La defensa del Valencia CF exige fichajes

El club propuso a Marcelino recuperar a Abdennour y el técnico aceptó, pero el tunecino no mejora y sigue sin dar el rendimiento esperado. Los errores ante el Cosmos vuelven a poner de manifiesto la necesidad de contratar centrales y el mediocentro

TONI CALERO

Igual que las dos primeras victorias en pretemporada no permitieron demasiadas alegrías en Marcelino, tampoco la derrota contra el Cosmos le llevó a una tristeza desmedida. «El resultado no importa», dijo. Un clásico del verano. Es mejor remontarse a unas semanas antes, justo cuando Marcelino había hecho un control rápido de los futbolistas que cogía y los trascendentales informes de Voro ya estaban en su poder. Más de seis fichajes fue lo que exigió el asturiano -más los canteranos que pudieran echar un cable en ciertos momentos de la temporada- y por ahora sólo llegó Neto para sustituir a Ryan y Maksimovic, cerrado seis meses antes de su llegada.

La baja de Ezequiel Garay en la gira norteamericana agravó la sensación de endeblez defensiva del Valencia. El mal supremo. El dolor de muelas que el equipo sí supo disimular contra el Lausana y el Sporting de Portugal. Ante el Cosmos regresaron los graves errores atrás. Se ha quedado Marcelino con tres centrales en Estados Unidos: Aymen Abdennour, Ruben Vezo y Javi Jiménez. Los dos primeros están en la cuerda floja y el tercero es de esos canteranos que Marcelino tiene muy en cuenta para ayudar al equipo en competición oficial.

Saltó el Valencia al campo con Abdennour y Jiménez. La imagen de los blanquinegros no fue ni mucho menos buena, pero al menos Neto se marchó al vestuario imbatido. 225 minutos de juego y ningún gol en contra. El principio básico que Marcelino quiere imponer en el Valencia seguía su progresión positiva. En la segunda parte entró Vezo -no cuenta para el técnico- y acompañó a Abdennour. Al equipo le costó más la circulación del balón y sobre todo, cometió errores de bulto en defensa que le costaron dos goles y la derrota final ante un Cosmos de mucha menos categoría.

La situación de Abdennour es muy compleja puesto que Marcelino había dado el OK al club para 'recuperarlo' y así, permitir que la dirección deportiva y Mateo Alemany se centraran en atender las demandas del técnico. Sin embargo, la actuación de Abdennour ante el Cosmos dejó claro que el tunecino sigue a años luz del nivel que exhibió en el Mónaco cuando el Valencia se lanzó a por él para contrarrestar la marcha de Otamendi. Abdennour costó 22 millones y firmó su contrato por cinco temporadas, hasta junio de 2020. Representa un gasto para el club de casi nueve millones de euros por año y su rendimiento dista demasiado de esa cifra.

El regreso de Alesanco

Si finalmente Abdennour sigue, el Valencia necesita al menos un central -y con urgencia- para afrontar la temporada. Si se le encontrara acomodo al tunecino (difícil traspasarlo) a través de una cesión, el club estaría obligado a contratar a dos centrales que acompañaran a Garay. Hoy regresa Alesanco de Estados Unidos, donde ha podido pulsar el ánimo del técnico y los futbolistas. Si son necesarios los centrales, más importante si cabe es el mediocentro para cuadrar el plan de Marcelino. El Valencia espera que esta misma semana hayas novedades respecto a la llegada del '6' y también sobre Álvaro Negredo. La salida del vallecano es prioritaria y el Besiktas quiere cerrar su fichaje cuanto antes.

Más

Fotos

Vídeos