Las Provincias

Valencia CF

«El mercado de invierno siempre distorsiona, estoy contento porque se cerró»

Voro, sentado en la grada del Antonio Puchades. :: j. monzó
Voro, sentado en la grada del Antonio Puchades. :: j. monzó
  • El técnico elogia la polivalencia de Orellana y admite que jugar por la tarde contra el Madrid perjudica a la afición

  • Voro Entrenador del Valencia

valencia. Hacía mucho tiempo que una rueda de prensa de un entrenador del Valencia no se centraba tanto en cuestiones que afectan al partido más inmediato. En el Valencia resulta hasta extraño que se hable de fútbol. Ayer, a Voro, se le preguntó mucho por cómo llega su equipo a este sábado pero todavía hubo tiempo para repasar lo ocurrido en el mercado de invierno. Un periodo en el que Voro no se ha sentido especialmente cómodo y lo refleja el hecho de que antes del entrenamiento se reuniera con sus jugadores para recordarles que hay que pasar página y centrarse en lo que hay por delante. «Sería fundamental ganar el partido y seguir mirando hacia arriba. Los mercados de verano y, especialmente, el de invierno no pueden apartarte de la realidad. Siempre distorsionan. Quiero dejar claro hacia dónde caminamos, qué es lo que buscamos. El mercado se ha cerrado. Nos centramos ya. Estoy contento porque se ha terminado este periodo y debemos focalizar la atención en entrenamientos diarios y partidos», comentaba el preparador blanquinegro.

De lo que ha ocurrido en este mercado de fichajes, sobre todo con Orellana, habló también el técnico, que descartaba con sus palabras la teoría que sí mantenían Prandelli y el anterior director deportivo, García Pitarch, de que el equipo necesitaba cuatro retoques más aunque nunca hablaron de traer a nadie como Orellana. «Hemos reforzado lo que deseábamos. Orellana es un jugador polivalente y podemos cubrir diferentes puestos en ataque».

Habló también Voro de la necesidad una vez más de contar con el apoyo de la afición, de lo bien conjuntado que está el Eibar y de la incoherencia de fijar un Valencia-Real Madrid como el del miércoles 22 por la tarde. «Entre todos debemos conseguir que Mestalla sea un campo difícil para los rivales. El Eibar es un rival importante, con una estructura muy definida como equipo, que trabaja como tal. Está con 29 puntos por algo y no por casualidad». Sobre lo de medirse al Madrid por la tarde un miércoles laborable dijo: «A las seis de la tarde no es una hora para que la gente pueda ir».