Las Provincias

Valencia CF

El valencianismo se rebela contra Peter Lim por prescindir de Kempes

Kempes saluda a la tribuna de Mestalla en agosto de 2015. :: j. montañana
Kempes saluda a la tribuna de Mestalla en agosto de 2015. :: j. montañana
  • Los veteranos, el Pequeño Accionista y la Agrupación de Peñas muestran su apoyo al Matador, a quien el club no ha renovado de su cargo como Embajador

valencia. El consejo de administración del Valencia que preside Layhoon y que gobierna desde la distancia Peter Lim se ha metido en un buen lío. En otro. Lo de salir de un charco y pisar otro encaja en la situación que está experimentando de un tiempo para aquí Meriton. Por si no tenía bastante con lo de soportar el justificado enfado de los aficionados por la ruinosa temporada que está haciendo el equipo, ahora ha convencido a los más prudentes para que se unan a los cabreados. El motivo no es otro que la decisión de no renovar el contrato como Embajador a Mario Alberto Kempes.

En el Valencia, desde 2014, no existe oposición, accionarialmente hablando. Está Meriton y el resto. Pero sí conviven colectivos que podrían representar de alguna forma la voz a los diferentes sectores que componen parte de la familia valencianista. Teniendo en cuenta que sólo Marea Valencianista se puede llegar a considerar como plataforma de claro antagonismo a Lim (a la espera de ver qué camino sigue Amadeo Salvo), se encuentran además: la Agrupación de Peñas, la Asociación del Pequeño Accionista y la Asociación de futbolistas (los veteranos). Pues bien, los tres colectivos optaron ayer por mostrar, cada uno con diferente acidez, su respaldo a Mario Kempes.

Mientras, Marea hizo público una particular encuesta en el que el 91% de los consultados (el trabajo de campo se realizó el sábado noche) se sentían «estafados» por Lim; el 85 % quiere «que se vaya», y el 63% señala a Salvo como «culpable de la llegada de Lim».

El consejo ha optado por aguantar el chaparrón porque el club prefirió no hacer ningún comunicado, ni para informar de la decisión (el contrato expiró en diciembre) ni para tratar de frenar la avalancha de comentarios en contra que a nivel popular se han venido haciendo desde la madrugada del domingo. Los primeros en manifestarse fueron los veteranos. La Asociación de Futbolistas quiso «mostrar su apoyo a la figura del exjugador del Valencia, que independientemente de su relación laboral con la entidad, seguirá siendo uno de nuestros referentes en la historia del club. La Asociación, que es la casa de todos los que hemos vestido la camiseta de este club, ha tenido, tiene y tendrá las puertas abiertas para Mario Alberto Kempes y para todos los que hemos escrito la historia del Valencia».

Fernando Giner, presidente del colectivo de exjugadores, mantuvo una reunión días atrás con Anil Murthy y con Layhoon en el que les expuso su punto de vista sobre la situación actual y sobre lo que se debería de hacer de cara al futuro. Ayer respondía sobre este asunto a este periódico: «Cuando hablé con ellos no tenía ni idea de lo que iba a pasar con Kempes, pero desde luego tengo claro que al club le hace falta una figura, alguien que sirva de unión con la afición. La situación, en general, tiene que cambiar por completo. Nadie del Valencia nos ha dicho a la Asociación lo que debemos decir o no».

No sólo Giner desconocía lo que iba a suceder con Kempes sino que tampoco sabían nada aquellos exconsejeros y exasesores que días atrás tuvieron un almuerzo con Layhoon y con Murthy, en el que la presidenta les informó de los cambios que se iban a producir para mejorar el club. Todos, por cierto, salieron encantados de aquel cónclave. Ayer, por cierto, la mayoría de estos 'ex' no sólo se extrañaron por lo de Kempes sino que mostraron su disconformidad con la decisión adoptada por el consejo.

Por la tarde fue el turno del Pequeño Accionista, que declaraba «su total apoyo a nuestra figura más representativa de la historia del Valencia, murciélago del escudo y máximo exponente de todos los tiempos, Mario Alberto Kempes, tras la fatídica decisión por parte del club de destituirlo como embajador y representante de nuestro escudo. Mario Alberto Kempes no es, con todos los respetos, Albelda, Cañizares, Sánchez, Tarrega (sic), Voro o Garrido, etc. Kempes es por lo que los aficionados iban a Mestalla, como lo fue Faas Wilkes... Kempes ha sido, es y será, uno de los grandes, por no decir el más grande, jugadores que ha tenido esta institución y símbolo de lucha y entrega a unos colores. Es una gran pena que tanto en etapas anteriores con otras directivas, como en esta actual, no sepamos apreciar lo más valioso que tenemos, nuestra historia».

Vicente Vallés, máximo exponente de este colectivo de accionistas, solicitaba que el club reconsiderara la decisión «porque es un error garrafal», recordando que si «este señor -en referencia a Peter Lim- se da cuenta de una vez por todas de todo lo que está haciendo mal porque como sigan así, esto va a ser otra cosa...».

Por la noche se reunió la junta directiva de la Agrupación de Peñas. Decidieron preparar para este martes un comunicado pero el sentir del mismo, según reconocieron algunos peñistas, va en el sentido de «destacar por encima de todo la importancia» de una figura como Mario Kempes y «la huella» que de cara al aficionado ha dejado el argentino en un club como el Valencia. Eso sí, al parecer, la Agrupación en su escrito se va a mostrar cautelosa y con bastante tacto a la hora de cargar las tintas contra el consejo.