Las Provincias

Valencia CF

EL TÚNEL DEL TIEMPO

Adiós a un estadio talismán

Adiós a un estadio talismán
  • El coliseo rojiblanco ha sido escenario de momentos memorables para el valencianismo

El Valencia visita mañana por última vez el Vicente Calderón, campo inaugurado por los de Mestalla en la cuarta jornada liguera de la temporada 66-67. El coliseo rojiblanco ha sido escenario de momentos memorables para el valencianismo: dos finales coperas ganadas, la conquista del primer 'Pichichi' de Mario Kempes, triunfos memorables y escenas surrealistas como Leandro simulando a un perro orinando o la camiseta rasgada de Zigic. Adiós al Vicente Calderón, el campo en el que debutó Parreira y en el que Wilmar Cabrera sorprendió con un triplete goleador.

Diez temporadas después de su inauguración, el Valencia acude al feudo atlético en la última jornada del campeonato con un solo objetivo: Kempes ha de marcar dos goles para convertirse en el máximo goleador. El equipo local se ha proclamado campeón en el Bernabéu en la jornada anterior mientras que los valencianistas han quedado fuera de Europa. Rafa Marañón, delantero del Espanyol lleva un gol más que Kempes y es virtual 'Pichichi'. El Atlético-Valencia cierra la jornada y es televisado-ya en color- a toda España. Tras realizar el protocolario pasillo de honor al campeón, el Valencia supera a un rival resacoso. Kempes logra su propósito: dos goles, ambos en el segundo tiempo, el primero y el tercero de los de Mestalla, que acaban llevándose la victoria por 2-3.

Conocido originalmente como estadio Manzanares, el Atlético de Madrid y el Valencia disputaron el partido de inauguración el domingo 2 de octubre de 1966 con televisión en directo a las 12 del mediodía bajo un cielo encapotado y algo de lluvia. Hubo media entrada, las obras del recinto aún no estaban terminadas. Los valencianistas llegaban a la cita como líderes tras haber ganado los tres primeros partidos de aquella campaña. Roberto Gil y Enrique Collar fueron los capitanes. Luis Aragonés y Paquito, los goleadores. Empate a uno final que mantenía al Valencia en lo más alto de la tabla. Ambos equipos parecían estar abocados al empate en terreno colchonero. En las dos campañas siguientes volvieron a igualar, sin goles en la 67-68 y a dos en la 68-69, resultado que sabía a derrota porque los de Mestalla se imponían por 0-2 a falta de media hora para la conclusión gracias a los tantos de sus legendarios centrocampistas: Roberto y Paquito. Un gol de Ufarte en el último minuto estableció el resultado definitivo.

Curiosamente, la misma historia, pero a la inversa, se había producido en la última visita del Valencia al Metropolitano, el anterior campo del Atlético en la campaña 65-66. Los locales vencían por 2-0, goles de Luis Aragonés, cuando quedaban veinte minutos para el final. Paquito recortó la diferencia y en el último minuto Urtiaga consiguió el gol del empate. El primer triunfo del Valencia a orillas del Manzanares llegó en el ejercicio 71-72 merced a un solitario tanto de Quino en un choque que levantó ampollas entre los equipos que habían ganado las dos ligas anteriores. Ese año se procede al cambio de nombre y se rebautiza el estadio como Vicente Calderón en honor al presidente del club rojiblanco, cuyos restos mortales descansan en el Grao de Gandia. En la siguiente campaña, el Valencia vuelve a imponerse ofreciendo un gran recital de fútbol. El resultado de aquel duelo que abría la Liga fue de 1-3 y los goles valencianistas de Quino, nuevamente, por partida doble y de Adorno. Un par de campañas después, los de Mestalla sufren el primer revés serio en campo colchonero al ser goleados por 5-2. Su entrenador, Milovan Ciric, es destituido.

El Valencia ha disputado dos finales de la Copa del Rey en el Vicente Calderón, ambas contra equipos de Madrid y sufriendo en las dos un penalti en contra, pese a ello, en ambas se llevó la copa. El primer título en color llegó el 30 de junio de 1979 cuando gracias a sendos goles con la derecha de Kempes se impuso ante el Real Madrid. El 16 de abril de 2008 los valencianistas conquistaron su último título hasta ahora al vencer por 3-1 al Getafe con goles de Mata, Alexis y Morientes. Un par de años después, se produjo uno de los episodios más vergonzosos del arbitraje en competiciones europeas cuando en el último minuto del duelo de los cuartos de final de la Europa League, el delantero serbio Zigic fue objeto de un clarísimo penalti que el árbitro alemán Florian Meyer y sus auxiliares no apreciaron pese a que la camiseta del jugador quedó visiblemente desgarrada. En la campaña siguiente, la 2010-11, el Valencia logró su última victoria hasta el presente en el Calderón al imponerse por 1-2 con un par de goles de Joaquín.

La mejor racha valencianista en ese campo se produjo a mediados de los noventa: tres triunfos seguidos con muchos goles y tres entrenadores diferentes: 2-4 el día del debut de Parreira en la 94-95 y un triplete de Mijatovic. El montenegrino hizo un doblete en el inolvidable triunfo por 2-3 de la 95-96 con Luis Aragonés desafiando en público a Gil y Gil. El ciclo se cerró con Jorge Valdano y el 1-4 de la 96-97. Lástima que ese día a Leandro se le ocurriera sacar su instinto canino a pasear.