lasprovincias.es
Viernes, 4 julio 2014
llovizna
Hoy 22 / 23 || Mañana 18 / 30 |
más información sobre el tiempo

Canal del Valencia

Actualidad
Valencia-Cf
La proyección del catalán, que se ha convertido en un fijo en la selección, le hace ser muy apetecible para muchos clubes El jugador ampliará su vínculo con el Valencia, que vence en junio de 2013
4 de marzo de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Jordi Alba renovará antes de la Cremà
Jordi Alba participa en un rondo junto a Pablo y Aduriz. :: DAMIÁN TORRES
J. MOLINS | VALENCIA..-

La renovación de Jordi Alba está muy cercana. Tanto que el Valencia prevé cerrar el acuerdo con el futbolista en las dos próximas semanas, antes de que se acaben las Fallas. Sería el mejor broche para la fiesta por excelencia de la ciudad.

Desde hace varias semanas, los agentes del futbolista, José Manuel Tárrega y Vicente Forés, están en conversaciones con Manuel Llorente y Braulio Vázquez para prolongar la vinculación contractual del polivalente jugador catalán, que acaba en junio de 2013.

La predisposición por ambas partes siempre ha sido buena y ahora la negociación ha entrado en su parte final. Tres temporadas más será lo que se amplíe el contrato de Alba, que seguirá vistiendo de blanquinegro hasta el año 2016, siempre que se cumpla lo firmado. Ésa es la intención del club, ya que tratándose de un futbolista joven y con gran futuro por delante, lo ideal para la directiva de Mestalla es atarlo por un periodo medio-largo.

Porque el caso Mata está en el ambiente, y a nadie se le escapa que éste podría ser similar. El asturiano renovó con la condición de que saldría traspasado si llegara una buena oferta, como así fue, dado su gran cartel internacional.

De esta forma, tras el debut de Jordi Alba con la selección española se ha ganado un puesto fijo en la roja, campeona del mundo y de Europa, lo que le abre de par en par las puertas de los clubes más grandes del panorama.

Por eso, que quedase libre en 2013 y pudiera marcharse gratis a cualquier equipo, era un riesgo demasiado alto que el presidente no podía permitir. No hacer una buena caja con un jugador de estas características tal y como está la situación del Valencia sería un auténtico pecado.

La intención del club de Mestalla siempre había sido hacer oficial la ampliación de contrato de Alba antes de que comenzara la Eurocopa de Ucrania y Polonia, ya que si el lateral es titular y triunfa, las ofertas para la siguiente temporada serían imposibles de igualar para Manuel Llorente y por tanto la renovación se pondría extremadamente complicada. Es mucho mejor atajar el asunto ya para que la pelota no se haga más gorda.

Tampoco la parte del jugador quiere alargar mucho más el asunto, porque disputar el torneo internacional este verano con un montón de clubes llamando a su puerta cada día sería perjudicial. Algo parecido le ocurrió a Villa en la Copa Confederaciones y al Guaje no le fue nada bien. Le distrajo y no fue tan decisivo sobre el campo como en otras ocasiones.

Precisamente con el delantero del Barcelona el paralelismo es también evidente. El presidente del Valencia es consciente que renovar a Jordi Alba no significa que el jugador vaya a estar seguro hasta 2016, y más si sigue jugando y creciendo como hasta ahora.

Lo más probable, dada la deuda del club y la necesidad de vender cada año, es que el lateral, uno de los grandes baluartes que tiene el equipo para conseguir una suculenta oferta, se acabe yendo en alguno de los próximos años, tal y como pasó con Mata, Silva o Villa. Todos ellos habían renovado antes.

En el panorama futbolístico es de sobra conocido que a Guardiola le gusta mucho Alba, y el Barcelona necesita un lateral izquierdo ofensivo, un papel en el que el valencianista encaja perfectamente. No todos los días surge la posibilidad de recalar en el mejor equipo del mundo, un club que abra las puertas de títulos, finales, reconocimiento y que multiplique el sueldo que percibe actualmente el futbolista en el Valencia.

Sería una oportunidad única, y en Mestalla también lo saben. La clásusula del contrato de Jordi es de 20 millones, una cifra que en el club quieren subir, aunque ese aumento el lateral sólo lo aceptará si su ficha también aumenta en un porcentaje similar.

Otra de las posibilidades que está de la negociación es pactar una oferta mínima, por debajo de la nueva cifra, por la cual el Valencia esté obligado a traspasar al futbolista en un futuro, algo que fue el paso previo de la llegada de Juan Mata al Chelsea.

Jordi Alba llegó al Valencia en verano de 2007, con 18 años, procedente del Cornellà. Tras jugar una temporada en el Mestalla se marchó decido al Nàstic de Tarragona. Desde su vuelta en 2009 cumple su tercera temporada en el primer equipo del club blanquinegro. Emery lo ha reconvertido al lateral, ya que él era extremo, y sus mejores momentos han llegado desde el costado de la defensa.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
CALCULA LOS PUNTOS DE COMUNIO
Conoce al instante los puntos de los jugadores y conviértete en el mejor manager de tu liga.
MULTIMEDIA
FOTOS

PROXIMOS PARTIDOS

BUSCADOR AVANZADO
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento