Las Provincias
Valencia CF

Voro sigue firme a su idea

Voro sigue firme a su idea
  • Enzo Pérez celebra sobre el césped su 31 cumpleaños y Kempes elogia la actuación del equipo: «Partidazo. Ojalá que vengan más así»

  • El entrenador apuesta por el doble pivote y repite la fórmula del 4-2-3-1

El partido contra el Villarreal salió tan redondo que parecía una temeridad cambiar. En el Estadio de la Cerámica salió el Valencia con tres hombres en el centro del campo (Enzo Pérez, Parejo y Carlos Soler) que estuvieron entre los mejores y además, dieron al equipo blanquinegro consistencia en defensa y claridad en ataque. Un lujo para los tiempos que corren. Ese tridente gozó de continuidad en Canarias y también contra el Eibar, donde Soler vio la roja al borda del descanso y obligaba a Voro a replantear el dibujo del Valencia. El empate a cero contra el Betis se salvó con Parejo sobre el césped y sin Soler ni Enzo Pérez. Con el regreso del canterano tras la sanción era el momento de comprobar si Voro iba a recuperar el 4-3-3, pero no. El técnico varió el rumbo ante el Athletic y ayer repitió contra el Real Madrid.

Son dos partidos consecutivos confiando en el 4-2-3-1 y el resultado le ha dado la razón a Voro. En ese cambio se antoja imprescindible entender el papel de Orellana, porque los técnicos quieren al chileno de mediapunta, para que actúe entre líneas, y así es más sencillo que uno de los hombres del centro del campo se caiga del once. Los seis puntos cosechados en los últimos tres días hablan bien del movimiento táctico de Voro, quien además apostó por repetir el equipo al completo salvo los laterales. Volvía Gayà para suplir a Siqueira y la baja de Montoya entregó el puesto a Cancelo. A partir de ahí, Parejo, Enzo Pérez, Munir, Nani, Orellana y Zaza repitieron del centro del campo en adelante.

La exigencia física del partido ante el Real Madrid, sin embargo, obligó a Voro a replantear la situación en varios momentos. Primero, por la lesión de Nani, el entrenador decidió dar entrada a Siqueira para que Gayà actuara de extremo. Luego, y según explicó más tarde el propio Voro, metió a Soler a falta de treinta minutos porque el Valencia «estaba perdiendo el centro del campo». Con el Real Madrid volcado sobre el área de Alves, el técnico solventó la salida de Zaza por lesión con más músculo -Mario Suárez- en la zona ancha. Resistió el Valencia para llevarse el triunfo y su actuación valió el elogio del exembajador, Mario Alberto Kempes.

«Partidazo del Valencia. Ojalá que a partir de ahora todos los partidos sean como este. Amunt Valencia», escribió el argentino en las redes sociales. Un compatriota de Kempes celebró ayer sobre el terreno de juego su 31 cumpleaños. Fue Enzo Pérez, que se dio un regalazo completando un gran partido y colaborando para llevarse los tres puntos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate