Las Provincias

Valencia CF

fotogalería

Vicente y Alesanco, secretario técnico y director deportivo del Valencia respectivamente, instantes antes de la presentación en la ciudad deportiva de Paterna. :: damián torres

fútbol | Valencia CF

Alesanco asume que debe ganarse la independencia respecto a Peter Lim

  • El director deportivo firma hasta 2019 con otro año opcional y Vicente será secretario técnico en un modelo con ocho hombres más

valencia. José Ramón Alesanco arranca con fuerza y exhibiendo currículum su etapa como director deportivo del Valencia de pleno derecho. El técnico asumió el cargo de forma interina durante el mercado de invierno y, presentado el pertinente proyecto a Peter Lim, es el elegido por el club para ponerse al frente del área que más quebraderos de cabeza ha provocado en la era Meriton. De momento, Alesanco sabe que tiene un contrato garantizado hasta junio de 2019 más un tercer año opcional. Junto a él estará Vicente Rodríguez, secretario técnico y encargado «de los futbolistas, de hablar con los agentes», además de un grupo de ocho ojeadores divididos entre España, cuatro, y el fútbol extranjero, para el que se reservan otros tantos.

Anil Murthy aseguró que entregan la estructura deportiva a Alesanco por su «dilatada experiencia», por una vida dedicada al fútbol y el buen hacer del tándem Alesanco-Vicente durante el mercado de invierno. «Han hecho el trabajo en circunstancias difíciles. Su experiencia y conocimientos de la cantera y el primer equipo, junto a sus ideas de proyecto, le han hecho merecedor de nuestra confianza para dirigir una estructura clave para nosotros», reconoció Murthy, antes de admitir que Alesanco «no dudó» cuando le trasladaron la idea: «Tiene la confianza para formar una estructura deportiva fuerte. El Valencia necesita estabilidad a largo plazo, y confiamos en su bagaje».

La presentación de Alesanco en la ciudad deportiva de Paterna sirvió para que el técnico desvelara tres 'fichajes' para la 2017-2018 (Zaza, Orellana y Maksimovic) y diera repetidamente su versión sobre la autonomía respecto a Lim. Esa de la que no gozaron Rufete ni García Pitarch y que Alesanco asume debe ganarse con su trabajo. «La independencia me la voy a tener que ganar yo», admitió el director deportivo, quien se amparó en la confidencialidad para no desvelar el presupuesto para la próxima campaña (el Valencia quiere reducir en 40 millones el coste de plantilla) pero sí confirmó que será el responsable de manejar el dinero.

«Siempre hay que rendir cuentas a los dueños, pero el presupuesto lo voy a manejar yo como crea que debo hacerlo», manifestó Alesanco. Las cuestiones sobre la libertad para trabajar sin la intromisión del dueño fueron una constante. ¿Y si se enterara de que Lim ficha a un futbolista sin que usted lo sepa? «No llegaré nunca a ese término. Lo solucionaré antes, no se llegará a ese punto de conflicto», dijo Alesanco, que apuesta por revertir la situación. Es decir, «revertir el flujo» para que sean los técnicos los encargados de presentar futbolistas a la propiedad y que ésta decida la conveniencia del fichaje.

De regreso a la manida cuestión se explayó Alesanco y fue cuando sacó pecho con más entusiasmo. «He tenido que quitar cosas del currículum porque no me cabían, voy a trabajar y a ser más profesional que nadie. No sé por qué se me mete en el mundo de Mendes, Laporta, de si soy amigo de Lim... Soy un activo del Valencia y Mendes un agente como otro cualquiera. Vincularme a él es faltarme al respeto. Soy un hombre de trabajo, de sombra y quiero el apoyo de los que defienden al Valencia en estos momentos convulsos», sentenció el director deportivo.

Sin objetivos «prepotentes»

Alesanco no quiso profundizar en la figura de Voro y la posibilidad de que el de l'Alcúdia se quede como entrenador la próxima campaña. «Él no piensa en el año que viene, está en lo que sucede ahora. Estamos para ayudarle a resolver cualquier problema que pueda tener con el equipo», zanjó. Tampoco se comprometió a definir el objetivo liguero del Valencia en la 17-18: «Sería muy prepotente decir que vamos a ganar tal y cual o llegar a la Champions. Vamos a trabajar juntos con el primer entrenador para devolver al Valencia a posiciones que por entidad y afición debería estar».

En la nueva estructura ocupará Vicente Rodríguez un papel primordial y trabajará, según Alesanco, «con independencia pero consensuando todas las decisiones» con él. Ambos lideran el proyecto presentado a Lim con ocho ojeadores que «no está cerrado» porque el Valencia pretende «una estructura deportiva potente y permanente, que funcione a largo plazo». Alesanco aseguró que esta vez no ha sido necesario hablar con Lim porque ha 'despachado' con Layhoon, Murthy y Kim Koh. Considera el técnico vasco que su trayectoria le avala a ojos del dueño y además ambos han hablado «en varias ocasiones, tanto en Singapur como en Valencia». «A la afición le tengo que convencer a base de trabajo», culminó Alesanco.