Las claves del modelo de Marcelino

Zaza y Negredo se disputan el balón en el entrenamiento de ayer.
Zaza y Negredo se disputan el balón en el entrenamiento de ayer. / lázaro de la peña/vcf

El Valencia juega hoy a partir de las ocho de la tarde, retransmitido en Gol, su primer partido de pretemporada ante el Lausana de Celestini El técnico exige el dominio de los espacios por encima del balón y da prioridad al juego colectivo

HÉCTOR ESTEBAN

Hoy, ante el Lausana Sport, el Valencia de Marcelino comienza a rodar. Primer escenario para mostrar el concepto del nuevo técnico. A partir de las ocho de la tarde, en el estadio Olympique de la Pontaise, ante el equipo local de Fabio Celestini, aquel mediocentro que jugó en el Levante UD. Entre sus jugadores más destacados Xabier Margairaz, internacional y exfutbolista de Osasuna, y el delantero Esnáider, hijo del que fuera atacante del Real Madrid y Zaragoza. Es el primer paso para que el Valencia, desnortado en las dos últimas temporadas, vire su rumbo para volver a su esencia. Un mensaje que tiene claro el técnico y que verbalizó el día de su presentación. Empieza la era Marcelino.

Más información

Automatismos

Saber cómo moverse sobre el césped, fundamental

El modelo de Marcelino se resume en el dominio del espacio. Por encima del balón. El jugador del Valencia tiene la obligación de saber en qué parte del campo se mueve, casi como un cercado para evitar que el desorden se instale. Especialmente en la tarea defensiva. Ya lo aplicó el entrenador en el primer entrenamiento y, ayer, de nuevo, bajo un aguacero sobresaliente en los campos anexos del Camille Fournier. La defensa es el punto de partida para que el resto del equipo ejecute el plan previsto.

El equilibrio táctico entre todas las líneas, con la labor asumida por cada pieza del once, va a ser un objetivo irrenunciable. Los futbolistas trabajaron durante casi una hora esos aspectos a favor del juego colectivo. El Valencia de Marcelino en ningún caso va a ser un equipo en el que florezca una individualidad porque el bien de la comunidad ha de anteponerse a todo. El balón no es una obsesión por encima de ocupar el espacio definido sobre el terreno de juego. «Va a ser difícil que aquí alguien se escaquee», apuntó el segundo de Marcelino, Rubén Uría, en la radio oficial del club.

La improvisación no cabe

Las zonas de trabajo se acotan por líneas

El equipo ensaya y reitera los movimientos sobre espacios reducidos. Una de las sensaciones de la temporada son los metros y metros de cinta elástica que se clavan con piquetas en el césped para acotar el radio acción y que los jugadores sepan cuál es su hábitat natural. El primer día, el técnico fraccionó el campo principal para que cada jugador trabajara sobre un espacio definido. Los laterales en carriles por banda, los centrales en su posición natural y los centrocampistas donde se resuelven los partidos. Nadie podía saltarse las líneas definidas sobre el césped. Una labor de colocación de las cintas sobre el césped que Marcelino supervisa como testigo directo. La intención es que los jugadores en los partidos tengan como referencia esas líneas imaginarias para cubrir su radio de acción.

Motivación

Un técnico activo, a un centímetro de los ejercicios

El entrenador no para. Constante, hablador, inyectando energía al entrenamiento. Marcelino no es un agente pasivo en la tarea y acompaña cada jugada para motivar a sus futbolistas. La buena acción se aplaude y la mala se corrige. El que no se aplique lo tendrá difícil.

Porteros

Neto, Jaume y Sivera, a un nivel altísimo

La llegada de Neto ha generado una sana competencia en la portería. Los tres guardametas están a un nivel altísimo y con mando en el área para ordenar a sus compañeros. Tanto el brasileño como Jaume y Sivera realizaron ayer auténticos paradones en el partido de dimensiones reducidas que disputaron los jugadores distribuidos en tres equipos. El técnico quiere porteros con galones, con mando y que ofrezcan seguridad a la línea de la retaguardia. Mientras sus compañeros dominaban el espacio, los cancerberos practicaron bajo la supervisión de Ochotorena el juego con los pies. La pugna por la portería será importante y no existe la resignación.

En buena forma

Negredo, el goleador; Parejo, la esencia del fútbol

Uno de los jugadores que ha exhibido un nivel alto es Negredo. El vallecano está de dulce y muchas de sus ocasiones en los entrenamientos se traducen en gol. Terminó bien la temporada en Inglaterra y se le ha visto muy motivado en las primeras jornadas de entrenamiento. Por otro lado, Parejo exhibe cada día su calidad. La técnica es el betún de sus botas.

El Valencia se presenta en el Festival de los Alpes sin la oportunidad de la relajación. El ritmo de los entrenamientos es lo que querrá ver Marcelino hoy sobre el terreno de juego. Llega la hora de los automatismos.

Fotos

Vídeos