Fútbol | Valencia CF

Marcelino reduce la sangría en el Valencia CF

Los jugadores del Atalanta celebran el segundo gol que les sirvió para conquistar el Naranja. / Manuel Molines

El equipo ha encajado sólo cinco tantos, aunque la derrota del Naranja evidencia que el proyecto está entre hilvanes | El Valencia, menos goleado que en las pretemporadas de Nuno y Ayestarán

ALBERTO MORENOValencia

Marcelino ha hecho un torniquete que ha contenido la hemorragia. No es una sutura definitiva, sino una solución de urgencia para que su proyecto no se desangre antes de empezar a caminar. El técnico asturiano ha sido capaz de, en el verano de más incertidumbre de la era Lim, cerrar la pretemporada con sólo cinco goles en contra. Sus predecesores, Nuno en dos ocasiones y Ayestarán, no bajaron de la decena.

«La pretemporada a nivel de resultados no indica mucho». Marcelino sabe que el periodo de preparación previo a la competición no cuenta. Nadie se acordará de los siete partidos de preparación desde que el viernes eche a rodar el balón en el encuentro frente a Las Palmas. Lo ocurrido hasta ahora es anecdótico. Tanto como que el máximo goleador de la pretemporada, Orellana, no cuenta para el técnico. El equipo definitivo se perfilará en las ultimas semanas de mercado. Pese a ello, el preparador y su equipo están satisfechos con el trabajo realizado hasta ahora. La plantilla ha estado implicada, ha asimilado los conceptos y el equipo no se ha mostrado vulnerable en defensa. Los dos goles encajados a balón parado ante el Atalanta se consideran un lunar y materia para analizar y mejorar de cara al inicio liguero.

La pretemporada que ha protagonizado el técnico asturiano ha sido notable, comparándola con sus predecesores en el cargo. Desde la llegada de Peter Lim al Valencia en la temporada 2014-2015, se ha convertido en el periodo de preparación con menos goles encajados, solamente cinco.

Esto contrasta con la provisionalidad de la defensa con la que ha trabajado Marcelino. Posiblemente, el asturiano aún no tenga a su pareja de centrales para la Liga. El club se quitó de encima en cuanto pudo a Aderllan Santos, se quiere sacar Abdennour pero no regalarlo y Vezo igual acaba contando a la fuerza. Garay, una de las piezas que teóricamente iban a ser fijas para el entrenador, está a punto de salir hacia el Spartak. En medio de la tormenta ha emergido el canterano Javi Jiménez, quien parece un valor de futuro pero no se le puede cargar aún de responsabilidad. Si aterriza Murillo en las próximas horas y llega Gabriel, Marcelino se verá en la misma tesitura que Ayestarán hace un año: su defensa teóricamente titular apenas ensayará un par de veces antes de competir.

Si bien los datos, sobre todo los de la propia portería, son buenos, también hay que resaltar que los rivales de este verano han sido de menor entidad que en algunas de las pretemporadas anteriores. Cuando Nuno aterrizó en Mestalla, disputó ocho encuentros de pretemporada en los que obtuvo tres victorias, dos empates y tres derrotas. Con un equipo prácticamente nuevo y la primera inversión en fichajes, consiguió marcar dieciséis goles a favor y encajó otros trece con un balance de más tres antes del comienzo de la temporada oficial. Aquella pretemporada despertó la ilusión , llegaron nuevos fichajes y se ganó la Emirates Cup, torneo celebrado en el campo del Arsenal. Los pupilos de Nuno cempataron con el Mónaco (2-2) y se impusieron al Benfica (1-3). Días después visitarían Old Trafford para jugar un amistoso ante el Manchester United que acabó con derrota por 2-1, pero se dio buena imagen. Se venció en el Trofeo Naranja al Milan (2-1) con tantos de Alcácer y Rodrigo Moreno.

Tras la magnífica primera temporada de Nuno, donde el Valencia consiguió clasificarse para la fase previa de la Champions, cuajaría una idéntica pretemporada a la anterior en cuanto a resultados. De todos los partidos que disputó, cosechó también tres victorias (Wiener Sportklub, Southampton y PSV), dos empates (Werder Bremen y Oporto ) y tres derrotas (Bayern Munich, Colonia y Roma). Bajó el rendimiento goleador y mejoró un poco el balance defensivo marcando diez goles y encajando otros tantos. Aquel verano, donde el equipo se metió en la fase de grupos de la máxima competición continental tras superar al Mónaco, vino marcado por el adiós de Rufete, Ayala y Amadeo Salvo del club. Durante aquella campaña Nuno seria destituido tras perder en Liga con el Sevilla pero el ambiente ya era insostenible desde el 8 de agosto, cuando en el Trofeo Naranja parte de la afición silbó y pidió la marcha del técnico portugués.

La pretemporada 2016-2017 la dirigió Pako Ayestarán después de finalizar la campaña anterior en la duodécima posición y haber evitado un descenso que llegó a estar muy cerca antes de la destitución de Neville. La preparación no le fue mal al técnico vasco pese a que algunas de las piezas clave le llegaron casi a punto de cerrarse el periodo de inscripción. Marcelino, en ese sentido, parece condenado a convivir con una situación similar. El técnico asturiano lo asume con naturalidad, al menos así lo expresa.

Ayestarán tuvo que lidiar con la rebeldía que Dani Parejo inició en Inglaterra para irse a jugar al Sevilla, aunque finalmente ese episodio quedó en nada cuando el madrileño pidió perdón y se reincorporó a la dinámica del grupo días después. Marcelino, por contra, ha sabido implicar desde el primer momento al madrileño, al que incluso ha devuelto la capitanía. Otro punto de sutura para cerrar la hemorragia. Los resultados Ayestarán fueron de cuatro victorias (Preussen Münster, Ilves, NPFL All Stars y Fiorentina), un empate (Bournemouth) y dos derrotas (Feyenoord y Crystal Palace). Acabó el verano con catorce goles a favor y once en contra.

De entre todos los técnicos que iniciaron la pretemporada en la era Lim, Marcelino es el que mejor promedio lleva en cuanto a resultados y dinámica goleadora del equipo. El técnico asturiano ha logrado rebajar la sangría de goles de sus predecesores encajando solo cinco. Por el contrario su promedio goleador se eleva hasta los doce, obtenido una media de +7. Un dato que supera con creces los +3 y 0 de Nuno o el +3 de Pako Ayestarán.

Pocos fichajes en el Naranja

La planificación en los últimos años ha ido más lenta de lo que a sus entrenadores les hubiesen querido. En 2014 el equipo se presentó en el Naranja con las novedades de André Gomes, Cancelo, Lucas Orban, Rodrigo De Paul, Rodrigo Moreno, Mustafi o Filipe Augusto. Fue una excepción en cuanto a la llegada de refuerzos. El ritmo y la cantidad de incorporaciones han ido a menos en los tres veranos siguientes.

En 2015, Nuno contaria con plenos poderes para confeccionar la plantilla. El Valencia se presentó en el Trofeo Naranja con Santi Mina, Ryan, Bakkali y Danilo como caras nuevas. En el tercer año de Meriton al frente de la gestión del Valencia, fue Pako Ayestarán el entrenador del verano del 2016. Con García Pitarch como director deportivo aquella campaña, los fichajes que pisaron el césped el día de la presentación fueron Nani, Álvaro Medrán y Martín Montoya. Faltarían por llegar todavía Munir y los centrales Garay y Mangala, que firmaron casi al final del mercado.

Durante la presente pretemporada con Marcelino a la cabeza, los fichajes han sido dos y contando a Maksimovic, que estaba firmado desde enero, todavía con García Pitarch como director deportivo. La única cara nueva hasta la presentación ha sido la del guardameta, Neto Murara. «Gracias a todos por el cariño, ahora empieza lo bonito», escribió ayer el brasileño en Twitter.

Neto, precisamente, ha de ser una pieza clave en esa sutura definitiva. Ha llegado como petición expresa de Marcelino, quien puso como condiciones la salida de Diego Alves y el fichaje de un sustituto de garantías. De momento, el portero ya ha tenido su primer traspié en Mestalla, ya que no anduvo demasiado fino en la salida que precedió el primer gol del Atalanta. Otra anécdota que, eso sí, evidencia que el proyecto de Marcelino está entre hilvanes, tanto en ataque como, sobre todo, en la parcela defensiva. «Ahora empieza lo bonito». Se refiere a la Liga. Al primer examen ante Las Palmas, aunque aún no sepa quiénes serán sus escuderos.

Más

Fotos

Vídeos