lasprovincias.es
Viernes, 4 julio 2014
llovizna
Hoy 22 / 23 || Mañana 18 / 30 |
más información sobre el tiempo

Canal del Valencia

Actualidad
Valencia Cf
El futbolista de Burjassot pasa página con el caso Rami: «No tenemos nada que perdonar porque es mayorcito. Nosotros estamos por encima»
10 de octubre de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Míchel: «La unión del vestuario es clave»
Michel Herrero, durante el partido amistoso que disputó el Valencia en Burjassot el martes. :: DAMIÁN TORRES
JUAN CARLOS VILLENA | VALENCIA..-

«Me sentí como en casa porque en Los Silos pasé parte de mi vida. Desde pequeño jugué en el Burjassot y fue el equipo que me dio el impulso para saltar al Valencia». Así rememora Míchel Herrero para LAS PROVINCIAS la sensación que vivió en el partido amistoso que el Valencia disputó el martes en su casa. Porque el futbolista jugó frente a su familia, sus amigos y sus vecinos. Algo que nunca se pudo imaginar y que califica como una sensación muy «bonita y algo extraña» a la vez: «Te pones a pensar y nunca me habría imaginado jugar un partido contra el Burjassot con la camiseta del primer equipo del Valencia. La experiencia fue maravillosa, y lo mejor fue ver a los niños del pueblo corear mi nombre».

El valenciano se queda con todas esas postales de cariño vividas en Burjassot como la mejor forma de afrontar el intento lícito, como el resto de sus compañeros, de convencer a Djukic para tener más minutos en los partidos oficiales. Herrero cambia el semblante, se pone más serio, para reconocer que los futbolistas deben afrontar cualquier amistoso, aunque sea en un campo de césped artificial y contra un rival de muy inferior categoría, como una oportunidad: «Luego a lo mejor en la Liga no la tienes. Son encuentros para demostrarle al entrenador que puedes estar en los partidos oficiales. Creo que demostramos en Burjassot que estamos preparados para cuando el míster lo estime conveniente, cumplimos con lo que teníamos que hacer».

Si hay un jugador que tiene claro, dentro de la plantilla del Valencia, lo que cuesta ganarse un sitio en el primer equipo es Míchel. El futbolista, que llegó al Mestalla en 2007 de la mano de Óscar Fernández que ya había comprobado en Los Silos el fútbol que tenía en las botas el versátil jugador, tuvo que emigrar a La Coruña y Alicante antes de volver a su tierra, de la mano del Levante, para que su club le volviera a dar una segunda oportunidad.

Con Djukic, como ocurrió en su momento con Emery, comenzó teniendo minutos pero ha entrado en un tramo de temporada donde le está costando entrar en el equipo. Míchel espera, evidentemente, que el final de la película sea diferente a lo ocurrido en aquella ocasión: «Ahora mismo no estoy contando tanto como me gustaría pero no puedo decir nada porque estamos ganando. Lo que más me importa no es si juego o no sino que el equipo gane. Lo importante era salir de donde estábamos».

Una reflexión que prueba la madurez del futbolista, que a sus 25 años tiene claro que el Valencia ha salido de la situación angustiosa en la que se encontraba tras la debacle ante el Swansea «por el buen rollo» en el equipo. «La clave ha sido la unión en el vestuario. En un momento dado creo que todos teníamos claro que había que sacar esto adelante porque éramos los únicos que lo podíamos hacer. Y así ha sido. Ha empujado todo el vestuario, hemos puesto todo lo que teníamos y hemos levantado la cabeza encadenando una buena racha».

Una reacción en la que también ha participado Miroslav Djukic. El técnico encerró a toda la plantilla unas horas después de la derrota ante los galeses para escuchar a sus jugadores y tomar buena nota. Desde entonces, con un resultado de cuatro victorias y un empate, han entrado más efectivos en las rotaciones. «El míster quiere a todos los jugadores activos por lo que pueda pasar y creo que lo está haciendo bien, en Rusia cambió el equipo casi al completo y ganamos. Eso hace que los que entran cojan una confianza doble. Es importante que todos los jugadores estemos enchufados para estar preparados cuando lo necesite el equipo», reconoce.

Aunque lo importante es el equipo es una obviedad pensar que cada futbolista trabaja para ganarse los más minutos posibles en el campo. En el amistoso de Burjassot, a Míchel se le vio más cómodo volviendo a su posición natural, la del enganche con la delantera. Pero el jugador no quiere entrar en el debate de si esa versatilidad, también puede actuar partiendo desde una banda o en el centro del campo, puede estar siendo contraproducente: «No quiero pensar nada, lo que quiero es jugar. Sea donde sea, para poder ayudar al equipo a seguir en la buena racha que llevamos, y que esperemos que dure».

El valenciano quiere cerrar página con el 'caso Rami'. Después de dejar claro que si se cierra la cesión al Milan le desea «lo mejor, que triunfe y que le vaya muy bien» se expresa de forma contundente a la hora de valorar todo lo que ha ocurrido con su compañero: «Está claro que todos siempre nos equivocamos alguna vez y rectificar es de sabios. No tenemos nada que perdonar porque es bastante mayorcito para decir esas cosas. Lo dijo porque lo sentía y nosotros estamos por encima de ello, lo hemos sabido llevar y hemos sacado esto adelante. Se ha visto en el vestuario, incluso con el tema de las fotos que puede parecer algo de broma pero que ahí está». ¿La famosa foto aparecerá tras una derrota? «Ya veremos, espero que no se vea nunca porque significará que sólo ganamos o empatamos».

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
CALCULA LOS PUNTOS DE COMUNIO
Conoce al instante los puntos de los jugadores y conviértete en el mejor manager de tu liga.
MULTIMEDIA
FOTOS

PROXIMOS PARTIDOS

BUSCADOR AVANZADO
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento