Las Provincias
Valencia CF

Valencia CF | Una minuciosa manera de examinar a Voro

 Voro, en primer plano de la imagen, durante un entrenamiento del Valencia en la ciudad deportiva de Paterna.
Voro, en primer plano de la imagen, durante un entrenamiento del Valencia en la ciudad deportiva de Paterna. / JESÚS SIGNES
  • Montoya y Orellana apuntan al once en su regreso mientras Mina parece destinado al banquillo; por el Atlético son baja Godín y Torres

  • El técnico sólo ha dirigido un partido en campo de los grandes, fue ante el Barça en 2008 y acabó goleado por 6-0

madrid. Ahora que la temporada circula camino del último y decisivo tercio, en el valencianismo no genera ninguna duda que el relevo en el banquillo ha sido beneficioso estadísticamente hablando. Voro, que hoy pasará a ser el último entrenador blanquinegro que pise el Vicente Calderón, luce los números que hubiera anhelado Prandelli y por los que habría dado la vida Ayestarán. Pero la afición, cuando ya es oficial que José Ramón Alesanco va a tener que decirle a Lim a quién quiere de entrenador la próxima temporada, todavía no se ha pronunciado sobre quién es su candidato favorito. Por sentimiento no habrá ninguna duda: Voro. Pero en todo lo que envuelve al Valencia siempre conviene ir un poco más allá. Hace apenas unos meses, a García Pitarch le pasó factura renovar en su día a Ayestarán, que salió del Valencia escuchando aquello de que era 'mejor preparador físico que entrenador'. Partidos como el de esta tarde le sirven a Alesanco para examinar no sólo el potencial de su plantilla sino la capacidad de su entrenador, con el único objetivo de evaluarlo ante una hipotética continuidad o para relegarlo a su reciente rol de delegado, como así se acordó en su día.

Voro por ahora no quiere hablar del tema. Y Alesanco menos. Es más, el nuevo director deportivo se revuelve cuando escucha públicamente que Óscar García (lo dijo la Cope) es uno de sus favoritos. Todo esto hace que al Valencia le espere un final de temporada entretenido, más aún si Voro consigue golpes de efecto como el que pretende esta tarde. Salir vivo del Calderón, pese a que el Atlético parece alejarse de su identidad, representa un deseo con más ambición que fundamento.

Metidos en el debate de si Voro sí o Voro no para el futuro, puntuar ante uno de los grandes es algo que tiene pendiente el actual entrenador. Con 22 partidos en Primera en su curriculum, al de l'Alcúdia sólo se le encuentra una visita al Camp Nou en 2008. Y acabó bastante mal, por cierto (6-0). Voro, en ninguna de sus anteriores etapas, ha pasado por las exigencias de escenarios como el Calderón, Bernabéu, Sánchez Pizjuán, San Mamés...

Es verdad que hoy por hoy, el estado anímico del Valencia apunta incluso unas décimas por encima del Atlético. Que la Real le haya quitado la cuarta plaza -necesitan ganar hoy para recuperarla- envuelve al equipo de Simeone en una situación totalmente desconocida para el mundo rojiblanco. Ya no aspiran al título (están a 11 puntos) y hace la friolera de 183 jornadas (desde la 2011-12) que no estaban tan lejos de la tercera plaza. Ya no es la mejor defensa del campeonato (tercera) aunque sí es el equipo con el porcentaje más elevado de tiros bloqueados por sus defensas (el Valencia es el cuarto). Ojo, son números magníficos los que tiene, pero a Simeone no le terminan de encajar todas las piezas.

Importante además son las ausencias rojiblancas para este partido. Sin Godín ni Fernando Torres se pierden dos líderes. Voro, en cambio, suma efectivos para la causa. Vuelven Orellana, Montoya y Santi Mina. De los tres, es el delantero gallego el que más difícil lo tiene al haber estado fuera de combate los últimos cuatro encuentros. Se espera que Montoya ocupe la plaza del despistado y venido a menos Cancelo y que Orellana caiga a la izquierda para reforzar con lógica el centro del campo con la presencia de Enzo, Parejo y Carlos Soler. Hoy, quien ha tenido menos tiempo para descansar es el Atlético, que el jueves noche apenas pudo pasar del empate en Riazor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate