Alemany sosiega a las peñas

Los distintos estamentos del Valencia estuvieron representados ayer en la Convención de Peñas. / lázaro de la peña/vcf

Murthy se lleva algún silbido en su estreno en la Convención aunque termina ovacionado al anunciar acercamientos entre plantilla y afición El director general del Valencia garantiza fichajes de «calidad diferencial»

LOURDES MARTÍ ALZIRA.

Más les vale a Anil Murthy y a Mateo Alemany que las baterías y la cobertura de sus teléfonos móviles no les fallen al menos hasta el próximo 31 de agosto. De hecho sería paradójico que les ocurriera cuando el patrocinador principal del Valencia es fabricante de estos terminales.

En la imparable cuenta atrás para el cierre de mercado no se puede estar 24 horas en los despachos trabajando. Ayer, por ejemplo con Murillo al caer, acudieron a la cita anual de la Convención de Peñas Valencianistas. Aunque es cierto que en Alzira coincidieron poco tiempo, cuando uno llegaba el otro ya casi se marchaba.

Alemany fue el último en aparecer en el acto que se celebra en Alzira pero también el representante del club, salvo Juan Cruz Sol y Voro, que más tarde se fue. El director general se quedó a comer junto al millar de peñistas que acudió. No fue un almuerzo tranquilo ya que el móvil no le dejaba de sonar. Al menos dejó el teléfono de lado durante unos minutos para dirigirse al público. Tomó la palabra y cuando intentaba argumentar el porqué del retraso de las nuevas incorporaciones un asistente le interrumpió y él le pidió calma: «Déjame terminar». «Vamos a fichar, vamos a fichar, y si lo hacemos en estas fechas es porque nuestro entrenador quiere lo mejor con jugadores que marquen las diferencias, no queremos fichar por fichar. El club no está para grandes dispendios, hay que defender el dinero, hay que pelear los fichajes». E insistió: «Van a llegar fichajes de calidad diferencial, no se arreglan las cosas en meses. Nos va a llevar un tiempo, seguro que el año que viene estamos mucho mejor».

El director general quiso explicar a los aficionados el Valencia con el que se topó nada más llegar: «Hace cuatro meses encontré una situación dura y emprendí un camino diferente pero no fácil». Después explicó los pasos que deben seguir para lograr revertir la situación: «Había que cambiar el club, la relación con los medios, aficionados, futbolistas, se dice rápido, pero no lo es. Estamos en el inicio del camino que tenemos la convicción que nos llevará al éxito. El siguiente paso era encontrar un entrenador, el líder de un proyecto y hemos acertado, lo hemos clavado, es el mejor que podíamos tener, estoy convencido».

Unas horas antes Murthy había tomado la palabra. El presidente escuchó algún que otro silbido. No es la primera vez que los peñistas muestran su malestar con él. En febrero pisó por primera vez la sede de l'Agrupació. Allí, en las entrañas de Mestalla y con el cargo de consejero ejecutivo algunos aficionados le reprocharon que se les había mentido y que los fichajes que se habían anunciado no llegaron. Él contestó con un: «¿Aparte de Prandelli quién ha dicho que iba a haber incorporaciones?», pese a la contundencia de la respuesta, no convenció a los asistentes a aquella cena. Murthy no empezó con buen pie su relación con los peñistas, pero su antecesora en el cargo tampoco ha dejado un buen recuerdo entre ellos. Hace justo un año, en el mismo escenario Layhoon Chan les decía aquello de que no querían «vender a Alcácer» cuando el ariete de Torrent estaba prácticamente haciendo las maletas. Así que se entiende la desconfianza de una afición que ya está harta de que le engañen.

Pero ayer, el discurso de Murthy les acabó convenciéndoles y le aplaudieron: «Pese a lo complicado del mercado, haremos un equipo muy competitivo de cara al inicio de la nueva campaña». También desveló que el club tiene pensado realizar actos para aproximarles: «Vamos a montar eventos junto a Fundación del Valencia y la Agrupación, los jugadores volverán a ir a la sede, pero haremos muchas más cosas».

El presidente llegó a Alzira junto a Marcelino García Toral, Carlos Soler y Neto. Los tres firmaron autógrafos y dedicaron palabras cariñosas a los asistentes a quienes les pidieron apoyo y les prometieron compromiso en un acto que sirvió para reconocer la trayectoria del exciclista Ángel Casero, a quien nombraron peñista de honor, y del Valencia Mestalla y el Femenino, estos dos por el gran trabajo de la última campaña. Sin embargo, el invitado con el que más seguidores quisieron fotografiarse fue el trofeo de campeones de la Liga Endesa que hace unos meses logró el Valencia Basket. El club taronja estuvo representado con Vicente Solà, quien agradeció el detalle y deseó prontos títulos para el club de fútbol.

Tampoco podía faltar Salvador González Voro, quien volvió a recibir el afecto de la afición y que en palabras a la radio oficial del club confirmó el discurso de Murthy y Alemany: «Van a llegar fichajes los últimos días de mercado. Equipo hay pero hay que reforzarlo».

Fotos

Vídeos