Valencia CF | Cinco días para zanjar el finiquito

El todavía director deportivo firmó en febrero un contrato hasta 2019 con la opción de prorrogarlo un año más Alesanco y su abogado negocian el despido con el Valencia «en buena sintonía»

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

Tres días necesitó García Pitarch para presentar en un arrebato la dimisión una tarde noche de un sábado 7 de enero y montar después una rueda de prensa en la que repartió tiros a diestro y siniestro. Cinco cumple hoy su sucesor, José Ramón Alesanco, en situación de despido pese a que oficialmente todavía mantiene en su tarjeta de visita el cargo de director deportivo del Valencia. La negociación de su finiquito se está alargando más de la cuenta y lo que parecía que se iba a resolver este lunes, al cierre de esta edición todavía seguía sin un acuerdo definitivo, cuestión que todo apunta a que vaya a producirse en las próximas horas.

«Estamos en buena sintonía en la negociación», decía a modo de conclusión una de las partes implicadas. Alesanco firmó en febrero pasado un nuevo contrato hasta 2019 más otro año opcional y la decisión el viernes pasado de Anil Murthy de comunicarle su destitución obliga lógicamente a concretar cuánto dinero le pertenece ahora por el despido. Son los abogados de ambas partes los que tienen la misión de llegar a un punto en común, versión que desde el primer momento sostuvo el club.

Una vez se firme el acuerdo, el siguiente paso por parte del club será pronunciarse formalmente al respecto, ya que desde que se conoció la decisión -tuvo el consentimiento de Peter Lim-, nadie por parte del Valencia ha querido hablar. «Creemos que tiene un gran currículum. Lo hemos elegido por su experiencia como jugador, entrenador y como responsable de la cantera del Barcelona y del Valencia», fue la argumentación del club en febrero pasado.

Tampoco habló ayer Alesanco, cuando llegó pasado el mediodía a su cita a las oficinas del club. Lo hizo acompañado de su abogado, a quien no se le ocurrió otra idea que taparse la cara con una carpeta ante la presencia de algunos fotógrafos, mientras Alesanco mostraba una tímida sonrisa. Pasados unos minutos llegarían a la sede Anil Murthy y Kim Koh, y poco más de una hora y media después de su entrada, salía Alesanco. Lo hizo en el asiento delantero del vehículo conducido por Javier Solís, abogado del club.

Más

Fotos

Vídeos