peñas, veteranos y Fundación para rediseñar las relaciones

valencia. El trece en la clasificación, con un futuro a medio plazo sin Europa, con los jugadores en entredicho una semana sí y otra también, con la amenaza de seguir perdiendo abonados, y sufriendo Peter Lim -aunque al no estar aquí el 'marrón' se lo come Layhoon- las horas más bajas desde el punto de vista popular desde diciembre de 2014. El panorama del Valencia a nivel de respaldo social es ciertamente preocupante, no sólo en lo que queda de temporada sino sobre todo pensando en el próximo ejercicio. Por eso el club ha decidido mover ficha y se ha puesto manos a la obra con el objetivo de encontrar la fórmula, no sólo para no perder más apoyos sino para tratar al menos de recuperar algunas adhesiones.

La iniciativa que ha puesto en marcha el consejo, representado en este área por Anil Murthy, es la de activar «diferentes proyectos» teniendo como compañeros de viaje colectivos como la Fundación (siempre ligada al club), la Asociación de jugadores y la Agrupación de Peñas. Ayer, de hecho, se produjo una reunión a la que acudieron los representantes de estas tres instituciones y que finalizó, en opinión de uno de los presentes, «con buena sintonía» y con el planteamiento de que «se van a poner en marcha nuevos proyectos».

No fue este el primer cónclave que se celebra en este sentido. En realidad, esta 'campaña' tuvo su primer movimiento el jueves pasado. Blas Madrigal y Fernando Giner, presidentes de las peñas y de los veteranos respectivamente, mantuvieron hace justo una semana una entrevista similar con Anil Murthy, consejero portavoz y la persona escogida por Peter Lim para que recupere todo el terreno que socialmente y por una política de actos equivocada se ha dilapidado en los últimos meses.

En esa cita de la semana pasada, una de las cuestiones que se pusieron encima de la mesa por parte de la Agrupación fue el interés de las peñas en recuperar esa tradición de tener en los actos a los futbolistas de la primera plantilla. La tradición era la de acudir dos por peña. La respuesta del club en esa primera intentona fue de mantenerse firme, algo que no sentó nada bien en el seno de los peñistas.

La política del club, al parecer, no va a cambiar en ese sentido. Se va ya camino de los dos años desde que con Nuno se decidiera que los futbolistas dejaran de asistir a ese tipo de eventos con los peñistas, algo que para muchos militantes (no todos acuden a los partidos Mestalla) era la única vez para ver a sus ídolos.

Al respecto, el 19 de enero pasado, Blas Madrigal anunció en la reunión habitual que celebra este colectivo los jueves, en la previa de los partidos, que esa medida se había eliminado y que los futbolistas iban a reanudar las visitas a las peñas. Sus palabras, lógicamente, provocaron una inmediata ovación entre todos los peñistas.

Pero aquella advertencia de Madrigal, que coincidió además con la presencia en ese acto de Voro ya como entrenador, quedó en saco roto. El club no ha variado su intención y al parecer es difícil que haya alguna novedad al respecto, aunque se han planteado diferentes alternativas para equilibrar en la medida de lo posible esta carencia. Al menos por ahora.

Por eso Murthy emplazó a todos los presentes a esta reunión de ayer para que tuvieran tiempo por delante para aportar sugerencias y nuevas proposiciones.

Escrito de los veteranos

A las oficinas del Valencia llegó el martes una carta firmada por Fernando Giner, presidente de los veteranos, en la que se recogían diferentes proposiciones de colaboración. Hay que recordar que en la última convención de peñas, la de verano en Alzira (la del «no vendemos a Alcácer»), Giner anunció a los peñistas que por parte de los exfutbolistas la dedicación a esos actos de las peñas iba a ser al cien por cien. A falta de los jugadores actuales, la presencia de los veteranos en esas cenas viene a compensar el vacío que se crea.

El problema con el que se ha encontrado Murthy al llegar es que las grietas son más evidentes de lo que parecía en un principio. El hecho de que en cada partido que juega el equipo en Mestalla haya un ambiente hostil hacia la directiva ya produce cierta incomodidad. Luego ha aparecido en escena Amadeo Salvo para echar más leña al fuego y precisamente Layhoon no está acostumbrada a este tipo de situaciones. A la presidenta una de las cosas que más le ha impactado fue la actitud que mostró el público de Mestalla en partidos como el de Copa del Rey contra el Celta (1-4).