Fórum Algirós recupera el germen del fenómeno fútbol

Los encargados de conducir el acto, justo antes del inicio del Fórum Algirós. / jesús signes

El Fórum Algirós viaja hasta el origen de este deporte en Valencia y Burjassot. El acto recupera anécdotas de principios del siglo pasado y abre el debate sobre la indumentaria del filial blanquinegro

ALBERTO MARTÍNEZ Valencia

La Casa de la Cultura de Burjassot actuó ayer como máquina del tiempo. El Fórum Algirós permitió a todos sus asistentes viajar hasta el nacimiento de fútbol valenciano, a principios del siglo pasado. Los ponentes ofrecieron una documentada y distendida visión que ayuda a entender mejor el deporte de hoy en día.

«Els orígens del fútbol valencià. De Burjassot a València». Con ese título se presentó la séptima edición del Fórum Algirós, organizado por la Fundació Valencia CF. El acto, que se celebró en el salón de actos de la Casa de la Cultura, contó con cuatro ponentes de prestigio. David Montesinos, nieto del legendario exjugador Arturo Montes; el investigador Arturo Cervellera; el escritor Miquel Nadal; y el periodista José Ricardo March, quien ejerció de moderador durante el coloquio. Estos dos últimos, además, son colaboradores de LAS PROVINCIAS.

Miquel Nadal apostó por un ejercicio plural, más allá de los colores y de la aportación que tuvo cada club, para analizar el exponencial crecimiento que protagonizó el fútbol. «El deporte se convierte en algo que, en apenas una década, transforma la manera de vivir el ocio y entender la representatividad», explicó el escritor, quien recordó las diferentes vías a través de las cuales entró el balompié en Valencia. Además, Nadal abogó porque el Mestalla pueda jugar en alguna ocasión con su indumentaria original, lo que en cierto sentido abre el debate sobre el equipaje del filial del Valencia.

Posteriormente, David Montesinos rescató algunas curiosidades que ha conocido en casa, con su familia. Anécdotas que guarda como oro en paño. Arturo Montes debutó como futbolista en 1920. «Ricardo Zamora fue varias veces a jugar a Mestalla. Era muy buen portero, pero mi abuelo recordaba que en el campo también insultaba, amenazaba, escupía...», comentó despertando la sonrisa de los presentes. También se encargó de ensalzar el valor que adquirió este deporte por medio de los diferentes equipos que fueron surgiendo: «Incluso el barrio podía crear un símbolo identitario».

Para cerrar la mesa redonda, Cervellera dejó algunas pinceladas de la historia del Burjassot a través de varias fotografías que fueron proyectadas. El investigador, además, es nieto de José Moscardó, uno de los fundadores del club. «En 1913, Burjassot tenía 5.000 habitantes. Unos veraneantes formaron un club y, cuando acababa el verano, el campo donde jugaban se quedaba sin uso. Al final, la gente del pueblo empezó a jugar a fútbol», rememora.

Cervellera ensalzó los vínculos que han existido entre el Burjassot y el Valencia y cómo, en ocasiones, se han cedido los campos. También repasó los nombres de algunos jugadores que pasaron por ambos equipos como Cordellat, Ramón I, Alepuz, Sierra, Cervera, Asensi, Gago, Fuertes, Sócrates, Rangel o Míchel.

Fotos

Vídeos