lasprovincias.es
Viernes, 4 julio 2014
llovizna
Hoy 22 / 23 || Mañana 18 / 30 |
más información sobre el tiempo

Canal del Valencia

Actualidad
Valencia-Cf
Qué fue de José Luis Fernández Manzanedo ex jugador del Valencia CFEl burgalés compagina ser representante de un laboratorio médico y entrenar a equipos del Burgos Promesas
3 de enero de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un portero con el maletín a cuestas
JAVIER ABIETAR ZAHONERO.-

Echó el cerrojo a la portería del Valencia, llegando a conseguir el trofeo Zamora en la campaña 78-79 (sólo encajó 26 goles). Una temporada que concluyó con el título de la Copa del Rey ante el Real Madrid en el Vicente Calderón. Transmitió seguridad a la zaga y alcanzó la internacionalidad. Tanto siente el fútbol que hoy compagina sus tareas como representante de un laboratorio farmacéutico en Castilla y León con la creación del Burgos Promesas, un proyecto que nació en el año 2000 y que ya cuenta con equipos en todas las categorías inferiores. Se trata de José Luis Fernández Manzanedo.

El burgalés dejó el Valencia en 1984 después de ocho temporadas (fichó en 1977), para jugar en equipos como el Valladolid, el Sabadell -cuando estaba en Primera- y la Cultural Leonesa. Abandonó el fútbol en 1992. Bueno, no del todo. Cuando acabó su carrera fue segundo entrenador y de porteros del Burgos, pero la experiencia no fue buena. «Fue un año extremadamente difícil, el equipo estaba en medio de la conversión en sociedad anónima y no salió bien», señala el ex guardameta.

Después también tomó las riendas del Palencia en la Segunda B, pero terminó dejándolo. A partir de ahí también empezó su trabajo como delegado de un laboratorio médico con sede en Barcelona, Lacer.

Amplia zona

Cada una de las semanas recorre varias de las provincias de Castilla y León llevando las últimas novedades en medicamentos. Burgos, Soria o Zamora son algunas de las zonas donde trabaja. «Prácticamente no entro en casa, paso todo el día fuera», argumenta Manzanedo.

Si cuando jugaba al fútbol su mujer casi no lo veía, con sus dos actividades de ahora la situación no cambia mucho. «Mi esposa creía que cuando dejara el fútbol iba a verme más, que yo estaría más tiempo en casa, pero no está siendo así. Tiene mucha paciencia conmigo», concluye explicando entre risas.

Y es que la representación del citado laboratorio médico no es la única tarea que diariamente realiza Manzanedo. Tras la desaparición del Burgos la ciudad se quedó sin representación futbolística. El ex guardameta, con mucho cariño por su población natal, emprendió un proyecto deportivo.

«En el año 2000 creamos el Burgos Promesas, que en la actualidad ya cuenta con 16 conjuntos de fútbol base entre todas las categorías y también un equipo de aficionados», asegura satisfecho el que fuera portero internacional del Valencia. La intención de esta iniciativa era y es la creación de un club «solvente económicamente hablando», señala el ex jugador.

Los entrenamientos, la labor más administrativa y los partidos le restan a Manzanedo casi todo el tiempo de los fines de semana. Pero el burgalés lo tiene muy claro. «El fútbol es algo que viene con casi todos los que hemos practicado este deporte, siempre está presente», afirma.

El ex guardameta de los de Mestalla utiliza un símil para ejemplificar su pasión por el fútbol. «Sucede como con el ganado, te ponen una marca que ya te acompaña el resto de tu vida. Este deporte es como una droga, pero en este caso muy bonita», manifiesta.

Eso sí, lo suyo ya no es jugar. «Ya no tengo ganas y además estoy para pocos trotes», afirma entre risas.

Entrenar, y más aún con los chavales, le resulta mucho más gratificante. «Es una experiencia realmente bonita, no tiene nada que ver con el fútbol a nivel profesional. Las satisfacciones que te da son muchas. Estoy muy contento», explica emocionado.

Ahora todo es bueno, pero Manzanedo también tuvo su época mala en el deporte rey, aunque duró poco. Con 21 años llegó a Valencia para fichar por los de Mestalla. «No conocía nada ni a nadie, estaba acostumbrado a Burgos y entonces estaba en una ciudad mucho más grande y con un ambiente completamente diferente. Fue complicado pero allí empecé una nueva vida», relata con alegría mientras afirma sin rubor que sigue al club ché. «Es mi equipo».

De esta época no sólo recuerda los títulos, como la Copa del Rey de 1979 o la Recopa de 1980. «A Valencia llegué solo y allí hice amigos de los de verdad y tuve otra serie de vivencias que no voy a olvidar nunca, fue una época muy buena», señala emocionado el que echara el cerrojo a la meta valencianista durante siete largas temporadas.

Unos recuerdos muy bonitos que hacen que Manzanedo siga al Valencia desde la distancia, pero con mucho interés. «Esta temporada lo veo bastante bien, tal vez le falte un poco de banquillo. Si el equipo tuviera más jugadores tal vez estaríamos más arriba, pero con lo que tenemos es complicado ser una alternativa real al Barcelona y al Real Madrid. Creo que el Valencia debe de clasificarse para la Champions», concluye el ex futbolista.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
CALCULA LOS PUNTOS DE COMUNIO
Conoce al instante los puntos de los jugadores y conviértete en el mejor manager de tu liga.
MULTIMEDIA
FOTOS

PROXIMOS PARTIDOS

BUSCADOR AVANZADO
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento