lasprovincias.es
Viernes, 4 julio 2014
llovizna
Hoy 22 / 23 || Mañana 18 / 30 |
más información sobre el tiempo

Canal del Valencia

Actualidad
TRÁMITE
Los futuros patronos confían en Llorente pero quieren quesu gestión se someta al control del máximo accionista
28 de marzo de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La nueva Fundación del Valencia pretende llevar las riendas del club
Valverde dialoga con Aspiazu en un entrnamiento. / Signes
JUAN CARLOS VILLENA | VALENCIA.-

El nuevo patronato de la Fundación tomará posesión el 3 de abril, pero su hoja de ruta lleva cocinándose varios días. Esta semana se produjo, en el despacho profesional de quien será nuevo presidente del organismo, Federico Varona, la primera reunión formal de los candidatos a patrono, quienes pusieron en blanco sobre negro las directrices por las que se regirá el máximo accionista del Valencia a corto plazo. Son pocas, pero muy claras. Además de rechazar radicalmente cualquier hipotética venta del club, la Fundación ejercerá por primera vez (con Társilo Piles en la presidencia nunca ocurrió) el control que se presupone al máximo accionista de una entidad. El nuevo patronato no quiere ser un convidado de piedra en la vida del Valencia y limitarse a votar 'sí' una vez al año a todos los puntos del orden del día que ponga el actual consejo de administración presidido por Manuel Llorente.

Lo cual no quiere decir, por otra parte, que Federico Varona entre con la intención de mover a Llorente de su silla. La Fundación seguirá confiando la gestión del club en el actual presidente, cuyo mandato expira en junio de 2014, pero tomará las riendas de la sociedad, como máximo accionista que es. «Llorente tendrá que aprender a convivir con una nueva forma de trabajar». Con esta contundencia resumía a LAS PROVINCIAS la situación uno de los futuros patronos. Por tanto, cuanto mayor sea el diálogo y el intercambio de información entre el actual equipo gestor del Valencia y los técnicos del patronato (ese es el perfil escogido por la Generalitat), mejor será la convivencia en el día a día.

Llorente tiene claro que sigue siendo presidente porque siempre ha tenido la confianza del Consell, primero, y de las acciones que controla la Fundación, después. Pero las piezas han sufrido movimientos en el tablero de ajedrez. La Generalitat es la que ha auspiciado el cambio de modelo de gestión de la Fundación, con lo cual el mensaje a Llorente sigue siendo cristalino, la confianza continúa resultando plena pero ahora el presidente tendrá su particular 'tribunal de cuentas'.

Otro de los aspectos que tienen claro los nuevos patronos es que su misión no pasa por buscar un comprador a las acciones del Valencia. Es más, la mayoría ha aceptado entrar en la Fundación con la condición de que el objeto de actuación no esté encaminado hacia la venta de la entidad, ya que todos, por encima de su perfil profesional, comparten el sentimiento valencianista. El equipo de trabajo encabezado por Varona tiene como primera premisa que el pago de la deuda de la Fundación, de 81 millones de crédito más 19 de intereses, debe afrontarlo la suma de fuerzas del Valencia y del máximo accionista. El tenedor del 70% de las acciones se sentará con Bankia para renegociar las condiciones del crédito, ampliando el plazo para hacer más asumible el pago. Paralelamente se buscará la fórmula para que el Valencia asuma la deuda sin caer en asistencia financiera. Una ecuación que, hasta hoy, nadie ha sabido resolver. Los nuevos patronos coinciden en que la solución pasa por encontrar una variable que permita a la Fundación facturar varios servicios al club.

La nueva Fundación trabajará con la idea de controlar, como mínimo, el 51% de las acciones de la entidad, con lo que no contemplan la venta de la sociedad, sino de pequeños paquetes tal y como marca la legislación vigente. Eso sí, esa venta de acciones no está en el primer punto de la hoja de ruta. Ese privilegio se reserva a la búsqueda de un acuerdo con Bankia que permita trabajar con un mayor margen de maniobra.

Llorente, por su parte, sigue desde la distancia la nueva reestructuración de la Fundación, a la espera de cómo será la futura convivencia con sus gestores. El entorno del presidente no oculta su expectación, y subraya que si Llorente se encuentra con un presidente (Varona) que le impida trabajar y le imponga más ventas de futbolistas de las necesarias, hará las maletas antes del verano de 2014.

Es por ello que la palabra entendimiento resulta clave, máxime cuando Llorente tiene una fecha pública de caducidad en el cargo y en el nuevo equipo de gestión de la Fundación, si el modelo se consolida, ya se plantea a medio plazo que la gestión del club se realice directamente desde el máximo accionista, con la figura de un director general dentro de la entidad de Mestalla. Una fórmula que se aplica con éxito, por ejemplo, en el Valencia Basket, donde Juan Roig delegó en 2009 sus funciones en la dirección general de Paco Raga, quien toma las decisiones económicas del día a día.

La lista de nuevos patronos de la Fundación está marcada por un perfil técnico, tanto de gestión como de conocimiento de la empresa deportiva. Amadeo Salvo, presidente de Power Electronics; José Luis Zaragosí, César Belda y Francisco Blasco, notarios; María Emilia Adán, registradora de la propiedad; Aurelio Martínez, economista; José María Tomás y Tio, juez; Luis Cervera, gerente de la Fundación Deportiva Municipal, y Salvador Belda, empresario, son los nueve primeros nombres que se han sumado al equipo de trabajo de Federico Varona. Pero habrá más.

El 3 de abril se reunirá, en primera instancia, la comisión ejecutiva de la actual Fundación compuesta por su presidente Mateo Castellà, representante de la Generalitat; Manuel Llorente, del Valencia; Cristobal Grau, del Ayuntamiento de Valencia, y Consuelo Císcar, del IVAM. De esa reunión saldrá la lista de patronos que, por la tarde, votarán las 12 personas con derecho a ello. A los cuatro miembros de la comisión ejecutiva se sumarán el representante de la Diputación, Canal 9, Feria Valencia, Asociación de Futbolistas, Agrupación de Peñas, Asociación de Bandas de Música y Cámara de Comercio, además de Antonio Puchades. Y esa lista que votarán será la que encabece Federico Varona.

El nuevo presidente de la Fundación no se reunirá con Llorente, junto a su equipo, hasta tomar posesión del cargo. Cuestión que se producirá el miércoles, puesto que se da la circunstancia de que el actual presidente del Valencia es una de las cuatro personas que firmarán el documento con la lista de los nuevos miembros de la Fundación. Llorente también tendrá derecho a voto. Federico Varona, y el resto de personas que se reunieron en su despacho el lunes, abogan por la continuidad de Llorente, pero desde el primer momento le dejarán claro que llegan con la mano abierta, aunque con la intención de ejercer el control que se presupone a un máximo accionista.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
CALCULA LOS PUNTOS DE COMUNIO
Conoce al instante los puntos de los jugadores y conviértete en el mejor manager de tu liga.
MULTIMEDIA
FOTOS

PROXIMOS PARTIDOS

BUSCADOR AVANZADO
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento