Las Provincias

Valencia CF

«De lo único que me siento culpable es de haber salvado al Valencia CF de una situación muy crítica»

«Me siento engañado por la gestión de Lim»
  • Amadeo Salvo. Expresidente del Valencia

Llega impecable, como siempre, y con cierto retraso. «Ni he comido» se excusa, tras confesar que lleva un día frenético. Son casi las seis de la tarde. Amadeo Salvo Lillo (31-3-1967) desparrama en la charla su energía habitual, toma asiento en la sala de reuniones de su empresa y juguetea con una botella de agua mientras responde ante la atenta mirada y alguna que otra puntualización de su hermano Lalo, presente en la entrevista.

-¿Qué es hoy en día el Valencia?

-Es el club que quiero pero como organización no lo reconozco, camina hacia la mediocridad y tiene muchas deficiencias a todos los niveles. Volvemos a vender futbolistas cuando el máximo accionista dijo en su día que nunca lo haría...

-Lo dijo Lim y también usted.

-Normal. Es lo que había en el proyecto. También lo dijo Layhoon.

-¿Por qué sale ahora a decirlo si hace mucho que se están vendiendo a los mejores activos?

-Les di de tiempo la temporada pasada... se podía pensar que se habían equivocado en los fichajes pero trajeron a García Pitarch e hicieron cambios. Creían que con un dueño, un entrenador y un agente lo podían manejar, al final cambiaron. No es problema de jugadores, es de estructura. La gestión es nefasta.

-¿Qué cree que opinará la gente de usted al salir ahora públicamente a decir todo esto?

-Habrá quien le guste y quien no. La inmensa mayoría me pedía que diera mi opinión. He esperado a que fuera el momento oportuno. Todo esto quería decírselo primero a Lim y no he podido. Debí hablar antes.

-Es chocante que no pueda hablar con el máximo accionista ahora.

-Tengo que decirle, 'Peter, esto no es lo que se dijo y hay que solucionarlo'. Lo intenté en septiembre, en enero volví a tratar de contactar con él porque lo que le llega a Singapur es todo diferente a lo que pasa aquí.

-¿Quién se lo cuenta?

-Layhoon, pero no le llega la auténtica realidad. No sabe las razones del porqué la gente protesta, lo centran todo en decir que es un grupúsculo de la Curva. Y es en general.

-¿Es Salvo la nueva oposición?

-No. Soy una persona autorizada porque he sido presidente, he trabajado con ellos y tengo cierta repercusión entre los aficionados.

-¿Se siente defraudado con Lim hasta el punto de no cogerle ni el teléfono?

-Sí, defraudado por la gestión pero también dolido y engañado. Lo mínimo que debe hacer cuando ve mi número o recibe un mensaje es contestarme. Como le dije a Layhoon, 'no quiero ni ser presidente ni consejero ni nada. Quiero estar en los malos momentos y si puedo ayudarte, aquí me tienes'.

-¿Qué le contestó la presidenta?

-Que hablaría con Lim.

-¿No cree que puede haber gente que se sienta engañada por usted?

-Puede sentirse engañada pero no por mí, sino por aquello que defendimos todos. Por un proyecto que está escrito.

-Le recuerdo que el contrato de compra-venta no tiene nada que ver a lo que se aprobó en un principio.

-Las condiciones del contrato eran las mismas. En mayo lo que se aprobó fue la propuesta económica. Se cumple en el tema del estadio, en lo de los 200 millones de aportación...

-Perdone, el estadio no lo van a hacer para 2019 porque no están obligados, ya lo dijo en la asamblea Layhoon.

-En el segundo contrato es una obligación de terminarlo. No me coja el 'google translate'. 'Procure' -inglés- es asegurar, no es procurar (en el contrato en castellano especifica 'procurar que el Valencia se comprometa a la construcción para el centenario).

-¿Me está diciendo que Meriton incumplirá pues el contrato?

-Lo incumplirá cuando no llegue al centenario con el estadio, entonces sí lo incumplirá. Las condiciones que cambian de la primera a la segunda es porque Bankia no quiere quita. Pero en lo del proyecto de estructura social y deportiva es el mismo, ahí no se cambia. La propuesta se aprueba por un informe jurídico de un asesor y por 22 patronos, también está el CSD, el Banco de España y aceptado por Bankia. De lo único que me siento culpable es de haber salvado al Valencia de una situación muy crítica donde al final defendí la posición que tenía que defender.

-Usted lo primero que quería era una refinanciación.

-Eso Bankia lo tumbó porque no había aval.

-¿Por qué no se salió si no era el camino que quería usted en un principio?

-Porque, escúcheme un momento, no sólo yo, también estaba Aurelio (Martínez). Esto no es eso de 'si no hacen esto me salgo'.

-Fede Varona sí que se marchó.

-Fede quería democratizar el club y eso es imposible. Parece mentira que un economista quiera hacer eso en una Sociedad Anónima. En el momento de distribuir las acciones y que se hubieran agrupado unos, habrían dominado el club. Hay que cumplir las normas. El capital gestiona. El sueño idílico no existe. Tú no puedes abandonar el Valencia por eso de que 'como no hacen lo que quiero, me voy'.

-Hace justo un año, usted comentó que Lim tenía derecho a equivocarse una y mil veces.

-Yo no dije eso. Dije que Lim tenía derecho a equivocarse.

-Lo dijo.

-Pues lo dije. ¿Por qué? Porque dejamos un club con 40.000 abonados, en Champions League, con 77 puntos, la gente estaba contenta y ellos siguieron gestionando. Lo que no se puede es cinco o seis meses después, cuando se han equivocado, matarlo ya. Ahora bien, ha pasado un año de aquello y volvemos a la misma situación.

-¿Cree que Lim hará negocio?

-No creo. Ha metido 200 millones. Si hubiera gestionado bien y hubiera negociado mejor con Bankia, debería haberlo hecho. Tal y como está gestionando, es imposible.

-¿Sabe Lim de fútbol?

-Lo mismo que un simple aficionado. La distancia y la información que le llega es distorsionada. Sabría más de fútbol si hiciera una estructura igual que en sus empresas, donde tiene expertos que le aconsejan. Si hubiera hecho caso a los técnicos de casa y se hubiera dejado asesorar por los asesores externos, entonces sí habría hecho negocio. No sólo pasó con Rufete, Ayala... también con García Pitarch y con Prandelli. El problema está arriba. Por eso hay jugadores que no quieren venir y técnicos que se van.

-Le voy a leer dos citas sobre el fichaje de Nuno. «Es una responsabilidad del consejo, nadie de Meriton lo ha forzado. No pueden»; y la segunda, posterior en el tiempo: «Si no viene Nuno, no compran». Son suyas y contradictorias.

-No lo son. Hay que explicarlo, depende de cómo te lo pregunten y cómo se diga. Nadie de Meriton ha forzado, claro que no. Lim dijo que si no venía Nuno no compraba. Está en su derecho poner los trabajadores que él quiera. Cuando dijo eso, yo le dije que me marchaba. Entonces me reuní con Aurelio y valoramos que si optábamos por no vender y mantener a Pizzi, en nueve días vencían los créditos de 200 millones y había que hacer frente a eso. ¿Cómo le íbamos a decir al valencianismo que no vendíamos por mantener a un entrenador? ¿Cómo íbamos a marcharnos y dejar al Valencia por un entrenador? Como si el club no tuviera ya bastantes problemas. Decidimos, con Aurelio también, que lo mejor era prescindir de Pizzi. Lim no me dijo 'tíralo ya'.

-Quizás ese fue el primer error por no posicionarse y haber dado los galones suficientes a Rufete.

-Pero, ¡dígame cómo lo hacemos!

-¿Por que no paró en ese momento el proceso de venta?

-¡Si ya estaba hecho! Ese fue el gran problema, estaba ya aprobado por 22 a 0. Lo que pusieron en el papel era que todos continuarían.

-¿Se arrepiente de algo o de nada?

-En aquel momento hice lo que creía que debía hacer. Si hubiéramos presentado un concurso de acreedores por culpa de un entrenador ¿qué me habría dicho a mí el valencianismo?

-¿No ha pensado nunca que le abrió de par en par las puertas tanto a Lim como a su amigo Mendes?

-No. El Valencia se vende porque unos tipos hicieron antes una mangarrufa en la Fundación, por no haber presentado a Bancaja un concurso. Habrían metido al banco un pufo de 200 millones y lo que hicieron fue meter a la Fundación en un problema con ayuda del aval público, que eso cualquier abogado sabe que es ayuda estatal. Es todo una consecuencia. Yo me manifiesto de que para mí Lim es la mejor oferta.

-¿Por qué se piensa entonces que usted le hizo el trabajo sucio a Lim?

-¿Quién piensa eso? ¿El 20 % de la afición? Yo le digo a usted que si ahora mismo hubieran elecciones al Valencia, ganaría yo.

-¿Me está diciendo que en ese supuesto usted se presentaría?

-Nunca se sabe. Segundas partes nunca fueron buenas. Pero hay que recordar qué dijo en su momento Goirigolzarri. ¿Es que no nos acordamos? ¿También habría que pegarle un capón por haber negociado con Lim? Nunca he hablado de Lim en la Fundación. Que diga alguien que lo he hecho... Lo único que se me ocurrió decir era lo del concurso de acreedores y casi me tiran a patadas.

-Parece que lo que busca es que no le quemen junto a Peter Lim.

-No me van a quemar con él. Llegué y habían 26.000 abonados, me fui con 40.000; había un desfase de tesorería brutal; Mestalla se caía a pedazos y ahora lo copian todos los estadios; Kempes pasó a trabajar con el Valencia; de un internacional pasamos a trece, los niños se duchaban en barracones.... si quiere me rebate alguna de estas cosas. Esa es la auténtica realidad de la gestión de Amadeo Salvo. Tenía una ilusión de reconstruir el club, alejarlo de todo lo que había sido tóxico: bancos, políticos e influencias, queríamos acercarlo al valencianismo.

-¿Ha sido Mendes un personaje tóxico para el Valencia?

-Mendes ha sido tóxico porque el dueño se lo ha permitido.

-Le recuerdo que Mendes estuvo en estos mismos despachos para hablar del futuro del Valencia.

-Vinieron a conocer a Rufete y su gente. Aquí se compró a Oblak por 16 millones y yo dije: 'no voy a firmarlo'. Pensamos que podía haber un conflicto porque acabábamos de renovar a Alves.

-¿Por que se le permitió a Mendes colocar tantos jugadores?

-Hasta diciembre nos reuníamos y todo era consensuado. Nos prestaron a Rodrigo y a André, que al principio no lo conocíamos.

-Luego de comprarlos y Rodrigo costó 30 millones.

-¡Pero los paga él, que es el dueño!. Pone cien millones para comprar.

-Decía Ayala recientemente que el Valencia había comprado con sobreprecios.

-Para el modelo nuestro sí, pero era una decisión de él -Lim-.

-¿Por qué se eliminó del primer borrador la permanencia de cinco años de Peter Lim?

-Porque no le podíamos dar unas garantías y encima con la contingencia de Porchinos. Por cierto, con lo de Porchinos y con su sentencia, hoy en día, por ejemplo, con lo de nuestro amigo Varona, el Valencia estaría en liquidación. Había tanta porquería que uno no se lo podía ni imaginar. Ahora lo piensas y dices: 'Menos mal que hay un dueño, porque vaya marrón'.

-¿Qué más debe hacer?

-Señor Lim, déjese de gaitas y díganos qué va a hacer con el Valencia.

-¿Es Layhoon culpable?

-Es Lim. Que venga y hable al valencianismo. Hay que cuidar a su club y a su afición, que hable claro. Que inyecte capital porque ha malgastado lo que ha puesto. Es millonario. Nadie se cree nada, lo tienes que hacer tú, Peter. El valencianismo volverá a confiar en él.

-¿Le ven a usted como enemigo?

-¿Se acuerda de la rueda de prensa que hice hace un año? ¿Sabe lo que le trasladaron a Lim? Le dijeron: Amadeo ha dicho que sólo él y Rufete son válidos para conducir el Valencia. Le pregunté, 'Peter, ¿quién te dice esa mierda?

-¿Nunca ha cobrado de Meriton?

-Jamás. Ni lo haría, no lo necesito.

-¿Por qué se ha reunido ahora con Curva Nord si hizo en su día algunas acusaciones graves contra ellos?

-Dije que algunos hacían negocio. Zarandearon a mi hermano y por eso provoqué la reunión y les dije a la cara lo que pensaba. Nunca tuve problemas con ellos.

-¿Qué rol desempeñan Juan Sol y Auxiliadora Borja en el consejo?

-Nada, absolutamente nada. No sé para qué están. Los únicos leales a mí fueron Manuel Peris y Mónica Escamilla. No me esperaba la actitud de los que fueron asesores.

-¿Tenía o tiene buena relación con la presidenta?

-Tenía, es más hace un mes comí con ella. No sé a partir de hoy. Pero les hace falta rodearse de gente que no les diga lo que quieren oír. Para ellos, para los asiáticos, el 'no' no existe. No entra en su mentalidad. Layhoon nunca le dirá 'no' a Lim.