Diego Alves asegura que el club vive «apegado al pasado»

Diego Alves.
Diego Alves. / damián torres

C. V. VALENCIA.

Desde el año pasado sabe Diego Alves que el Valencia quiere traspasarlo. Sus agentes trabajan desde hace muchas fechas en ese cometido y aunque desde Brasil surgió la posibilidad de que el Flamengo estuviera interesado, el Nápoles es uno de los posibles destinos. De momento, el brasileño tiene que reincorporarse al Valencia más tarde que sus compañeros (día 17), al haber estado con la selección.

Diego Alves habló a Globoesporte.com. y admitió que el Valencia tiene problemas financieros, que la afición es exigente y que el club está en un proceso de transición aunque está «un poco apegado al pasado», en referencia a la conquista pasada de títulos. «Debido a los gastos anteriores, el club tiene que renovarse económicamente. Por lo tanto, es posible que algunos de los jugadores clave, como en mi caso, tengan que salir. Pero soy jugador del Valencia hasta 2019, es un club grande aunque los últimos dos años se vive una situación incómoda. Cuando vuelva hablaremos y veremos cuál es la mejor opción. Debo sentarme a hablar con el Valencia y ver cuál es su propósito», decía el guardameta internacional.

Hace días se habló del Roma, opción que Alves descarta por completo. «Me tiene muy sorprendido. Yo estaba en mi cumpleaños y la gente empezó a preguntar si me vendieron. Y no entiendo por qué. Tengo reuniones con mi agente una o dos veces a la semana y no sabemos nada de esa noticia que salió en Italia por casualidad y se convirtió en un boom. No he tenido ningún contacto con la Roma en este momento. Monchi me quería llevar al Sevilla la temporada pasada. Pero, hasta ahora, no tengo ningún tipo de novedad respecto a mi situación».

Fotos

Vídeos