Fútbol | Valencia CF

Valencia CF | El doble reto de Marcelino ante Peter Lim

Marcelino posa junto al escudo del Valencia.
Marcelino posa junto al escudo del Valencia. / Damián Torres

El trámite de la visita a Singapur del asturiano, acompañado por Anil Murthy, se prolongará hasta este jueves El técnico debe seducir al dueño y hacerle ver la necesidad de cambiar la plantilla

C. V.VALENCIA

Horas después de que hasta Singapur llegara el mensaje que Mateo Alemany trasladaba a la afición blanquinegra sobre la espinosa tesitura de mercado en la que se encuentra el Valencia, Marcelino García Toral empezaba su particular desafío: el de convencer cara a cara y por partida doble a Peter Lim. El técnico asturiano, acompañado por Anil Murthy, pasa por ese examen que al máximo accionista siempre le ha gustado hacer a sus entrenadores.

La diferencia respecto a los otros casos es que a este entrenador no le ha elegido él personalmente y que el encuentro se produce semanas después de que haya sido incluso presentado de manera oficial, de ahí que la entrevista con adquiera un mayor calado.

Más Valencia CF

Pero, al margen de la opinión que pueda quedar posteriormente en Lim sobre los conocimientos de Marcelino, a lo que verdaderamente se enfrenta el asturiano es a la tesitura de convencer al máximo accionista de lo que realmente le hace falta al Valencia para salir a flote. «Marcelino va a explicarle a Lim lo que pretendemos y cómo conseguirlo», apuntaba ayer el director general en la cadena Cope.

Ya advertía Alemany el lunes que el club había hecho unos desembolsos muy importantes en los tres últimos años, dando a entender entre líneas que, ante la dificultad de colocar a esos jugadores que no quiere el nuevo entrenador, hubiera finalmente que aceptar a algunos de ellos como parte del futuro grupo. Es precisamente lo que quiere evitar Marcelino. Para el entrenador no hay marcha atrás, aunque en el vocabulario oficialista del club siempre se tiene muy presente que las circunstancias del mercado son las que van a ir modificando los planes iniciales, quizás más radicales de lo que luego suele ocurrir.

Esa exigencia que pretende trasladar Marcelino, traducido desde el punto de vista económico, obliga al club a hacer un esfuerzo. No es nada fácil encontrar acomodo a ese grupo de jugadores que no interesan por el sencillo motivo de que ni sus salarios ni sus costes de amortización son fácilmente asumibles por otros clubes. De momento, en este periodo veraniego lo único que se han producido han sido tres ventas: Ryan (5,7 millones de euros), Piatti (1,5) y Yoel (750.000). Altas ni una, salvo la de Maksimovic, y lo peor es que no tiene pinta de que puedan producirse muchas altas antes del día 3, que es cuando Marcelino pone en marcha la maquinaria. De cualquier manera, hasta el jueves tiene tiempo el asturiano de convencer con su plática a Lim de que para poner el Valencia a funcionar hace falta engrasar el área financiera.

Fotos

Vídeos