Aquel gol de Lis que aupó a la quinta del 71

Mestre, el ídolo. Manolo Mestre es abrazado por sus jugadores sobre el mismo césped tras ganar al Girona y certificar el ascenso. / penalba

El 2-1 al Gerona en el antiguo Luis Casanova supuso el ascenso directo para el filial, al quedar campeón de Tercera a falta de una jornada Mestre y Cerveró, los únicos del Mestalla que llegaron a la élite

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

El Mestalla está para alimentar de jugadores al primer equipo y da igual si está en Segunda B o Tercera. Es un paradigma que de siempre ha marcado el devenir de este equipo y que ha servido como argumento defensivo para los entrenadores y directores deportivos. Pero, de la misma forma, existe la teoría de que cuando más arriba se encuentre el filial, más fácil es la transición de los jugadores a la élite. De este Mestalla que maneja Curro Torres y que este sábado (19 horas) se juega el primer envite contra el Albacete, hay algunos futbolistas que apuntan serios fundamentos y que avalan la apuesta decidida por el ascenso. Pero a veces las hipótesis no funcionan.

Hace 46 años, un grupo de veinteañeros que hablaban valenciano en el vestuario auparon al Mestalla a Segunda después de una espectacular temporada en la 'vieja y potente' Tercera (grupo III), bajo la batuta de Manolo Mestre. De aquel equipo que un 30 de mayo de 1971 certificó el ascenso en el antiguo Luis Casanova ante el Gerona -con e- al ganarle 2-1, sólo Pepe Cerveró fue capaz después de saborear la Primera División. Para Mestre aquello también supuso el empujón para coger cuatro años después los mandos del primer equipo.

Fue la penúltima jornada liguera pero para los valencianistas ya no hizo falta esperar más. Le sobraron puntos y el premio para el campeón fue el ascenso directo. El Gerona, precisamente su rival, tuvo que promocionar. Fue Ramón Lis quien hizo el histórico gol (de 'retruc' como se leía en la crónica de LAS PROVINCIAS), después de que el equipo tuviera que remontar el tanto catalán conseguido a los once minutos de juego. Cayetano había empatado anteriormente (minuto 35).

Han sido más de una veintena las temporadas que el filial del Valencia ha militado en la categoría de plata (la más sonada la de 1951-52 cuando se ganó el ascenso a Primera, renunciando lógicamente después) y más de cuatro décadas después de su último descenso está a tan sólo dos partidos de conseguirlo. Confía el filial blanquinegro en su buen estado de forma para lograrlo, sabedor además Curro Torres de que el rival acabó campeón de su grupo pero estuvo los cinco últimos partidos de Liga en el Carlos Belmonte sin ganar un solo encuentro.

Curro Torres no ha querido variar su rutina habitual. El equipo tuvo ayer jornada de descanso y hoy se verá qué tal se encuentran Sito y Charlie, dos jugadores que arrastraban serias molestias y a los que el cuerpo médico pretende recuperar para este sábado. Ayala no llega a tiempo ni para la vuelta en Albacete. El Mestalla, que entrenará en el mismo estadio este viernes, confía en su mayor pegada para intentar dejar casi resuelta la eliminatoria.

Fotos

Vídeos