Lubo Penev, un histórico para llevar las riendas del Mestalla

Lubo Penev, durante un acto celebrado en Mestalla.
Lubo Penev, durante un acto celebrado en Mestalla. / EFE/Miguel Ángel Polo

El Valencia anuncia el fichaje del búlgaro para sustituir a Curro Torres en el filial. «Estoy encantado de volver a mi casa y de poder ayudar a crear futbolistas para el primer equipo», explica el técnico, que firma un año

TONI CALERO VALENCIA.

El Valencia sorprendió con el anuncio del nuevo entrenador del Mestalla. Un histórico, Luboslav Penev (Sofía, Bulgaria, 1966), tomará las riendas del filial. Se fue un entrenador de mucho carácter como Curro Torres y llega otro cuyo ímpetu no se discute. La afición valencianista recogió con plena satisfacción el fichaje de Penev porque, conviene no olvidarlo, el búlgaro fue un ídolo en Mestalla a principios de los noventa y sus 101 goles (226 partidos) como jugador del Valencia dejaron un poso imposible de olvidar en la parroquia blanquinegra. Firma Penev por una temporada, hasta junio de 2018, y será el encargado de dar continuidad al trabajo de Curro Torres en el Mestalla, una labor que llevó al filial a la final del playoff de ascenso a Segunda.

Se embarca Penev en una experiencia muy estimulante, pero asume al equipo en plena reconstrucción. Quedarse a un paso de la categoría de plata significó la marcha de Curro Torres al Lorca (no aceptó la renovación al entender que ya había completado un ciclo) y el adiós del técnico llegó acompañado del de varios futbolistas importantes: Charlie, Araujo, Aridai o Ayala entre otros y los que subieron al primer equipo para no volver, casos de Carlos Soler y Toni Lato. Penev, cuya trayectoria como entrenador arrancó hace nueve años (como segundo de la selección de Bulgaria) vuelve a casa con el reto personal de hacerse un nombre como técnico en España.

Luis Vicente Mateo, director de la Academia, y el responsable de la secretaría técnica, José Ramón Alesanco, han sido los principales responsables del fichaje de Penev, pero el movimiento también es interesante desde la perspectiva de Meriton. Después de ver cómo Mario Alberto Kempes no continuaba como embajador del club y la acuciante falta de identidad que se sufre en las últimas temporadas, la llegada de Penev al club significa una considerable inyección de ilusión para la afición valencianista.

Llega Penev acompañado por David Rodríguez, que ya trabajó con él en Bulgaria y ha pasado por el Alavés de Mauricio Pellegrino, mientras que Juan Monar ejercerá como preparador físico. Carlos Arroyo toma el testigo de Paco Camarasa -desde la recta final del pasado curso en el primer equipo para suplir a Voro- como delegado del filial. En el equipo de trabajo más próximo al entrenador búlgaro también se encuentra Unai Alba, encargado de los porteros. Desde su bautizo en los banquillos como segundo de Bulgaria, Penev ha vivido experiencias de todo tipo, pasando por el CSKA de Sofía, el Litex Lovech, el Botev Plovdiv y otra etapa (como entrenador jefe) en la selección de su país.

«Sigo siendo ambicioso»

La carrera de Penev como futbolista siempre estuvo marcada por su fuerte personalidad, dentro y fuera del terreno de juego, y en sus primeras palabras como técnico del Mestalla dejó claro que, al menos esa determinación sigue estando. «Soy muy ambicioso, lo fui como jugador y ahora también como entrenador. Mi objetivo es siempre máximo, competir cada partido, ganar el mayor número de encuentros y trabajar con la mayor intensidad posible desde el primer entrenamiento», destacó el búlgaro pocos minutos después de hacerse oficial su fichaje por el Mestalla. «Estoy encantado de volver a mi casa, de poder trabajar con jóvenes en el filial y de poder ayudar a crear jugadores para el primer equipo del Valencia», apostilló Lubo Penev.

El búlgaro fue el elegido entre otros exfutbolistas (se barajaron, entre otras, las opciones de Fernando Morientes o Miquel Soler) y explica el propio Penev que le apasiona «el trabajo con los jóvenes». «Mi idea es que los jugadores apuesten por el Mestalla y por llegar lo más lejos posible. Poco a poco intentaré inculcarles mi pensamiento», aseguró. También dejó un pequeño apunte de su filosofía futbolística: «Me gusta el fútbol ofensivo, que los jugadores disfruten, que arriesguen, eso sí, hasta un límite».

Más

Fotos

Vídeos