Fútbol | Valencia CF

La ampliación de capital del Valencia CF, en el alambre

Última junta de accionistas del Valencia. / Irene Marsilla

Meriton y Miguel Zorío están citados el próximo 8 de noviembre en un juzgado para un acto de conciliación. Los 100 millones que capitalizó Lim podrían volver a convertirse en un préstamo, lo que enmaraña la realidad económica del club

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La racha positiva del Valencia CF sobre el terreno de juego aparca otros debates vinculados al futuro económico. Al margen de las cuentas pendientes -pago de la multa de la UE, Porxinos, la sanción de Hacienda- en el corto plazo hay un asunto importante que puede condicionar las decisiones venideras del máximo propietario del club, Peter Lim. El 8 de noviembre, el dueño de Meriton y Miguel Zorío tienen una cita en el juzgado para un acto de conciliación tras la denuncia presentada por el exvicepresidente del Valencia por la ampliación de capital de 100 millones de euros.

Consecuencia

«¿Qué pasa si se anula la ampliación de capital?»

Meriton, la empresa de Peter Lim, pasaría a ser acreedora del Valencia por valor de 100 millones de euros. Este es el dinero que en un primer momento prestó el dueño del Valencia en forma de compra de jugadores -André Gomes, Rodrigo y Cancelo- y que luego convirtió en acciones para dominar el 82,33% de las participaciones de la sociedad.

Calificación de la deuda

«En caso de concurso, Lim cobraría el último»

Si se anula la ampliación y el Valencia entrara posteriormente en un concurso de acreedores, la deuda de Meriton sería calificada como crédito subordinado, es decir, cobraría el último. Al ser socio, no podría formar parte Meriton de la administración concursal, no tendría voto en la junta de acreedores y quedaría afectado por las mismas quitas y esperas que los créditos ordinarios. Además, vería extinguida cualquier garantía de la que fuera titular, como es la del derecho económico sobre los jugadores, que Meriton los tiene pignorados.

¿Qué persigue la demanda?

«Lim puede vender el 30% de sus acciones del club»

La denuncia que presentó Miguel Zorío contra la última ampliación de capital del Valencia perseguía, entre otras cuestiones, que Peter Lim no pudiera ampliar de manera considerable su porcentaje sobre las acciones del Valencia. El magnate de Singapur adquirió por 94 millones de euros el 70,06% de las participaciones tras comprar la parte de la Fundación del Valencia. Con la ampliación de los 100 millones de euros, que en un principio eran un préstamo de Lim al club, el propietario se hace con el 82,33% de la entidad. Un aumento en el porcentaje que le permitiría enajenar a un tercero el 30% de las acciones. Antes de la ampliación sólo podía enajenar el 19%.

Los acuerdos con Bankia, el principal acreedor del club, son muy claros para sostener los casi 200 millones de euros en créditos. Lim en ningún caso, como así está firmado, puede perder el 51% de las acciones del club. En el momento en el que lo hiciera, sin el permiso de la entidad, el Valencia estaría obligado a hacer frente al pago del préstamo en un máximo de treinta días.

¿Qué va a pasar?

«Si se tumba la ampliación el futuro es incierto en el club»

La incertidumbre reina sobre qué va a pasar con la denuncia presentada por el exvicepresidente del Valencia y máximo responsable de la plataforma crítica Marea Valencianista. Hay fuentes consultadas que afirman que el juzgado tumbará la ampliación de capital llevada a cabo por Peter Lim. Uno de los argumentos más sólidos que se esgrimen es que las cantidades tomadas con cargo a la línea de crédito no se hallaban vencidas. Marea Valencianista ha sido un frente de oposición a la gestión de Lim. Zorío, en la última junta de accionistas, apuntó que Lim debería ser el que pagara la multa de la Unión Europea, algo que Bruselas no consideró tras una pregunta impulsada desde Compromís. La próxima junta de accionistas del Valencia se prevé intensa.

Fotos

Vídeos