Merecido premio para Jaume, el chico de la casa

Jaume vuela para despejar el balón en Anoeta. / josé mari lópez

Kondogbia comete el error de ganarse la segunda amarilla y su baja contra el Athletic propiciará que Carlos Soler regrese al centro Marcelino dice estar contento con Neto pero anticipa que en un futuro puede volver a apostar por el meta de Almenara

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

¿Le pasa algo a Neto? Cuando el Valencia dio a conocer ayer tarde la alineación, esa fue la pregunta que circuló de boca en boca con la intención de saber si el portero brasileño había pasado mala noche o se había lesionado al levantarse de la cama. La presencia de Jaume Doménech en el once fue una grata sorpresa para todos. Primero porque nadie esperaba que la aplicación de la teoría de las rotaciones de Marcelino tuviera tanta profundidad como para afectar a la portería; y segundo, porque al rendimiento del meta de Almenara no se le puede poner ningún pero, teniendo en cuenta además que a Neto sólo le habían marcado un gol en los últimos tres encuentros.

Es verdad que el Valencia encajó dos goles en Anoeta -como en el Bernabéu- pero observando con cierto interés las jugadas, poco o nada pudo hacer para evitar que el balón entrara en su portería. Jaume se mostró bien posicionado, concentrado cada vez que bloqueó el balón y convencido cuando metió los guantes para despejarlo. Gayà fue el primero en ponerle en compromiso al minuto y medio de juego con una arriesgada cesión que el de Almenara supo resolver con desparpajo. En ese sentido, el trabajo diario de José Manuel Ochotorena -a quien Marcelino debió seguramente pedir opinión- queda en evidencia en casos como el de ayer.

Porque, por mucho que el técnico pueda ahora justificar su decisión deportiva, la verdad es que en su última temporada en el Villarreal (2015-16) no es que diera mucha alternancia a sus guardametas. El que para él fue titular casi todo el curso fue Areola (jugó 32 partidos de Liga); Asenjo participó en 4 encuentros y Barbosa únicamente en los dos últimos del campeonato.

«Estoy muy orgulloso de todos, la forma de demostrarlo es con hechos, decisiones. Estoy satisfecho del rendimiento de Neto pero también Jaume merecía la oportunidad. Es un chico trabajador, valencianista, que siempre buscando el bien del equipo. Tenemos dos porteros excelentes, estamos satisfechos de ambos y en el resto de las jornadas de Neto. Podremos cambiar en el futuro», explicaba al respecto el entrenador, dando a entender que ahora volverá seguramente Neto pero a medio plazo de nuevo habrá rotación.

Para el que también va a haber descanso obligado el domingo que viene es para Kondogbia, que cometió una doble torpeza. La segunda amarilla se la ganó con todo merecimiento, como también un minuto antes se la había podido mostrar el árbitro. A Carlos Soler le tocará desempeñar el domingo el rol de ser la pareja de baile de Parejo.

Fotos

Vídeos