Nando se va al Alavés y Abdennour al Zenit

Nando durante el partido ante el Sporting CP
Nando durante el partido ante el Sporting CP / VCF

El extremo y el central no se entrenan a la espera de cerrar las cesionesEl Valencia no descarta a Andreas Pereira y Guedes, a quien Emery dejó en la grada anoche, mientras espera a ver qué ocurre con Orellana y Santi Mina

JUAN CARLOS VALLDECABRES

El Valencia aligera peso por un lado mientras que por otro se afana en tapar los agujeros. Nando y Abdennour van a ser los siguientes en salir, mientras que ni mucho menos se da del todo por perdido ni a Guedes ni a Andreas Pereira. Ayer, aunque Marcelino dio por hecho por la mañana que la salida del valenciano y del tunecino era cuestión de horas, lo cierto es que el club al cierre de esta edición no había dado oficialidad a ninguna de estas dos operaciones. La más avanzada, según fuentes valencianistas, era la de Nando con el Alavés (antes había estado cedido a clubes de Segunda como Córdoba y Oviedo); mientras que desde hace días se sigue negociando para perder lo menos posible con la marcha de Abdennour al Zenit (su agente llegó a asegurar que tenía firmado un contrato por dos años).

Tanto el extremo (tiene contrato hasta 2021) como el central (de blanquinegro hasta 2020) ya no fueron convocados en la primera jornada y ayer ni tan siquiera salieron a entrenarse. La cesión es en ambos casos la mejor solución para vaciar el vestuario de jugadores que saben desde el principio que no cuentan para Marcelino. La diferencia entre Nando y Abdennour es más que notable: uno procede de la cantera y el otro costó 21,8 millones de euros, otro de los grandes fiascos que lleva en su mochila Peter Lim.

Al igual que ellos, tampoco se entrenaron este viernes ni Garay ni Parejo. Ya procuró Marcelino insistir en que el argentino no lo hizo por cuestión médica (lumbalgia) y no por su situación de mercado. La atención valencianista, no obstante, es ahora la de reforzar el equipo porque no tiene jugadores de banda. «Van a venir, es una necesidad», avisaba Marcelino antes de citarse con Mateo Alemany en Paterna. Hablaron, cómo no, de los frentes abiertos. Lo de Guedes parece que al final caerá por su propio peso. «Al principio de semana podía estar pero... no sé por qué motivo hay una pausa».

Anoche jugaba el PSG -con Lim de nuevo como espectador- y Emery decidió que Guedes se quedara en la grada. Con los días que quedan por delante se vislumbra un final de color blanquinegro para el portugués. Como con Pereira y el Manchester United. Sobre los de aquí que pueden marcharse también (Orellana, Mina...), el técnico no fue del todo claro: «Orellana sabe su situación, igual que Santi. Preferimos cerrar situaciones donde no tenemos jugadores. En ataque tenemos cuatro considerando a Nani como segundo delantero. No pretendo tener cinco parar 2 puestos. Sin salidas no habrá entradas».

Más

Fotos

Vídeos